Los Warriors se quedan a un paso de la gloria

Los Golden State Warriors dieron un puñetazo sobre la mesa tras imponerse en el cuarto partido de las finales de la NBA por 108-97 a los Cleveland Cavaliers, y se quedan a una sola victoria de volver a revalidar el título. De hecho, el primer match-ball será en el Oracle Arena, ante su afición, en el que Curry y compañía tratarán de cerrar una temporada mágica y prácticamente irrepetible a la que solo le queda el broche de añadir un nuevo campeonato.

Tras el barrido que sufrieron en el tercer encuentro, en el que fueron superados por 30 puntos de diferencia (90-120), los pupilos de Steve Kerr salieron con otra mentalidad, y sobretodo, con una mayor intensidad que la ofrecida hace dos noches.

Pero sin duda, la clave del partido fue la aparición estelar de Don Stephen Curry. A la cuarta fue la vencida, y el base de Akron mostró el acierto exhibido durante toda la temporada, y triple tras triple, se encargó de castigar a unos Cavaliers incapaces de frenar al base de los Warriors. Curry se enfiló hasta los 38 puntos, con siete triples convertidos, además de repartir seis asistencias y capturar cinco rebotes. Klay Thompson (25 puntos) y Harrison Barnes (14 tantos) también contribuyeron a la causa con cuatro triples cada uno.

Curry Cavs 1

Por su parte, en los Cavs de Tyronn Lue, Kyrie Irving se fue hasta los 34 puntos, completando una gran actuación, mientras que ‘King’ James, que descansó menos de minuto y medio en todo el partido (46:34 en pista), anotó 25.

James no vivió una noche agradable, y estuvo envuelto en un par de polémicas. La primera, un enganchón con Draymond Green en la lucha por un rebote. El ala-pívot de los Warriors ya lo había buscado antes, pero tras la señalización de una falta doble por parte de los árbitros, ambos jugadores se encararon, en lo que supuso, el primer salto de chispas para LeBron.

La segunda acción, en la que también estuvo James como protagonista, tuvo como protagonista a Stephen Curry. Tras un saque de banda en el que Steve Kerr acabó pidiendo un tiempo muerto dada la dificultad del equipo por poner el balón en movimiento, Curry protestó a los árbitros la excesiva agresividad de James en su defensa. El ’23’ de los Cavaliers, lejos de irse al banquillo, no dudo tampoco en encararse con Steph, aunque la cosa no fue a más.

La frustración de LeBron era evidente, ya que los Warriors se volvían a adjudicar un nuevo triunfo por una diferencia abultada, y ante su afición, si Curry vuelve a tener el día, será muy difícil que él y sus Cavs priven a los de San Francisco de su segundo anillo consecutivo.

La imagen

El dato

Con la victoria de los Warriors, la franquicia ha superado el récord que tenían los Bulls de Jordan de la 95-96, en la que conseguieron 72 victorias en fase regular. Aquella temporada llegaron hasta las 87 sumando las de los Playoffs, algo que ya han superado los de San Francisco llegando a 88.

Por otra parte, los de Steve Kerr anotaron 17 triples en el partido, algo que nunca se había logrado en un encuentro de finales de la NBA. Además, el 3-1 no invita al optimismo de unos Cavs que están obligados a ganar tres partidos seguidos si quieren ganar el título. En las 32 ocasiones en las que un equipo ha ido perdiendo por 3-1 en la final, nunca se ha conseguido la remontada.

La cita

«Estoy de acuerdo con que compitamos, pero se ha pasado de la ralla con alguna de sus palabras. Me están dando mucho, pero los árbitros no lo ven así. Es duro jugar 46 minutos y sólo tirar 4 tiros libres», argumentó LeBron James tras el partido. Un LeBron que sin duda no acabó satisfecho con el nivel arbitral del partido.

