Una eliminatoria que pasará a la historia

Después de 6 partidos de un nivel espectacular. Después de que el factor cancha pasase de un equipo a otro en diversas ocasiones. Después de que algún partido se decidiera en detalles cómo una interferencia ofensiva en el último segundo. Después de todo, la eliminatoria se resolvería a falta de 10 segundos y empate a 109 en un partido que pasará a la historia. Posesión para Clippers, en manos de un Chris Paul que, después de sufrir una lesión en los isquiotibiales de su pierna izquierda, después de volver a la cancha, de liderar majestuosamente a su equipo, se enfrentaba por enésima vez con el estigma de gran jugador que no ha ganado nada. Ataca el aro sobre una buena defensa de Green. Primer paso con la pierna derecha, segundo sobre su pierna lesionada. Ayuda de Tim Duncan. Extensión y tiro por elevación. El balón roza la yema de los dedos del mejor power forward de la historia. Tablero. Dentro. 111-109. Los Clippers pasan a Semifinales de Conferencia. La perfecta definición de los Playoffs. Una épica victoria que desataba la locura en el Staples Center.

El partidazo de anoche se recordará durante años. Ceder medio segundo en defensa era ceder una canasta. La ejecución y la concentración daban cuenta de lo que significaba este partido para los dos equipos. Unos Spurs contra las cuerdas, supieron contestar la superioridad física de los Clippers y consiguieron las primeras ventajas. Pero los de Doc Rivers no dieron su brazo a torcer, ni siquiera con el batacazo emocional de ver a su base titular retirarse al vestuario a causa de un pinchazo en los isquios de su pierna izquierda. Ninguno de los dos equipos cedió diferencias importantes, quizás también por los dos enormes entrenadores de los dos equipos. Pops y Doc, Doc y Pops. Dieron un clínic de dirección táctica, de motivación y de capacidad de implicación de sus jugadores. La igualdad se mantuvo durante todo el choque, lo que provocaba un incremento de la tensión de los jugadores y de los aficionados directamente proporcional al paso de los minutos. Quizás el que una eliminatoria como esta se tenga que decidir en el último segundo sea injusto para el vencedor o, quizás es que la Regular Season ha sido injusta emparejando en primera ronda a estos dos equipazos.

Chris Paul y Blake Griffin. Los Clippers están en Semifinales de Conferencia. Photo: nba.com
Chris Paul y Blake Griffin. Los Clippers están en Semifinales de Conferencia.
Photo: nba.com

Ante semejante espectáculo colectivo se hace injusto destacar individualidades, excepto una. Chris Paul demostró estar listo para llegar al límite en Playoffs. Anotó 27 puntos y repartió 6 asistencias, liderando a sus Clippers y quitándose etiquetas que llevaba clavadas desde hace años. También destacar a Blake Griffin, pues aunque pocos lo recuerden, se marcó un triple-doble con 24 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. Pero es que los triples de Barnes y Reddick, la aportación del que para muchos otros sigue siendo el mejor sexto hombre, Jamal Crawford y la intimidación de DeAndre Jordan, que apenas pudo jugar en el último cuarto (lo que sufrió su equipo en el rebote no tiene nombre) por el hack-a-DeAndre, también ha contribuido a que los Clippers avancen a Semifinales de Conferencia.

Tim Duncan postea ante DeAndre Jordan Photo: nba.com
Tim Duncan postea ante DeAndre Jordan
Photo: nba.com

Don Tim Duncan, cómo siempre ha hecho en los momentos importantes, fue la punta de lanza de los Spurs. Con 39 primaveras anotó 27 puntos y capturó 11 rebotes, cargando sobre sus espaldas a un equipo que, quizás, haya visto el fin de una era. Es posible que el Big Three por antonomasia, Parker, Ginobili y Duncan, disputase anoche su último partido. Suenan muchos rumores sobre posibles fichajes o retiradas, pero estos tres futuros miembros del Salón de la Fama merecen el mayor respeto por parte de todos los que aman el baloncesto y la NBA. Caen los campeones. Empieza la leyenda. [Boxscore]

Highlights del partido