Las Finales NBA mantienen el espectáculo al rojo vivo. La NBA vuelve a deleitarnos con sus mini-películas sobre el gran escenario del baloncesto estadounidense. A continuación, la mini-movie del tercer partido, protagonizado por el de siempre, LeBron James y sus 40 puntazos y una vez más, por la lucha de Matthew Dellavedova. Ambos volvieron a liderar la victoria de los Cleveland Cavaliers, la primera en casa en unas Finales NBA en más de 45 años. Los Golden State Warriors volvieron a quedarse sin la mejor de Stephen Curry, hasta que despertó en el último cuarto para dar emoción al partido: