Previa Finales NBA 2017: El desempate

Llegó el día.

 

Tras siete meses de competición vuelven las finales de la NBA. Es imposible no sentir ese gusanillo siempre que la última eliminatoria llega, incluso si tu equipo está ya de vacaciones. Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers se dan cita con la historia, una vez más. Si, así es, se repite la misma final que en 2015 y 2016 entre dos equipos que ya tienen su hueco en las enciclopedias. Hace dos años el triunfo fue para los de la bahía de Oakland y la temporada pasada, en cambio, LeBron se aseguró de llevar el triunfo a Ohio.

 

nba-the-finals-2017-golden-state-cleveland-previa
the-finals-2017-warriors-cavaliers
(1) Golden State Warriors    Cleveland Cavaliers (2)
(1-1 en temporada regular)
Precedentes en Playoffs: 1-1 en las Finales NBA
CLAVES: Tristan Thompson + humanizar a LeBron
Cuando empezó la temporada, tras la incorporación de los Warriors del que probablemente sea el segundo mejor jugador de la liga, Kevin Durant, muchos dimos por campeones a los californianos. Pero la vida es más complicada que eso, sobre todo si LeBron está en ella. Se ha «reservado» en temporada regular y digo reservado porque los Cavs dejaron dudas y ni siquiera consiguieron la primera plaza del Este. Pero llegados los Playoffs, Cleveland y Golden State se han plantado en las finales con un 12-1 y 12-0 a favor, respectivamente, en sus series de postemporada. Vaya liga tan aburrida, diréis. Parece el Madrid y el Barcelona de toda la vida, diréis. Sí, pero de los cuatro a siete partidos que vamos a tener ahora no los encontrarás en ninguna otra parte.Por un lado Golden State, equipo hecho por y para ganar. Los de California cuentan con el papel de favoritos, obvio teniendo en cuenta que a su plantel del año pasado han sumado a Durant. Thompson ha pasado ligeramente a segundo plano, pero sigue siendo esencial. Curry no ha metido mil millones de triples, pero sigue siendo capaz de reventar un partido. Y Green, bueno, Green sigue siendo el termómetro de estos Warriors. Si Draymond está metido en el partido y tiene la cabeza amueblada, los Warriors se llevan esto en cinco partidos. La llegada de Durant no hace más que añadir peligro a una fórmula letal que perdió las finales el año pasado, que de hecho se las entregó a LeBron tras malograr una ventaja de 3-1. Veremos la fortaleza mental de esta temporada.

 

En frente los Cavaliers. O los LeBroniers. Como cada uno prefiera. Sin mucha diferencia respecto al año pasado, si que es verdad que han hecho fichajes estratégicos y, a mi parecer, excelentes. La llegada de Kyle Korver fue una jugada maestra, un tirador excelso para un sistema en el que juega LeBron siempre es un acierto. Deron Williams, experiencia y calidad para dar esos 10 minutos de descanso a Kyrie Irving cada noche. Pero el mejor fichaje ha sido conseguir que Love se sienta pieza importante del equipo. No sólo que lo sienta, sino que lo sea. El ex-bruin será fundamental en la serie una vez que los Warriors pongan su quinteto pequeño, y habrá que ver qué tal aguanta los emparejamientos en defensa.

 

Existen varias claves en estas finales pero merece la pena destacar dos en cada equipo por encima del resto. Sólo me limitaré a decir que LeBron no es una clave, porque es una constante: cuento con que hará una actuación histórica. Así pues, el hombre clave para los Cavaliers es Tristan Thompson. Va a tener que coger más rebotes que en toda la temporada si los de Ohio quieren tener opciones. Va a tener que aguantar emparejamientos desfavorables en defensa. Va a tener que ser el amo y señor de la zona de Cleveland. En definitiva, por sus manos (y problemas de faltas) pasan muchas de las opciones de repetir anillo, quizás más que por las manos de Irving. Irving es la otra clave de los Cavs. Si está enchufado todo será más fácil. Sus finales del año pasado son para enamorarse una y otra vez, pero hace dos años entre lesiones y demás, no pudo rendir al 100%; sus compañeros le necesitan.

 

En los Warriors es más fácil. Con que 3 de sus 4 estrellas estén enchufadas deberían de tener la victoria al alcance de la mano. Y aún así, con LeBron enfrente, nunca es tan fácil. Draymond será clave y ya hemos explicado porqué, pero además de la defensa de Dray, Iggy y Durant deberían ser los otros hombres que se repartan la tarea de bailar con la más fea —en este caso James—. Será esencial. Si consiguen que LeBron solo haga partidos decentes y no de nivel Hall of Fame, el trofeo volverá a California.

 

¿Y qué nos queda a los aficionados? Pues disfrutar. Entre cuatro y siete partidos de auténtica locura, baloncesto, talento y espectáculo. Apenas quedan un par de semanas hasta que la NBA vuelva a bajar el telón durante el verano y más nos vale aprovecharlo. Olvidémonos de si odiamos a LeBron, o a Durant por supuesta traición, o a los Warriors por ganar todo. Solíamos disfrutar con la NBA independientemente de quien levantara el título; volvamos a hacerlo.

Los pronósticos de NBAesp

Martín Santana – GSW 4-2
Guille Álvarez – GSW 4-3

Los pronósticos de Timeout

Rapatam – GSW 4-2

 

Burlador – GSW 4-3

 

Kante – CLE 4-3

 

Señor Rama – CLE 4-3

Playoffs 2017: Previa Finales de la conferencia Oeste

¡Habemus finales del oeste! Y pese a todo lo que ha pasado, al final, son las que se esperaban. Golden State Warriors esperaba rival desde hace varios días tras deshacerse de Utah por 4-0 en su semifinal (hicieron lo propio con Portland en primera ronda) y los de Oakland no han hecho más que frotarse las manos al ver como la serie entre Houston Rockets y San Antonio Spurts se alargaba más de lo que ambos equipos hubieran querido. Tras seis encuentros que nos han dado la mejor eliminatoria hasta ahora de estos Playoffs, los chicos de Gregg Popovich se supieron sobreponer a la baja de Tony Parker (no volverá a vestirse de corto esta temporada) y a la de Kawhi Leonard en el sexto partido.

golden-state-warriors-san-antonio-spurs-finales-2017

(1) Golden State Warriors 4 – 2 San Antonio Spurs (2)
(2-1 para los texanos en temporada regular)
Precedentes en Playoffs: 1-1 (SAS, semis 2013; GSW, 1ª ronda 1991)
CLAVES: Descanso y forma física, juego exterior y Big-Three de GSW

Los de la bahía en cambio han disfrutado sobre la cancha. Han jugado 8 partidos y los han resuelto con una facilidad pasmosa. Al equipo que ya fue campeón del oeste el año pasado se le ha sumado Kevin Duranty eso se nota, claro. A pesar de que la baja de Steve Kerr puede suponer un obstáculo importante de cara al anillo, de momento no ha pesado sobre la plantilla en su camino a las Finales NBA. Su mayor ventaja reside en que incluso si una de sus estrellas tiene un mal día, tienen otros tres jugadores que pueden ganarte un partido. Draymond Green sigue siendo el termómetro del equipo de San Francisco y Klay Thompson se ha convertido en un ejecutor silencioso mientras Steph Curry y Durant acaparan la mayoría de los focos. Lejos de importarle, ha abrazado su nuevo rol para que la máquina de matar de los Warriors funcione a toda potencia.

En frente los Spurs; los eternos candidatos. Popovich lo ha vuelto a hacer, ha conseguido llevar a una plantilla sin Timmy hasta la finales del Oeste. El recital defensivo del último partido de la serie contra Houston (después de la reprimenda pública en rueda de prensa tras el encuentro anterior) es para ponerlo una y otra vez en los clínics de baloncesto de todo el mundo. Incluso sin Kawhi, piedra angular del proyecto de Gregg, y con la baja de Parker, que ya no podrá ayudar más a sus compañeros en lo que resta de temporada, los Spurs han conseguido dar la cara y eliminar a Harden y compañía con cierta solvencia y sin necesitar un séptimo partido a cara o cruz.

Ginóbili parece estar viviendo una segunda juventud. O su decimoséptima, quién sabe. Con las ganas de Patty Mills, Dedmon o Murray, la segunda unidad de San Antonio ha dado una lección de que no por ser suplente eres peor que el resto. Incluso Pau Gasol está haciendo algunas de las mejores actuaciones de los últimos años. Sí, más allá de la bronca de coach Pop de hace unos días.

En definitiva, nos esperan unas finales del Oeste de infarto. La lógica dice que ganarán los Warriors, un equipo hecho por y para la victoria. Pero a Popovich y los suyos la lógica les hace reír y poco más. Llevan desafiando a la lógica demasiados años ya. Si Kawhi consigue parar a Durant y los Spurs consiguen llevar a los Warriors al barro, al baloncesto tan básico y eficiente que a Pop le encanta, los de Texas tienen muchas opciones de pasar a unas finales donde Cleveland les estará esperando.

Porque claro, en el Oeste la competencia es real pero… ¿todos estamos de acuerdo en que LeBron espera en las finales, no?

Los pronósticos de Time Out para la Conferencia Oeste:

Señor Rama – @tassito5: GSW 4-3

Royalwar – @rapatam: GSW 4-1

Burlador – @PedroMolina_4: 4-2 GSW

Playoffs 2017: Previa Semifinales de la conferencia Oeste

La conferencia Oeste es la única en la que ha saltado una mínima sorpresa con la eliminación de Los Angeles Clippers a manos de los Utah Jazz, aunque siempre es algo relativo que salte el cabeza de serie en la eliminatoria entre el cuarto y cinco clasificado de la temporada regular. Si miramos el resto del cuadro, podemos concluir que la vida sigue igual: allí están los favoritos, los Warriors, que probablemente tengan que pasar el trámite ante Utah y esperar qué puede deparar el duelo texano entre los Spurs y los Rockets, quizás la eliminatoria más interesante (sobre el papel) de las semifinales de conferencia.

warriors-jazz-playoffs-2017

(1) Golden State Warriors vs. Utah Jazz (5)
Precedentes en Playoffs: 
2-1 para los Warriors (Utah ganó 4-1 en 2007)
(2-1 en temporada regular, última victoria de Utah)
CLAVES: La frescura de cada equipo y la amenaza interior de Utah

Los Warriors llegan descansados tras deshacerse de Portland en cuatro partidos y los Jazz han tenido que jugársela a un Game 7 contra los Clippers. La frescura de ambos equipos será clave en esta serie. A priori Golden State no debería tener problemas para ganar a Utah en cinco o seis partidos, pero los Jazz han demostrado que con un baloncesto poco vistoso pero muy efectivo pueden dar más de un susto, y ya les han ganado en temporada regular.

En los Warriors, las bajas de Kerr y quizás la de Durant, pueden influir mucho en el rendimiento de los de Oakland. Puede parecer que la baja de un entrenador no es muy significativa, pero si los problemas de espalda de Steve Kerr no le permiten volver a los banquillos sí debería ser un problema en lo que resta de Playoffs. Los Jazz, sin nada que perder y todo por ganar, irán a por todas con un Gobert recuperado y un Joe Johnson rejuvenecido. El espectáculo está servido, aunque siendo realistas los Warriors no deberían sufrir más de la cuenta. Porra: Warriors in 5.

spurs-rockets-playoffs-2017

(2) San Antonio Spurs vs. Houston Rockets (3)
Precedentes en Playoffs:
0-3 a favor de Houston (1980, 1981 y 1995)
(3-1 en temporada regular para San Antonio)
CLAVES: el alto ritmo de juego de Houston y las viejas glorias Spurs

Para Spurs la primera ronda tuvo más sorpresas de las que pensaban. Los Grizzlies, como es habitual en ellos, dieron mucha guerra y obligaron a los Spurs a jugar seis partidos. Los Rockets en cambio, liderados por James Harden, se deshicieron de Oklahoma City Westbrook en cinco partidos y llegan con la moral alta y el tercer mejor récord de la temporada regular.

