“Hay un tipo con barba que parece un jugador creado por Fidel Castro en el 2K”. Es el tipo de reacción que genera el All Star, que convierte a todos aquellos que toca en estrellas. Esta era una descripción de twitter sobre el posado de Nikola Mirotic, que debutó con nota alta en el duelo entre los jóvenes de los Estados Unidos y el resto del mundo. Ganó el combinado internacional por 112-121 con 16 puntos, 4 rebotes, un tapón y una asistencia del yugoslavo.

NikolaMiroticFue la nota curiosa de la noche inaugural celebrada en el Barclays Center de Brooklyn. Mirotic saltó al parquet con su camiseta especial y en la espalda vistió la bandera de Montenegro, su lugar de nacimiento. El nacionalizado español explicó a las cámaras de TNT, en un aparte, que en verdad él es yugoslavo, ya que en 1991 la ciudad de Podogrica, su lugar de nacimiento, era todavía Titogrado, con nomenclatura comunista antes de la caída del régimen de Tito. Si hubieran puesto todas sus banderas, Mirotic podría haber reclamado hasta cuatro: la yugoslava, la serbia, la montenegrina y la española. Seguro que fue el jugador con más países, y quizás récord absoluto en la NBA.

Sí fue uno de los más destacados de la primera mitad, que concluyó con 14 puntos en cinco intentos sin fallo, 4-4 en triples. Terminó con 16 y 6-9 en tiros de campo en una segunda mitad más calmada para él. Flirteó con el MVP y consiguió presentarse al público estadounidense, que quizás dejará de considerarle un jugador personalizado por Fidel Castro en el último NBA 2K. No fue el único en confundir a la organización: Dennis Schroder jugó con la bandera de Alemania a sus espaldas pero fue presentado como griego. Qué cosas, esa geografía. [Estadísticas y vídeo-resumen]

El MVP del partido fue Andrew Wiggins, el rookie favorito para llevarse también el premio a novato del año más avanzada la temporada. Anotó 22 puntos que acompañó con 6 rebotes y 4 asistencias que combinó con algunos de los saltos más espectaculares de la jornada. Con los cuatro participantes del concurso de mates que se celebra esta madrugada, los aficionados pudieron ver un calentamiento a lo que está por venir hoy. Zach LaVine y Victor Oladipo, ambos con 22 puntos, fueron los más destacados en el bando de los Estados Unidos.

A domicilio, los rookies y sophmores mundiales demostraron que el talento internacional tiene poco que envidiar al local. Eran favorito y lo confirmaron sin despeinarse en otra pachanga más del All Star. Pocos alicientes y algunas curiosidades, el balance habitual de la jornada inaugural del fin de semana de las estrellas.