Previa Finales NBA 2017: El desempate

Llegó el día.

 

Tras siete meses de competición vuelven las finales de la NBA. Es imposible no sentir ese gusanillo siempre que la última eliminatoria llega, incluso si tu equipo está ya de vacaciones. Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers se dan cita con la historia, una vez más. Si, así es, se repite la misma final que en 2015 y 2016 entre dos equipos que ya tienen su hueco en las enciclopedias. Hace dos años el triunfo fue para los de la bahía de Oakland y la temporada pasada, en cambio, LeBron se aseguró de llevar el triunfo a Ohio.

 

nba-the-finals-2017-golden-state-cleveland-previa
the-finals-2017-warriors-cavaliers
(1) Golden State Warriors    Cleveland Cavaliers (2)
(1-1 en temporada regular)
Precedentes en Playoffs: 1-1 en las Finales NBA
CLAVES: Tristan Thompson + humanizar a LeBron
Cuando empezó la temporada, tras la incorporación de los Warriors del que probablemente sea el segundo mejor jugador de la liga, Kevin Durant, muchos dimos por campeones a los californianos. Pero la vida es más complicada que eso, sobre todo si LeBron está en ella. Se ha “reservado” en temporada regular y digo reservado porque los Cavs dejaron dudas y ni siquiera consiguieron la primera plaza del Este. Pero llegados los Playoffs, Cleveland y Golden State se han plantado en las finales con un 12-1 y 12-0 a favor, respectivamente, en sus series de postemporada. Vaya liga tan aburrida, diréis. Parece el Madrid y el Barcelona de toda la vida, diréis. Sí, pero de los cuatro a siete partidos que vamos a tener ahora no los encontrarás en ninguna otra parte. 

Por un lado Golden State, equipo hecho por y para ganar. Los de California cuentan con el papel de favoritos, obvio teniendo en cuenta que a su plantel del año pasado han sumado a Durant. Thompson ha pasado ligeramente a segundo plano, pero sigue siendo esencial. Curry no ha metido mil millones de triples, pero sigue siendo capaz de reventar un partido. Y Green, bueno, Green sigue siendo el termómetro de estos Warriors. Si Draymond está metido en el partido y tiene la cabeza amueblada, los Warriors se llevan esto en cinco partidos. La llegada de Durant no hace más que añadir peligro a una fórmula letal que perdió las finales el año pasado, que de hecho se las entregó a LeBron tras malograr una ventaja de 3-1. Veremos la fortaleza mental de esta temporada.

 

En frente los Cavaliers. O los LeBroniers. Como cada uno prefiera. Sin mucha diferencia respecto al año pasado, si que es verdad que han hecho fichajes estratégicos y, a mi parecer, excelentes. La llegada de Kyle Korver fue una jugada maestra, un tirador excelso para un sistema en el que juega LeBron siempre es un acierto. Deron Williams, experiencia y calidad para dar esos 10 minutos de descanso a Kyrie Irving cada noche. Pero el mejor fichaje ha sido conseguir que Love se sienta pieza importante del equipo. No sólo que lo sienta, sino que lo sea. El ex-bruin será fundamental en la serie una vez que los Warriors pongan su quinteto pequeño, y habrá que ver qué tal aguanta los emparejamientos en defensa.

 

Existen varias claves en estas finales pero merece la pena destacar dos en cada equipo por encima del resto. Sólo me limitaré a decir que LeBron no es una clave, porque es una constante: cuento con que hará una actuación histórica. Así pues, el hombre clave para los Cavaliers es Tristan Thompson. Va a tener que coger más rebotes que en toda la temporada si los de Ohio quieren tener opciones. Va a tener que aguantar emparejamientos desfavorables en defensa. Va a tener que ser el amo y señor de la zona de Cleveland. En definitiva, por sus manos (y problemas de faltas) pasan muchas de las opciones de repetir anillo, quizás más que por las manos de Irving. Irving es la otra clave de los Cavs. Si está enchufado todo será más fácil. Sus finales del año pasado son para enamorarse una y otra vez, pero hace dos años entre lesiones y demás, no pudo rendir al 100%; sus compañeros le necesitan.

 

En los Warriors es más fácil. Con que 3 de sus 4 estrellas estén enchufadas deberían de tener la victoria al alcance de la mano. Y aún así, con LeBron enfrente, nunca es tan fácil. Draymond será clave y ya hemos explicado porqué, pero además de la defensa de Dray, Iggy y Durant deberían ser los otros hombres que se repartan la tarea de bailar con la más fea —en este caso James—. Será esencial. Si consiguen que LeBron solo haga partidos decentes y no de nivel Hall of Fame, el trofeo volverá a California.

 

¿Y qué nos queda a los aficionados? Pues disfrutar. Entre cuatro y siete partidos de auténtica locura, baloncesto, talento y espectáculo. Apenas quedan un par de semanas hasta que la NBA vuelva a bajar el telón durante el verano y más nos vale aprovecharlo. Olvidémonos de si odiamos a LeBron, o a Durant por supuesta traición, o a los Warriors por ganar todo. Solíamos disfrutar con la NBA independientemente de quien levantara el título; volvamos a hacerlo.

Los pronósticos de NBAesp

Martín Santana – GSW 4-2
Guille Álvarez – GSW 4-3

Los pronósticos de Timeout

Rapatam – GSW 4-2

 

Burlador – GSW 4-3

 

Kante – CLE 4-3

 

Señor Rama – CLE 4-3