Por primera vez en la historia, los primeros dos encuentros de las Finales NBA se decidieron tras una prórroga. La NBA vuelve a deleitarnos con sus mini-películas sobre el gran escenario del baloncesto estadounidense. A continuación, la mini-movie del segundo partido, protagonizado por LeBron James y su triple-doble pero también por la garra y lucha de Matthew Dellavedova, que doblegaron el universo colectivo de unos Golden State Warriors perdidos sin el mejor Stephen Curry. Los Cleveland Cavaliers empataron la serie, y el resultado audiovisual es, una vez más, formidable: