Playoffs NBA 25/05: Harden evita la barrida

James Harden evita la barrida de Houston Rockets al derrotar en casa anoche a los Golden State Warriors y se mantienen vivos, aunque siguen contando con muy pocas opciones de acceder a las Finales de la NBA. Los texanos realizaron un sólido encuentro y con un imperial Harden se llevaron el partido para poner el 3-1 en la serie.

Harden evita la barrida. En esta jugada Ariza coge el balón ante la caída de Stephen Curry
Foto: ESPN

Es el cuarto partido a vida o muerte que juegan los Rockets en estos Playoffs tras los tres que disputaron ante los Clippers cuando iban perdiendo 3-1 en Semifinales de Conferencia; han ganado los cuatro.

El conjunto de Kevin McHale realizó un gran partido manteniendo siempre muy buenos porcentajes de tiro que le permitieron ir siempre por delante en el marcador. Con un inicio fugaz logrando 8/9 en triples en el primer cuarto, los locales lograron tomar una distancia considerable en el marcador en los primeros compases para acabar los primeros 12 minutos con 45 puntos, 23 por delante de unos Warriors incapaces de contrarrestar el acierto y la energía de unos Rockets que brillaron también a nivel defensivo.

En el segundo cuarto los problemas crecían para unos Warriors incapaces de reducir distancias y que se encontraban con una repentina caída de Curry en su defensa sobre Ariza. El golpe fue fuerte y la caída en posición extraña, y aunque mantuvo a Curry algunos minutos fuera de pista no tuvo más consecuencias afortunadamente. Al acabar el partido el propio Curry comentó que

No ha sido el choque más fuerte de mi carrera, pero sí el más terrorífico. Me ha parecido que pasaba muchísimo tiempo en el aire.

Curry tuvo que someterse a un test debido a su golpe en la cabeza, aunque los doctores determinaron que se encontraba apto para jugar y pudo volver a pista tras el descanso.
La única buena noticia para los Warriors en estos minutos fue el despertar de un Klay Thompson que activó su muñeca desde la línea de tres para dejar a los Warriors sólo 10 abajo. Harden logró un triple desde su propia pintura con la bocina sonando, pero los árbitros determinaron que estaba fuera de tiempo y con 59-69 en el marcador nos fuimos al descanso.

Los Warriors siguieron intentando reducir distancias en el tercer cuarto, mientras Stephen Curry se probaba en el túnel de vestuarios lanzando sprints. A su regreso los Rockets habían vuelto a consolidar su ventaja y Curry no fue capaz de ayudar a los Warriors de manera inmediata, aunque en el cuarto período volvió por sus fueros de MVP. Los Warriors bajaron varias veces la barrera psicológica de los diez puntos, pero siempre apareció algún jugador de Houston para apaciguar los ánimos, por lo general un James Harden que no quiso despedirse tan pronto de la temporada. Al final, los Rockets evitaron la barrida logrando la victoria por 115-128.

James Harden fue el mejor de los locales con 45 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias. Josh Smith agregó 20 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias y Howard añadió 14 puntos y 12 rebotes. Trevor Ariza sumó 17 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. 10 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias para Jason Terry y Terrence Jones agregó 14 puntos y 5 rebotes desde el banquillo.

Por parte de los Warriors el más destacado fue Draymond Green con 21 puntos, 15 rebotes, 4 asistencias y 5 tapones. Klay Thompson sumó 24 puntos y 3 rebotes y Stephen Curry añadió 23 tantos y 4 asistencias. Harrison Barnes aportó 14 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias y desde el banquillo aparecieron Andre Iguodala con 13 puntos, 7 rebotes, 3 robos y 3 tapones y Leandro Barbosa con 12 puntos.

Estadísticas del partido

Las mejores jugadas de la noche