Los Golden State Warriors se adjudicaron el tercer punto de la serie ante los Portland Trail Blazers después de ganar en la prórroga por 132-125, en un encuentro en el que Stephen Curry, que volvía tras su lesión, volvió a dejar claro que a día de hoy, es el mejor jugador del planeta. El base se fue hasta los 40 puntos, 17 de ellos en la prórroga, haciendo imposible cualquier ofensiva de los Blazers por hacerse con el partido, y que tuvieron de nuevo a Damian Lillard como máximo anotador con 36 puntos.

Los Warriors fueron a remolque durante gran parte del encuentro, pero lo cierto fue que Curry tuvo en sus manos la pelota para evitar la prórroga. Hay quien incluso podría pensar que falló a posta para ofrecernos un gran espectáculo en el periodo adicional…

Wade

Por su parte, los Miami Heat también se llevaron en la prórroga el cuarto partido ante los Toronto Raptors por 87-94, y empatan la serie a dos. Es la tercera prórroga que se produce en cuatro partidos, algo que refleja la gran igualdad entre ambas franquicias.

Dwyane Wade completó una soberana actuación y se fue hasta los 30 puntos, mientras que en los Raptors, con Kyle Lowry (10 puntos) y DeMar DeRozan (9 puntos) algo discretos, Cory Joseph y Terrence Ross se fueron hasta los 14.

La imagen

El dato

Los 17 puntos anotados por Stephen Curry en la prórroga suponen la mayor puntuación obtenida por un jugador en el período adicional tanto en fase regular como en los Playoffs. Los Blazers anotaron 14 puntos, mientras que en el Heat-Raptors, entre ambos equipos consiguieron 15.

La cita

“Hubo un momento en que lo vi negro, pero no había que dejar de confiar en nosotros. Estaba cansado, pero sabía que todos los ojos estaban fijados en mi”, admitió Dwyane Wade tras el partido en el que consiguió 30 puntos que sirvieron para darle a los Heat el segundo punto en las semifinales de conferencia ante los Raptors.

El Top 5