Senegal

España se mide el sábado a Senegal, cuarto clasificado del Grupo B con dos victorias y tres derrotas, en Madrid. El cuadro de Juan Antonio Orenga ya conoce al conjunto africano, habida cuenta de que se midieron en la preparación en Gran Canaria.

En aquella ocasión España ganó sin apuros 88-49, dejando muy buenas sensaciones. Entonces sabíamos poco de Senegal: tan sólo que se trataba de un equipo físico, cuya estrella era el jugador de los Minnesota Timberwolves, Gorgui Dieng.
Con todo, de poco le valió el físico al cuadro africano; España arrasó en la pintura con Pau Gasol y Serge Ibaka como estandartes.

Sin embargo mañana España se enfrenta a una ‘nueva’ Senegal. Un conjunto que ha evolucionado durante el torneo y que tuvo en su victoria ante Croacia (75-77) su máximo triunfo. Senegal ha aprendido quizá lo más importante, a competir.

Los senegaleses, semifinalistas del pasado Afrobasket, tienen como principal baza su juego interior, donde sus tres piezas de referencia -Dieng, Ndiaye y Sene- cuentan con experiencia NBA.
De su capacidad atlética dependían casi todas las opciones de desbancar a Filipinas y a Puerto Rico para pasar de la fase de grupos, y lo lograron gracias a su victoria sobre el combinado croata.

Un día antes de vencer a Croacia, Senegal había vencido también a Puerto Rico (82-75). En la inauguración, el treinta de agosto, había perdido con Grecia. Y tras derrotar a Croacia sumó dos nuevas derrotas -ante argentina, la más sonada (46-81) y ayer ante Filipinas (79-81)-, resultados que no le han impedido pasar como cuarta clasificada.

Gorgui Dieng.

Senegal tiene en el center de los Wolves a su jugador de referencia y principal arma tanto ofensiva como defensiva. Un hombre de 211 centímetros que ha destacado contra todo pronóstico esta temporada en la NBA, cumpliendo sobradamente con las pocas expectativas depositadas en él y de paso construyendo un cuanto menos prometedor futuro en la liga americana.

Dieng

Dieng lidera a su Selección en puntos y rebotes, promediando hasta el momento en el Mundobasket 18 puntos por partido, 11.4 rebotes –segundo reboteador del campeonato-, 2 asistencias y 1.8 tapones.

La orquesta la dirige Xane D’Almeida, jugador con sobrada experiencia en la liga francesa, que promedia 5.6 asistencias –tercer máximo asistente del torneo-, y que además anota unos nada desdeñables 8.4 puntos por partido.
M. Faye, con un promedio de 11 puntos y 4 rebotes, y Ndoye, con 8.6 puntos de media, son otros de sus jugadores a tener en cuenta.

En definitiva, España se mide a un rival ante el que nada tiene que temer dado el altísimo nivel de juego que está mostrando. Sin embargo, vistas de cerca las armas más importantes de Senegal, nos damos cuenta de que refrenda con números esa vitola de equipo físico que desde el mes de agosto se le viene imponiendo. Con Gorgui Dieng al frente, y bajo la batuta de un interesante Xane D’Almeida, Senegal tiene pocas papeletas para mandar a la cuneta a España, pero al menos tiene motivos para creer en un futuro interesante en el baloncesto internacional.