Demasiados Spurs para tan pocos Heat

TonyParkerSpursHeatGame4Lección aprendida para los San Antonio Spurs, que ganaron a los Miami Heat de forma cómoda y contundente (107-86) por segunda noche de Finales NBA consecutiva. Demasiados Spurs y muy pocos Heat en una paliza de principio a fin, en la confirmación de que los recursos de los que dispone Gregg Popovich (incluido él mismo) son mucho mejores y mayores de los que disfruta Erik Spoelstra (incluido, claro, él mismo). Los Spurs aprendieron a no aflojar, a no permitir que Miami reviviera lo que ya estaba sentenciado en la segunda mitad. Así fue, ya que los Heat no bajaron de los dobles dígitos (y de la veintena) en casi la globalidad del segundo cuarto y posteriormente el segundo tiempo. Hacía más de un año que no repetían el sabor de la derrota de forma consecutiva en la postemporada.

Como un engranaje perfecto, pensado para triturar al rival con porcentajes de vértigo en ataque y al mismo tiempo convertir en un martirio las respuestas en defensa, los Spurs atropellaron a unos Heat sobrepasados ante su público. Nada funcionó más allá de LeBron James, que con 28 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias demostró que solo no se va a ninguna parte. No fue culpa suya, sino de unos Heat que son menos equipo y más viejos respecto el pasado curso. Ni Wade, ni Bosh ni el resto estuvieron acertados.

LeBronLeonardDuncanEl mayor mérito, claro, es de San Antonio. Equilibrados hasta límites insospechables, los Spurs dieron otra exhibición de trabajo en equipo. Liderados por los 20 puntos y 14 rebotes de Kawhi Leonard –un escándalo de jugador que rinde defendiendo a LeBron sin perder concentración a la hora de producir–, los Spurs no miraron atrás después del 26-17 de parcial en el primer cuarto. Tony Parker aportó 19 puntos y su batuta invisible pero, viendo lo que les falta a los Heat precisamente, muy necesaria. Danny Green (9) apareció con cuentagotas en el arranque, cuando más le necesitaron, y Tim Duncan (10) más de los mismo. El veterano ala-pívot, legendario, consiguió de paso el récord de minutos y dobles-dobles en la historia.

Patty Mills fue la chispa necesaria que permitió conservar la amplia ventaja después de los vestuarios. El australiano concluyó con 14 puntos y 2 asistencias, con 4 triples anotados de 6 intentos que llegaron en los pocos momentos que Miami busco sin éxito la resurrección. Muertos, aguantaron el chubasco de los Spurs hasta el bocinazo final. 25 a 13 en asistencias, 44 a 27 en rebotes y un impepinable 57.1% a 45.1% en porcentaje global de tiros. Sin el resultado a veces es sencillo saber lo ocurrido, como ayer.

Los hechos reflejan que mucho deberán cambiar las cosas, y que Miami deberá ganar tres partidos consecutivos para repetir anillo y escribir su dinastía. Se antoja difícil ante unos Spurs que han demostrado ser más y mejores, claro ejemplo de ello Boris Diaw, capaz de aportar 8 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias en el Game 4. Ante unos Spurs que aprendieron del duro golpe Allenesco el año pasado y que ahora no muestran ni una pizca de piedad. La vendetta está muy cerca, pero deberán confirmarlo, cuanto antes, en casa.

San Antonio Spurs 107 – 86 Miami Heat

Miami Heat: Chalmers (4), Wade (10), LeBron James (12), R. Lewis (28), Bosh (2) –equipo inicial-; Ray Allen (8), Andersen (5), Battier (0), Cole (4), T. Douglas (0), Haslem (2), J. Jones (11) y Oden (0).

San Antonio Spurs: Parker (19), Green (9), Leonard (20), Duncan (10), Diaw (8) –equipo inicial-; Ginóbili (7), Splitter (6), Bonner (3), Mills (14), Joseph (2), Belinelli (4), Baynes (2) y Ayres (3).