El Top 5

Los Warriors hacen historia y remontan el 1-3 para repetir Finales NBA

Los Golden State Warriors consiguieron lo que pocos esperaban y se metieron en la final de la NBA tras derrotar en el séptimo y definitivo partido a los Oklahoma City Thunder por 88-96. El equipo de Kevin Durant y Russell Westbrook no supo aprovechar ninguna de las tres bolas de partido de las que dispusieron en la final del Oeste, perdiendo los tres últimos encuentros de manera consecutiva.

Arropados por el público que inundó el Oracle Arena, los jugadores de Steve Kerr empezaron algo dubitativos, quizá por la presión que conllevaba jugar el séptimo en casa. También había nervios y desacierto en el equipo de Oklahoma City, que llegó al descanso con una ventaja de seis puntos (48-42).

Pero en el tercer cuarto, los Warriors pusieron la quinta marcha, tanto en ataque como en defensa, y empezaron a decantar el encuentro, gracias a un descomunal Klay Thompson, que acabó el partido con 21 puntos y seis triples. Los de Kerr dejaron a los Thunder con 12 puntos en el tercer periodo.

En el último cuarto, la mejor versión de Stephen Curry, autor de 36 puntos, permitió disfrutar de acciones de pura magia, de fantasía, sólo al alcance del mejor base del planeta. Durant, que finalizó con 27 tantos, colocó a su equipo a tan sólo cuatro puntos, pero Curry no dejó que a su equipo se le escapara el encuentro, el título de campeón del Oeste, y el acceso a las finales por el anillo, donde esperan LeBron James y compañía en lo que será la reedición de las finales del curso pasado.

La imagen

El dato

Los Warriors se han convertido en el décimo equipo capaz de remontar un 3-1 adverso en Playoffs. De las 223 ocasiones previas en las que se había producido esta situación, únicamente nueve equipos habían logrado revertir la situación. Los últimos capaces de conseguirlo fueron los Houston Rockets, la temporada pasada, que en semifinales del Oeste, levantaron un 3-1 adverso a Los Angeles Clippers.

La cita

«Te das cuenta de lo complicado que es llegar aquí. Hemos de valorar el logro, y tratar de conseguir cuatro victorias más», explicó un Steph Curry que llega en plena forma a los duelos por el anillo.

El Top 5

Toronto vuelve a sacar lo mejor de unos Raptors que igualan la final del Este

Olía a 4-0 de Cleveland Cavaliers, pero lo cierto es que los Toronto Raptors han reaccionado, y anoche lograron su segunda victoria en las finales del Este después de imponerse en el Air Canada Center por 99-105 en el cuarto partido de las series.

El equipo que entrena Dwane Casey salió a por todas, y tomó la iniciativa del encuentro tras los primeros compases. El acierto de sus dos estrellas (Kyle Lowry 35 puntos y DeMar DeRozan 32) fue determinante para los canadienses. El rendimiento de ambos jugadores fue letal para unos Cavaliers en los que de nuevo, LeBron James con 29 puntos y Kyrie Irving con 26, fueron los mejores.

Los de Tyronn Lue cogieron las riendas del partido en el último cuarto gracias a dos acciones de Richard Jefferson y de Channing Frye, pero los Raptors, conscientes de que una derrota les dejaba contra las cuerdas, pegaron el acelerón final para acabar imponiéndose.

Ahora la serie vuelve a Cleveland, donde en los dos partidos disputados hasta el momento, no ha habido color. James y compañía intentarán acelerar el pase a la final del Campeonato, mientras que los Raptors tratarán de mejorar su imagen e intentar dar la campanada.

La imagen

El dato

LeBron James ha llegado a tope a los Playoffs. La estrella de Akron está dispuesto a jugarlo casi todo, y ante los Raptors, ‘King James’ jugó la friolera de 45 minutos y 48 segundos, o lo que es lo mismo, solo descansó cuatro minutos y 12 segundos en todo el partido.

