Permanecíamos atentos al auncio de una decisión que parecía no llegar nunca, la derrota en las finales abría la puerta de par en par a la llegada de Kevin Durant a Golden State en la búsqueda del anillo, y finalmente así ha sido.

Estuvieron cerca los Clippers de convencerlo, Boston montó un paripé al más puro estilo americano y Oklahoma supo crear expectación con la llegada de Oladipo, sin embargo la decisión ya estaba tomada. Viendo ese contrato de 54.3 millones por 2 temporadas, siendo la 2ª opción del jugador, todo parece indicar que buscará ganar el anillo y una vez lo logre marchará en busca de un reto menos imperativo (coincidiendo además con la salida a la agencia libre de Russell Westbrook).

Este fichaje supone un impacto de dimensiones estratosféricas, un equipo que ya de por sí ha resultado demoledor con ese record histórico de 73-9, batiendo todas las marcas habidas y por haber en anotación y triples; me cuesta creer que este año vayan a repetir el hito, seguramente sobrepasen los 65 triunfos, pero ya han aprendido que no les conviene correr demasiado, y en lo que Durantula se adapta a la ‘Splash Family’… eso si, favoritos al título des del primer día. En cuanto a la plantilla, en las recientes horas se han anunciado dos salidas con destino a Dallas, la de Harrison Barnes por 4 años y 94 millones, y el traspaso del ‘aussie’ Andrew Bogut para dejar espacio salarial. Hecho que a su vez han aprovechado para fichar por una temporada y 2.9 millones al pívot Zaza Pachulia.

Siguiendo con esto y a falta de notícias sobre la renovación de Nowitzki, los Dallas Mavericks han empezado a mover ficha cerrando las renovaciones de Deron Williams1 temporada a razón de 10 millones, y el Ala-Pívot canadiense Dwight Powell, que se embolsará 37 millones en 4 años (el último opción del jugador). Además en las últimas horas se han hecho con los servicios de Seth Curry por 2 años y 6 millones a percibir.

No obstante, pocas horas después los Spurs llevaron a cabo una jugada maestra que también vuelve a ponerles en órbita pese al repentino cambio gravitatorio. Las notícias apuntaban a que Pau Gasol terminaría jugando en Oakland o Texas, tenía otras (y buenas) ofertas pero la prioridad era ser competitivo en la recta final de su carrera, y desde luego no ha podido elegir mejor, 30 millones por dos años. Había ganas de ver a Pau en San Antonio, se rodea de un grupo ganador, con un estilo muy europeizado y en el que los minutos se suministran de forma inteligente, ideal para un jugador de 35 años; eso a nivel personal, a nivel deportivo es otro canastón, un salto de calidad necesario e inmediato que vuelve a poner el asterisco en la herradura ‘Que nadie se olvide de los Spurs’. Todo apunta a una salida de Boris Diaw, aunque se ha especulado con una posible retirada de Tim Duncan, veremos.

En cuanto al resto de movimientos destacar los siguientes:

Seguimos sin novedades respecto a Dwayne Wade, aunque sabemos que tiene una oferta de renovación por parte de los Heat sobre la mesa, esta sería de 40 millones y 2 años.

La vuelta a la Costa Este el base Rajon Rondo, que firma con Chicago Bulls por 2 temporadas y 28 millones, excelente distribuidor de balones para un equipo desbocado en ataque, aunque dudo mucho que ello les valga para meterse en Playoffs a día de hoy.

El pívot jamaicano Roy Hibbert recala en Charlotte Hornets por un año a cambio de 5 millones.

Todo apunta a una posible vuelta de Lance Stephenson a Indiana, se están discutiendo los términos del acuerdo pero según parece podría hacerse oficial a lo largo del día.

La disciplina (nunca mejor dicho) de Sacramento Kings incorpora a sus filas a Matt Barnes por 2 temporadas y 12 millones, miedito me da ese tio en el mismo vestuario que DeMarcus Cousins.

Renueva Jamal Crawford con los Clippers. Los rumores lo situaban fuera de California, pero finalmente ha decidido quedarse por 42 millones y 3 temporadas, nos alegramos por ello.

Allen Crabbe firmará por 4 temporadas y 70 millones con los Brooklyn Nets después de que los Blazers hayan decidido no igualar la oferta.

Y finalmente terminamos con mis amados New York Knicks, que siguen haciendo los deberes con excelente caligrafía: llega Brandon Jennings por un año a cambio de 5 millones, y renueva una pieza defensiva clave como Lance Thomas por 4 temporadas a razón de 27 millones.