Parciales: 17-26, 19-29, 21-26 y 29-26.

American Airlines Center de Miami. 19.900 espectadores.

Like Your Coffee Local? Here’s Why We Do Too…

cafelocal

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

El huracán Kawhi arrasa con los Spurs en Miami

Game3SpursHeatLos San Antonio Spurs se colocaron por delante de los Miami Heat (2-1) en las Finales de la NBA después de emanar un juego ofensivo casi perfecto en la primera mitad, aguantar los arrebatos locales y volver a golpearles en el último cuarto para navegar hacia un plácido triunfo final por 111-92. Los visitantes terminaron la primera mitad con un récord de porcentaje en tiros de campo único en la historia de unas finales, superior a un «76% que nunca jamás volveremos a conseguir en una mitad», remarcó Popovich.

Los Spurs lideraron al descanso por 71-50, con un espectáculo ofensivo que rozó por momentos la perfección. Iniciaron el encuentro sin encontrar el error –41 a 25 de parcial en el primer cuarto– y abrumaron a Miami ante su público. En el segundo cuarto, llegaron al 90% de acierto, un 19-21 para arrancar que resultó, a pesar de los esfuerzos del rival, imbatible.

Como una máquina perfecta, los Spurs golpearon sin cesar a unos Heat más que correctos en ataque pero simplemente incrédulos en defensa. Vieron como Kawhi Leonard conseguía en la primera mitad los mismos 18 puntos que hasta ese momento había conseguido acumular en los dos encuentros previos de las finales. También vieron cómo el joven crack de San Antonio llegó a los 29 puntos en un brillante 10 de 13 en tiros de campo para liderar la victoria de los suyos. Huracán Kawhi, tempestad de los Spurs.

TeamEl temporal ofensivo barrió de un golpe a Miami, que disputó sin embargo una buena segunda mitad y en especial retó al rival en el tercer cuarto. A través de LeBron James y Dwyane Wade –ambos con 22 puntos–, redujeron una desventaja que llegó a los 25 tantos a los 10 en la reanudación. A partir de allí, tras un cuarto de 15 puntos, los Spurs recuperaron la calma para imponer con sobriedad su sistema colectivo y conseguir la victoria.

Boris Diaw fue otra vez más el mejor +/- en pista (+20), en la que fue su primera titularidad en los playoffs 2014. A Gregg Popovich le salió bien la jugada vistos los demoledores resultados. Felicitó uno por uno a los suyos tras la exhibición: a Tim Duncan por su temperamento traducido a 14 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias; a Danny Green por recuperar el esplendor en el tiro con 15 puntos en un 7-8 en tiros de campo sin usar su principal arma, el tiro exterior; a Patty Mills por su lucha en los momentos críticos, por tirarse al suelo y ser el primero en llegar a los balones divididos… Y a muchos más, pero sobre todo a Tony Parker, el verdadero líder de estos maduros San Antonio Spurs.

Con el partido decidido Popovich le retiró y le susurró –viva los micrófonos de las televisiones americanas, por cierto– «gran liderazgo, no anotaste 30 puntos, pero enorme liderazgo». Tony Parker (15 puntos) le respondió que era fácil, que todo fue «gracias a sus compañeros». San Antonio es puro baloncesto colectivo, uno de los mejores equipos de las historia y una exhibición de belleza sobre el parqué que además de elogios cosecha resultados que perdurarán en la historia de la NBA. De momento, en el 2014, tienen las riendas de su particular vendetta contra Miami.

Miami Heat: Chalmers (2), Wade (22), LeBron James (22), R. Lewis (14), Bosh (9) –equipo inicial-; Andersen (3), Ray Allen (11), J. Jones (0), Cole (8), T. Douglas (1), Battier (0) y Haslem (0).

San Antonio Spurs: Parker (15), Green (15), Leonard (29), Duncan (14), Diaw (9) –equipo inicial-; Bonner (2), Ginóbili (11), Mills (5), Splitter (6), Belinelli (3), Baynes (2) y Ayres (0).