Kawhi está en modo robot y va a por todas, pero habrá que ver si el resto de los jugadores de la franquicia tejana mantiene el nivel. Tony Parker puede ser una de las claves ocultas de esta eliminatoria y parar a Capella y Nené en la pintura es primordial para San Antonio si aspiran a pasar de ronda. Houston por su parte se la juega a imponer su alto ritmo de juego y lanzamiento exterior para cansar a los de Pop y buscar un hueco en las finales de conferencia. Aquí, la experiencia puede decantar el duelo a favor de San Antonio, pero un Harden inspirado sería capaz de doblegar a cualquiera. Porra: Spurs in 6.

Los pronósticos de Time Out para la Conferencia Oeste:

Señor Rama – @tassito5: GSW 4-1, HOU 4-3.

Royalwar – @rapatam: GSW 4-1, SAS 4-2.

Black Mamba – @MethodMamba: GSW 4-1, SAS 4-3.

Burlador – @PedroMolina_4: –

Kante – @Ckante18: –

Playoffs 2017: Previa de la Conferencia Oeste

Parece que en la Conferencia Oeste se repite la misma historia de los últimos años. Los Warriors mandan con contundencia y después vienen el resto de aspirantes a una distancia prudencial. Como ya es habitual, los San Antonio Spurs parten como principal escollo, pero los Houston Rockets pisan con fuerza. La gran novedad son los Utah Jazz, pero no parece que el resto de habituales como Clippers, Thunder, Grizzlies y Blazers estén en un momento para dar grandes sorpresas. Aquí tenéis lo que esperamos de cada eliminatoria de primera ronda.

gs-warriors-portland-trail-blazers-1-ronda

(1) Golden State Warriors 4 – 0 Portland Trail Blazers (8)
 Precedentes en Playoffs:
1-0 para los de la bahía
(4-0 para Golden State en temporada regular)
CLAVES: El estado de Durant y la estrella de Lillard en Playoffs

Una plantilla para la historia, repleta de estrellas y con ganas de venganza tras la derrota del año pasado. Son los Golden State Warriors, un equipo hecho por y para ganar. Y enfrente, unos Blazers que se han colado en la octava plaza de una Conferencia Oeste que este año tiene una competencia atroz. A priori será la serie más desequilibrada y si los Warriors quieren, será cosa de cuatro encuentros. La vuelta de Durant, la principal mejora de la plantilla de los de Oakland respecto a los Playoffs del año pasado, tras la lesión que le ha apartado de las canchas más de un mes será clave para unos Warriors que buscan su segundo anillo de la era Curry/Kerr. 

Por parte de la franquicia de Oregon, la postemporada es un premio a un año de altibajos. Bajo la batuta de Lillard y C.J. McCollum, los Blazers han terminado como el décimo mejor ataque de la liga pero la quinta peor defensa. Llegados los playoffs habrá que estar atentos también a su segunda unidad y ver si pueden aportar algo contra el mejor equipo de la liga. Nurkic puede ser la sorpresa tras acabar la temporada en grandísima forma.

la-clippers-utah-jazz-1-ronda

(4) Los Angeles Clippers 4 – 3 Utah Jazz (5)
 Precedentes en Playoffs: 
0-2 para unos Jazz de otra época (92 y 97)
(3–1 para Los Angeles en temporada regular)
CLAVES: El duelo DeAndre vs. Gobert y la batuta de Chris Paul

