Los Wizards estuvieron contra las cuerdas pese a ir 20 arriba

La noche de ayer nos dejo otra vez un partido un partido de esos que se deciden en el último tiro. Fue el que enfrento a los Wizards frente a los Atlanta Hawks en la capital de los Estados Unidos, en el que pudimos ver las dos caras de ambos equipos en diversas fases del partido. Los Hawks comenzaron el último cuarto 19 abajo, y remontaron el partido igualando a falta de 10 segundos con un triple de Muscala, pero la última bola fue para Paul Pierce que se invento un tiro sobre tres defensores, que al igual que el de Derrick Rose de la noche anterior, golpeo en el cristal y se fue para dentro dando la victoria a los Wizards por 103-101 y poniéndolos 2-1 a su favor en la eliminatoria.

Los Wizards jugaron con la baja de John Wall lesionado en la muñeca, y parecían no echarlo de menos, no como Atlanta a Paul Millsap que comenzaba el partido desde el banquillo por un proceso gripal, del que se le veía bastante afectado físicamente. Al final del tercer cuarto los Hawks decidieron poner un quinteto plagado de jugadores de banquillo, con el fin de reservar a sus titulares, ya que el partido parecía decantado totalmente del lado capitalino, pero unas excelentes defensas acompañadas de unos ataques vertiginosos, obligaron a mantener el quinteto en pista ya que reducían la ventaja del marcador a pasos agigantados mientras los porcentajes de los Wizards se desplomaban.

Pero como decíamos al principio fue Paul Pierce el que decidió en un tiro de esos con más suerte que técnica, lo que hizo barrer la victoria hacía casa, ante los Hawks que como mínimo merecieron la prorroga por el desempeño de sus jugadores y la lucha que pusieron un partido en el que nunca se rindieron a pesar de haber tirado por la borda los tres primeros cuartos.

En el plano individual los más destacados fueron Jeff Teague con 18 puntos y 7 asistencias, y por parte de los Wizards el mejor en cuanto a números fue Otto Porter saliendo desde el banquillo y aportando 17 puntos y 9 rebotes. También hay que destacar la actuación de Dennis Schroder que lidero el ataque de los Hawks en el último cuarto, y anotó 18 puntos durante el encuentro. [BOXSCORE]

Paul Pierce da aire a los Wizards con una canasta sobre la bocina -  ESPN
Paul Pierce da aire a los Wizards con una canasta sobre la bocina – ESPN

 

Unos Warriors desconocidos caen frente a unos Grizzlies correctos

Los Grizzlies cogen ventaja en la serie y la ponen a su favor 2-1, frente a unos Warriors que tuvieron uno de sus peores días desde hace tiempo. La clave fueron los porcentajes de tiro, especialmente desde detras de la línea de tres puntos, desde donde solo consiguieron una serie de 6-26, incluso llegando a ver airballs del MVP de la temporada Stephen Curry. Al final la victoria para los de Marc por 99-89.

Otra de las claves del partido fue la pareja interior de los de Memphis, donde Marc Gasol y Zach Randolph secaron completamente a los interiores de los de Okland, sacándolos de la pintura y dominándolos completamente tanto en ataque como en defensa. A la vista esta que la pareja titular de los Warriors consiguieron entre ambos 8 puntos y 14 rebotes, frente a los 44 puntos y 23 rebotes que se embolsaron los de Memphis.

El partido se rompió ya en el segundo cuarto, cuando los Grizzlies cogieron su ritmo anotador e incrementaron su defensa sobre los tiradores de los de Steve Kerr, que como citamos anteriormente no tuvieron su noche en absoluto, teniendo que al final ganarse los punto con penetraciones, donde se encontraban a los hombres altos de Memphis que ponían todas las dificultades posibles.

En la faceta individual los mejores fueron Marc Gasol con 21 puntos y 15 rebotes y Zach Randolph con 22 puntos y 8 rebotes. Por parte de los Warriors como casi siempre Klay Thompson con 20 puntos y 8 rebotes y su hermano de batallas Sthepen Curry con 23 puntos y 6 asistencias.

[BOXSCORE]