Finales WNBA - Anna Cruz - Minnesota Lynx

Anna Cruz se convirtió ayer en la tercera española que conquista el baloncesto estadounidense. Tras Pau Gasol y Amaya Valdemoro, la base barcelonesa culminó su segunda aventura americana con el anillo de campeona de la WNBA. Las Minnesota Lynx se llevaron el quinto y definitivo partido de las Finales por 69-52 ante las Indiana Fever, su tercer título en el último lustro que han dominado gracias a la calidad de Maya Moore, a sus 26 años una de las mejores jugadores de la historia, y la aportación de la pívot Sylvia Fowles, que ayer guió a sus compañeras con un doble-doble (20 puntos y 11 rebotes) a la culminación del título.

El título conseguido de las Lynx, el tercero después de haber disputado cuatro Finales en las últimas cinco temporadas, es el primero que pueden celebrar en su propio campo, el Target Center de Mineápolis que se llenó con 18.933 personas para la celebración. “Nunca me había planteado lo que me está pasando. Lo único que he hecho es entrenar toda mi vida. Las cosas han ido sucediendo. He tenido la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno”, contaba Cruz antes de empezar la serie final en El País.

Anna-Cruz-Finales-WNBA-Minnesota-Lynx

Fowles se erigió en la gran figura al dominar de nuevo en el juego interior y liderar también la gran defensa que jugaron las nuevas campeonas de la WNBA. La aportación de Fowles, nombrada MVP de las Finales, tuvo mucho más valor al ver como la estrella del equipo, la alero Maya Moore, no tuvo su mejor día de cara al aro. Solo pudo anotar cinco puntos tras fallar 7-8 tiros de campo y 2-3 desde fuera del perímetro.

A pesar de no haber sido el factor ganador del equipo, Moore se convirtió en la primera deportista profesional en Estados Unidos que ha conseguido tres títulos de liga, un premio de Jugadora Más Valiosa (MVP) y otro de Novata del Año, en sus primeras temporadas. Con 26 años, su palmarés ya resulta único. Ninguna jugadora ni jugador en la WNBA, NBA o otras Grandes Ligas lo habían logrado. “Es como tener a Michael Jordan en el equipo. Posee muchísimo talento y una capacidad para anotar exagerada” decía Cruz sobre su compañera.

Junto a Fowles, que también aportó una asistencia, recuperó un balón y puso un tapón, la base Seimone Augustus fue la segunda máxima anotadora al conseguir 16 puntos. La ala-pívot Rebekkah Brunson surgió como el factor sorpresa al conseguir un doble-doble de 10 puntos (4-10, 0-0, 2-2), 14 rebotes, nueve fueron defensivos, dio dos asistencias, recuperó tres balones y puso un tapón.

Renee Montgomery y la española Anna Cruz aportaron nueve y cinco puntos, respectivamente, para ayudar también al triunfo de las Lynx, que se fueron al descanso con la justa ventaja de 27-21. Cruz, que jugó 20 minutos, anotó 2 de 4 tiros de campo, incluido un triple, capturó cuatro rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón. [Boxscore]

La veterana alero Tamika Catchings fue la líder del ataque del Fever al aportar un doble-doble de 18 puntos y 11 rebotes, en el mejor partido de las Finales que jugó, pero que no pudo salvar a su equipo ni darles el segundo título de campeonas.