Hasta la última noche de temporada regular no se decidió cuál de los dos equipos tendría el factor cancha. Finalmente será la franquicia angelina la que empiece jugando en casa pero los Jazz han sido una de las sorpresas de la temporada en la liga mientras que los Clippers, que acostumbran a arrasar en temporada regular para luego bajar el nivel en Playoffs, han sufrido muchas lesiones que les han hecho pasar un año más bien raro. Pese a todo, son el sexto equipo que más anota y el duodécimo que menos puntos encaja de la liga y con su big-three sano aspiran a llegar lejos en la Conferencia Oeste.

Los Jazz por su parte llegan tras finalizar una de las mejores temporadas regulares en años. Con Gordon Hayward, George Hill y Rudy Gobert, los de Salt Lake City también tienen su propio big-three y este año si que asustan. Gobert se ha erigido como uno de los 10 mejores interiores de la liga y es clave en el ataque y la defensa de estos Jazz. El crecimiento de Hayward está siendo espectacular. De mero anotador, a jugador que entiende el juego de forma exquisita. En un duelo que fácilmente podría llegar al séptimo partido, la constancia, la experiencia y el acierto decidirán.

houston-rockets-oklahoma-city-thunder-1-ronda

(3) Houston Rockets 4 – 2 Oklahoma City Thunder (6)
 Precedentes en Playoffs: 1-0 para Oklahoma (y 5-1 cuando eran los Supersonics)
(3–1 para Houston en temporada regular)
CLAVES: Westbrook y Harden, ¿para qué más?

El duelo del morbo y de los MVP. Los dos máximos candidatos al galardón que designa el mejor jugador de la temporada, frente a frente. Los Rockets han asombrado a todo el mundo y han terminado el año terceros en la siempre exigente conferencia oeste, cuando nadie hubiera dado un duro por ellos. Bajo la dirección de un James Harden consagrado como superestrella, la franquicia de Houston ha destrozado todas las previsiones y se han consagrado como el nuevo run&gun. Con Mike D’Antoni en el banquillo, han batido récords de ritmo de juego, triples intentados y anotados y han corrido como ningún equipo este año. Harden, rodeado de un grupo que ha sabido asumir su rol a la perfección, puede liderar a este equipo muy lejos.

Enfrente los Oklahoma City Westbrook. Russell ha asombrado a la liga entera, ha promediado un triple-doble y ha conseguido 42 en temporada regular; nadie había visto algo así desde Oscar Robertson. Oklahoma no ha jugado como Houston y no da el mismo miedo que la franquicia tejana pero con Westbrook al frente, son capaces de cualquier cosa. Kanter, Adams y Oladipo son la guardia real del ex-bruin, pero todo el banquillo deberá aportar si quieren aspirar a ganar a los Rockets. Lo que está claro es que con un duelo Harden-Westbrook, el espectáculo está servido.

 


(2) San Antonio Spurs 4 – 2 Memphis Grizzlies (7)
 Precedentes en Playoffs: 3-1 para los texanos
(2–2 en temporada regular)
CLAVES: Las defensas, el juego interior y la experiencia

Segundo contra séptimo pero que eso no engañe a nadie. Los Grizzlies siguen siendo ese equipo al que nadie quiere enfrentarse y menos aún cuando llegan los playoff. Los Spurs afrontan la post-temporada sin Duncan por primera vez en el siglo XXI y habrá que ver cuánto les pesa eso. Con Kawhi Leonard como líder absoluto de la franquicia, un banquillo con muchas caras nuevas (si Pau, tu también) y un estilo de juego renovado que les permite, como cada año, aspirar a todo. Pero los Grizzlies serán un hueso duro de roer. Liderados por Marc y Conley, la franquicia de Tennessee es conocida por ser lo que los americanos llaman “a pain in the butt” (un grano en el culo). Su juego, basado en la defensa, la presión y ahogar al rival se asemeja en parte a unos Spurs que también dominan el aspecto ofensivo del juego y siempre buscan el pase extra.

