Las espadas por todo lo alto! No hubo sorpresas, a pesar de que anduvieron cerca, y ya ha llegado el gran día. La madrugada del jueves al viernes dará comienzo el mayor espectáculo que, al menos nosotros, deseamos ver sobre la tierra. Las finales de la NBA han vuelto un año más cargadas de emoción, nervios y, sobre todo, superestrellas.

[Horarios y televisión]

Los Golden State Warriors dejaron atrás a los Chicago Bulls de Jordan, Pippen y compañía para conseguir el mejor récord de temporada regular de la historia de la liga pero eso no te da derecho al anillo por sí solo: el camino ha sido duro, entre las lesiones del MVP Stephen Curry y la forma en la que dos bestias de Oklahoma les han plantado cara, los de Oakland van a llegar a las finales con un poco más de miedo.

Pero el miedo es bueno y sino que se lo cuenten a LeBron James, que hace ya años que cogió todo su miedo y lo convirtió en un arma letal que destroza oponentes y equipos allá por donde va para fortuna de unos Cleveland Cavaliers que pisan fuerte.

Previa-Finales-NBA-2016

Playoffs-2016-Finales-NBA-Warriors-Cavaliers

(1) Golden State Warriors vs. Cleveland Cavaliers (1)
 Precedentes en Playoffs: 1-0 para los Warriors en las pasadas finales.
Enfrentamientos en Regular Season: 2-0 para los Warriors.
CLAVES: Cansancio y factor cancha

Las sensaciones ahora mismo son claramente favorables a Cleveland, más allá de los precedentes, que indican lo contrario; llegar a estas finales con todos los efectivos disponibles y mucho más descansados que su rival les supone una oportunidad maravillosa de romper el gafe, ya que el año pasado el físico resultó decisivo. Por supuesto, ni así podemos hablar de superioridad manifiesta por parte de los de Ohio.

Golden State llega también con una inercia exquisita tras remontar un 3-1 en las finales del Oeste, es cierto que la frescura no acompaña pero sus espectaculares números como local a lo largo del curso hacen muy difícil pensar que pueda perder más de un asalto en la bahía… y tienen la ventaja de campo.

Otro aspecto favorable a los actuales campeones será Andre Iguodala, MVP de las Finales de 2015 y primer contratiempo serio para LeBron James en esta postemporada. Dudo mucho que un séptimo partido en Oakland vaya a decantarse del lado visitante, de modo que si los Cavs pretenden ganar deben espabilar y romper el factor cancha lo antes posible.

Finales-NBA-2016-Curry-LeBron-James

Los playoffs de la franquicia de Ohio han sido (casi) un paseo. Ningún equipo consiguió sacarle una sola victoria hasta que los Raptors llegaron para plantarles cara en las finales de la Conferencia Este. E incluso así, la sensación de superioridad de James, Love e Irving sobre el resto de quintetos a los que se han enfrentado es abrumadora. Si no funciona uno, es el otro quien se echa el equipo a la espalda.

Hasta ahora, esa era una de las ventajas también para los Warriors, pero ante los Thunder la segunda unidad se mostró más débil que nunca. Steve Kerr deberá trabajar bien en recuperar a los secundarios, que pese a su papel reducido son vitales para, con apenas dos o tres destellos por encuentro, dar aliento a Curry y Thompson.

Comparado con el precedente del año pasado, los Cavs tienen incluso balas extras en la recámara: si resulta que el ‘Big Three’ tiene un mal día, aparece por ejemplo un Channing Frye pletórico para ser el máximo anotador en unos Cavaliers que aspiran a todo. Por primera vez en toda la temporada algunas casas de apuestas dan a la franquicia de Cleveland como favorita a ganar el anillo, y seguro que muchos aficionados creerán lo mismo tras ver el arduo camino de los teóricos favoritos en el Oeste.

Finales-NBA-2016-Irving-Love

Un hecho curioso es el nuevo estilo de los Cavs, que han sabido jugar mucho en el perímetro para quemar a sus rivales. En cierta manera, podríamos decir que han encontrado un estilo que les acerca mucho más a los Warriors. El año pasado fueron a endurecer el juego y utilizar el físico —y confiar en LeBron, por supuesto— para lograr sus dos triunfos en las finales. Esta año, no está claro que vayan a ir por el mismo camino, y más cuando antaño no les dio resultado.

Cualquier cosa puede pasar en unas finales y cualquiera puede ganar. El MVP frente al mejor jugador de la última década. El mejor equipo de temporada regular de la historia frente a uno que ha estado cerca de batir todas las marcas de la historia de los playoffs. LeBron, con sus sextas finales consecutivas, no se esconderá y volverá a intentar su asalto al trono pero este año, el Rey no estará solo.

Y en los Warriors tampoco lo estará Steph. Klay Thompson y Draymond Green —quizás el factor X tras la polémica y el bajón de rendimiento ante los Thunder— han despertado a tiempo para conseguir que Oklahoma no les mandara de vacaciones antes de lo previsto y están listos para pelear.

Las cartas están sobre la mesa, los jugadores calentando en la banda y los aros listos para ver entrar los balones. Y nosotros, nosotros estamos listos para volver a disfrutar del espectáculo de las finales NBA.

Los pronósticos del equipo NBAesp:

 Raúl Velasco: 2-4 / Pedro Molina: 3-4 / Martín Santana: 4-3 / Marc del Río: 4-2 / Guille Álvarez: 4-3