La cita

Tras su gran partido, Kyle Lowry habló sobre la perseverancia que tiene que seguir el equipo para lograr meterse en la final por el anillo: «Hemos de seguir con la seguridad de que, si ellos nos golpean, nosotros también lo tenemos que hacer. Y si ellos nos dan tres veces, nosotros lo tenemos que hacer cuatro».

El Top 5


Los Cavaliers siguen a velocidad de crucero

Ya van 10 victorias consecutivas en Playoffs y parece que la racha no se va a quedar ahí. Los Cleveland Cavaliers volvieron a superar con autoridad por 89-108 a los Toronto Raptors en el segundo encuentro de las finales del Este, y se quedan a dos victorias de acceder a la final del campeonato.

Los de Tyronn Lue volvieron a salir con la quinta marcha puesta, y en la primera parte, ya dejaron el partido muy encaminado. Se fueron al descanso con 62 puntos, por 48 de los canadienses. En la segunda parte, James y compañía bajaron algo el ritmo y el encuentro fue más igualado, pero en ningún momento vieron  peligrar el encuentro con unas ventajas superiores a los 10 puntos, que al final acabaron siendo 18.

LeBron James volvió a activar el modo ‘King James’ para mostrarse imparable y cuajar un nuevo partidazo. El de Akron se fue hasta los 23 puntos, capturó 11 rebotes y también repartió 11 asistencias. Un triple-doble en plena final de conferencia, algo asequible para la estrella de los Cavs. Junto a James, Kyrie Irving se fue hasta los 26 puntos, y Kevin Love llegó a 19. Con estos tres jugadores a este nivel, parece muy complicado poderles plantar cara.

 

Por su parte, los de Dwane Casey, que mostraron más resistencia en el primer partido, se están encontrando con un rival sobrado de motivación, y al que parece complicado poderle meter mano por algún lugar. DeMar DeRozan anotó 22 puntos, y hasta tres jugadores llegaron a los 11 (Terrence Ross, Corey Joseph y James Johnson). Por su parte, Kyle Lowry volvió a estar discreto y se quedó con 10.

La imagen

El dato

Con el triple-doble conseguido por LeBron James ante los Raptors, ‘King James’ llega a la cifra de 15, y únicamente le supera Magic Johnson con 30 en partidos de Playoffs por el título. Además, con el 10-0 de su equipo, Tyronn Lue se ha convertido en el mejor entrenador debutante en unos Playoffs, superando el 9-0 de Pat Riley con los Lakers en el 82.

La cita

Tras superar a Shaquille O’Neal como cuarto máximo anotador en la historia de los Playoffs, y quedarse por detrás únicamente de Kobe Bryant, Kareem Abdul-Jabbar y Michael Jordan, James admitió estar orgulloso de poder inscribir su nombre junto al de otras leyendas en la historia de la Liga: «Es un orgullo para mi familia, mis fans y para mí ver mi nombre junto al de esos mitos».

El Top 5

Los Warriors recuperan sensaciones y empatan la final del Oeste

Los Golden State Warriors no se dejaron sorprender en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste, y superaron por un cómodo 91-118 a unos Oklahoma City Thunder que le aguantaron hasta el descanso al equipo dirigido por Steve Kerr. El parcial de 42-61 favorable a los de San Francisco en la segunda mitad, son la clara muestra de que los vigentes campeones de la NBA subieron la intensidad, tras el 49-57 con el que se llegó al entretiempo.

Tras la derrota en el primer partido, que les supone perder el factor cancha, los Warriors, liderados una noche más por Stephen Curry, salieron con la obligación de empatar la serie, ya que un 0-2 hubiera sido muy complicado de levantar. El base de Akron se fue hasta los 28 puntos, con cinco triples convertidos, y de nuevo en modo imparable para sus oponentes. Fue una noche en la que Curry estuvo bien acompañado por sus compañeros en anotación, ya que hasta otros seis jugadores llegaron a los dobles dígitos.

