Hablar de finales de la NBA es hablar de LeBron James. El Rey que desató dudas por aquí y por allá ha cerrado cualquier resquicio de duda: sí, es una leyenda y sí, sigue estando allí cuando todo está en juego. Los Cleveland Cavaliers batieron por 87-113 a los Toronto Raptors y volverán a luchar por el anillo, la sexta vez consecutiva que LeBron pisa el mayor escenario del baloncesto norteamericano.

Los Cavs volvieron a tirar de triples para apabullar al rival, que esta vez se quedó sin respuesta a pesar del aliento de la grada en Canadá. Ya en el primer cuarto, los visitantes marcaron el territorio con un parcial de 31-25, y en el segundo pusieron tierra de por medio con un 24-16 rumbo al 55-41 al descanso.

Solo Kyle Lowry, autor de 35 puntos, intentó cortar la sangría en un tercer cuarto en el que los de Ohio ya se habían escapado en el marcador.

Poco necesitaron LeBron y sus escuderos para sentenciar la eliminatoria. El Rey lideró la contienda con 33 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias, pero de nuevo volvió a disfrutar de una compañía de élite, algo que a estas alturas no tenía el curso pasado.

Kyrie Irving, con 30 puntos y 9 asistencias, y Kevin Love, que acabó con 20 tantos y 12 rebotes, recordaron que los Cavaliers que se quedaron cortos antaño les echaron de menos. En esta ocasión, el equipo liderado por el novato Tyronn Lue ha dejado bien claro que está listo para superar cualquier reto: ya sean los Thunder o, de nuevo, unos Warriors que llevan las de perder.

Los Raptors cerraron dando mala imagen la mejor temporada de la historia de la franquicia, ya que DeMar DeRozan pudo aportar algo de ayuda a Lowry con 20 puntos. El resto del equipo cometió errores defensivos infantiles y ningún otro jugador sumó en dobles dígitos. Los Cavs arrasaron y, como se esperaba, repetirán finales de la NBA.

La imagen

El dato

LeBron James encadena seis finales de la NBA consecutivas, pero no es el único que lo ha conseguido en los últimos 50 años; James Jones, su compañero de equipo, ha estado junto a él en todas ellas. Los Cleveland Cavaliers, además son el primer equipo en encadenar dos finales consecutivas con entrenadores diferentes.

La cita

Sé que nuestra ciudad lo merece, nuestros fans lo merecen”, declaró LeBron James al término del encuentro que puso el 4-2 en la eliminatoria. “Esto, sin embargo, no nos hace sentir que tenemos el derecho a ganar. Aún debemos salir allí y conseguir el anillo. Debemos salir y probar que lo merecemos”.

El Top 5