El alero Chandler Parsons ha asegurado a su nuevo jefe, Mark Cuban, que será una de las piezas clave para que el equipo texano pueda volver a rendir al nivel esperado y ser un candidato al anillo. Así al menos lo ha dicho el mismo Cuban en una entrevista en Mavs.com.

“Sabes, lo que [Parsons] me dijo es que quiere venir y tener una temporada fenomenal y demostrar a todos que merece cada dólar que cobrará”, declaró Cuban. “Quiere ser un pilar para Dallas Mavericks. Ahí tiene su cabeza actualmente”.

Con tres años de contrato y 46 millones de dólares firmados, Chandler Parsons deber´ña hacer honor a las palabras de Cuban y estabecerse como primera espada en el ataque de los Mavs, debiendo superar los nùmeros de la temporada pasada con Houston: 16.6 puntos, 5.5 rebotes, 4.0 asistencias, 1.2 robos y 1.8 triples por partido.

Y por supuesto, deberá compenetrarse desde el inicio con la estrella principal de los Mavericks, el alemán Dirk Nowitzki, que a buen seguro conoce las virtudes de Parsons y le ayudará a integrarse con rapidez para que explote sus recursos.