Parciales: 25-41, 25-30, 25-15 y 17-25.

American Airlines Center de Miami. 19.900 espectadores.

How to Find Your Cities “Hidden Gems”

boston-detail

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

LeBron y Bosh roban la frescura a San Antonio

LeBronJamesGame2No hubo fallos técnicos y el AT&T mantuvo una refrescante temperatura ambiente que permitió ver el espectáculo igualado que privó la deshidratación y los calambres de LeBron James en el primer choque de las finales. El astro de Miami lideró a los Miami Heat a la victoria por 98-96 ante San Antonio y se reivindicó con 35 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias de leyenda. Los Spurs erraron en las jugadas clave de un encuentro que resultó tan igualado como apuntaban los pronósticos de estas finales. Bajo condiciones normales, ambos equipos estan capacitados para ganar. Quién falló menos y acertó más, incluido un despierto Chris Bosh en el último cuarto, consiguió empatar la eliminatoria.

Miami dio la sensación de controlar el ritmo durante la mayor parte del encuentro. Especialmente después de sufrir en el arranque ante la falta de inspiración de Dwyane Wade y LeBron James, tan solo compensada por Chris Bosh. El dinosaurio de Miami salvó en el primer cuarto lo que fue un festival de San Antonio, Tim Duncan y Tony Parker. Más tarde, en los últimos balones, Bosh tuvo la sangre fría para anotar un triple decisivo que adelantó 95-93 a los suyos a falta de un minuto. Mordaz, leyó la obstinación de los rivales para frenar a LeBron James en la penúltima posesión del partido y sorprendió a todos avanzando con el balón sin hacer caso a su jefe de filas, abriendo el agujero definitivo que permitió a Dwyane Wade –14 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y dos obras de teatro (flops)– sellar la victoria.

BoshauriusEl mérito, claro, no fue únicamente de Bosh. Lo fue también de unos Spurs menos automáticos y menos eficaces, que vieron como sus astros se coordinaban de forma intermitente. Tim Duncan –18 puntos y 15 rebotes– se deshinchó, Manu Ginobili se jugó más piedras de las normales a pesar de sus 19 puntos y Tony Parker no encontró el agujero a pesar de los 21 puntos, 7 asistencias y alguna que otra herida de guerra –léase una tontería en forma de codazo del errático Mario Chalmers– que se llevó para casa.

San Antonio no encontró el pase extra necesario, mérito partido entre la defensa de Miami y el espesor de los pupilos de Gregg Popovich. El jogo bonito no apareció como en el Game 1, en el que más allá del calor y los calambres, los Spurs se vieron siempre con más motivos y recursos que los Heat. Los de Florida encontraron en Rashard Lewis un bálsamo en forma de presencia defensiva y cañón inesperado en ataque. El que fuera All-Star en 2005 y 2009 recuperó algunas de sus mejores costumbres y terminó siendo el factor x del encuentro con 14 puntos y 3 triples. Chris Andersen en la pintura y Ray Allen (9 puntos), con cuentagotas, completaron el cartel visitante.

Todos los esfuerzos locales, tanto en el magnífico tercer cuarto ofensivo (34-35 de parcial) como en el resto, fueron inútiles ante la inspiración de LeBron James. Ni las eléctricas arrancadas de Patty Mills (8 puntos), ni la inteligencia de Boris Diaw ni los triples imposibles de Danny Green. Nada pudo con LeBron, que procuró descansar e hidratarse con mucho mimo –bien gestionado en esfuerzos por Erik Spoelstra–. La motivación sacó lo mejor de James, que empezó con 2 puntos y un 1 de 4 en tiros de campo el enfrentamiento. A partir de allí registró un 13-18 en tiros de campo, un pleno al tres en triples y un 4 de 5 en tiros libres. La traducción más llana, 35 puntos y el empate de las Finales de la NBA que ahora viajan a Miami para el tercer asalto.

Black & White List of “Most Underrated” Stores

boston-detail
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.