Por su parte, en los Oklahoma City Thunder, Kevin Durant (29 puntos) y Russell Westbrook (16), volvieron a ser los mejores, pero estuvieron demasiado solos en ataque. Serge Ibaka se quedó en tres puntos, mientras que Steven Adams (9) o Dion Waiters (8) estuvieron algo discretos.

Tras una gran igualdad exhibida en la primera mitad, el tercer cuarto supuso la ruptura del partido por parte de los Warriors, que ya pusieron la directa y dejaron el partido encarrilado. En el último cuarto, momento para los actores secundarios que permitieron liberar de minutos a la rotación inicial.

La imagen

El dato

Tras perder en el primer partido ante los Oklahoma City Thunder, los Golden State Warriors se rehicieron y lograron ganar en el partido siguiente. Esta situación se ha dado en todas las derrotas que ha sufrido el equipo a lo largo de la temporada. En otras palabras, los Warriors no saben lo que es perder dos partidos consecutivos. Tras derrota, el dato de victorias es de 12-0.

La cita

«Hemos respondido durante todo el año, ya sea después de duras derrotas o de victorias ajustadas. Volveremos a jugar con muchas ganas el próximo partido, es algo que hacemos todos los de este equipo», explicó Klay Thompson tras acabar el partido. El escolta anotó 15 puntos y repartió cuatro asistencias.

El Top 5

Los Cavaliers arrancan aplastando a los Raptors

La final de la Conferencia Este dio el pistoletazo de salida, y los Cleveland Cavaliers lograron el primer punto de la serie después de destrozar a los Toronto Raptors, a los que vencieron por un contundente 84-115. El equipo que dirige Tyronn Lue todavía no conoce la derrota después de nueve partidos, y lo que queda claro es que, con LeBron James a la cabeza, va a ser muy difícil poder batir a este equipo.

Precisamente el Rey anotó 24 puntos, una buena cifra en la que hay que tener en cuenta el gran acierto del alero de cara a canasta: lanzó 13 veces y convirtió 11 tiros, una cifra de acierto cercana al 85%, y que dejan claro que el de Akron tiene muchas ganas de anillo.

Otro de sus compañeros que también se encuentra a un gran nivel es Kyrie Irving, uno de los mejores bases de la competición, y que ante los Raptors, anotó 27 puntos y repartió cinco asistencias.

El encuentro apenas tuvo historia, y pese a que se enfrentaban primero y segundo del Este, el partido ya estaba muy decantado para los Cavs en el descanso (44-66).

Por su parte, los Toronto Raptors vieron como sus dos principales estrellas (DeMar DeRozan y Kyle Lowry) no tuvieron el día. El primero anotó 18 puntos en 35 minutos, mientras que el base de la franquicia canadiense volvió a tener una mala noche con el tiro (4 de 14 tiros de campo) y se quedó en ocho tantos. Otros como DeMarre Carroll (2 puntos) o Terrence Ross (4) tampoco tuvieron su mejor noche.

La próxima cita entre ambos equipos será la madrugada del viernes al sábado a las 02:30 hora española. Un partido en el que los Cavs intentarán quedarse más cerca de la final del Campeonato, mientras que los Raptros tratarán de oponer más resistencia que la mostrada en el primer asalto.

La imagen

El dato

El 11/13 de LeBron James en el tiro, con el consiguiente acierto del 84,6%, supone su mejor registro en un partido de postemporada. Además, es su tercera mejor marca de toda su carrera. Pese a que solo lanzó un triple a canasta que erró, James demuestra que llega en su mejor momento al tramo decisivo de la temporada.

La cita

«No tenemos complacencia en nuestra cabeza. Hemos ganado nueve partidos antes, 14, pero nosotros tenemos un objetivo, y hemos de hacer frente a las adversidades que vengan», explicó LeBron James tras el partido.

El Top 5