Si consiguen parar a Kawhi Leonard e imponer su superioridad en el juego interior, los Grizzlies podrían poner a los de Popovich contra las cuerdas. En caso de no conseguirlo, los Spurs deberían pasar a segunda ronda tras 5 o 6 encuentros.

Los pronósticos de Time Out para la Conferencia Oeste:

Señor Rama – @tassito5: GS 4-1, SAS 4-0, HOU 4-2, UTA 4-2.

Burlador – @PedroMolina_4: GS 4-0, SAS 4-2, OKC 4-3, UTA 4-2.

Kante – @Ckante18: GS 4-2, SAS 4-1, HOU 4-2, LAC 4-1.

Royalwar – @rapatam: GS 4-0, SAS 4-2, HOU 4-2, UTA 4-3.

Un fiasco llamado All Star Weekend

Jordan volando desde la línea de personal. Bird ganando el concurso de triples sin quitarse la camiseta de calentamiento. Los mejores jugadores del mundo frente a frente, como en nuestros mejores sueños.

larry

El All Star Weekend solía ser todo eso y más, pero hace tiempo que ha perdido la mayoría de su brillo para dar paso a un espectáculo que ya poco tiene de espectacular.

Hay muchas razones que han propiciado que el fin de semana de las estrellas haya ido perdiendo su esencia; desde los concursos sin estrellas hasta los sistemas de votaciones, pasando por los cambios de formato que desde la oficina de la NBA anuncian casi cada año.

wwww

Sistema de votación

Hace tiempo que este es un problema mayor que siempre sale cuando hablamos del All Star. ¿Quién debería ir al partido de las estrellas? ¿Los mejores? ¿Los que la gente quiere ver? Este año la NBA anunció que el voto popular reducía su peso al 50% del voto total y que tanto periodistas como jugadores completarían el 50% restante en el proceso de selección de participantes del All Star Game (ASG por sus siglas en inglés). Este asunto, siempre tan delicado pero en boca de todos últimamente por el caso Pachulia, ha centrado el interés de la NBA por velar por la salud del evento. Hay jugadores que son considerados de la élite de la liga pero sin embargo no aportan el show que un ASG requiere, mientras que hay otros que directamente nacieron para jugar este partido.

Sí, te miro a ti, Joel Embiid. El pivot de los Sixers se quedó a las puertas de acudir a la cita de este año (aunque finalmente estará en New Orleans, participando en el concurso de habilidades) aunque todo el mundo parecía que le quería ahí. Que no se preocupe la gente, será un fijo de los próximos 10-15 años.

embid

Con el boom de las redes sociales el sistema de votación se volvió más impredecible. Bastaba con que una celebtrity mostrara su apoyo a un jugador en su cuenta de Twitter para que ese jugador pegara un salto increíble en las votaciones. Es el caso de Zaza Pachulia, donde el apoyo público del cantante Wyclef Jean y la estrella de Vine Haynes Grie, sumado al gen troll que reside en muchos aficionados a la NBA, casi le llevan al fin de semana de las estrellas dos años consecutivos.

zaza

Concursos en declive

Los concursos han perdido su atractivo. Ya sea por los cambios de formato o por las negativas de muchas estrellas a acudir, hace tiempo que los concursos no brillan como deberían. Los viejos aficionados (y también los nuevos que disfruten navegando en Youtube) recordarán los certámenes entre Jordan y ‘Nique, por ejemplo. Desde que empezó el siglo XXI pocos concursos ha habido que despierten la mitad de expectación que esos. La NBA intentó cambiar el formato, haciéndolo por equipos, y aquello fue un auténtico fiasco.

Las grandes estrellas de la liga empezaron a rechazar las invitaciones para participar y hace varios años que son jugadores más secundarios los que vuelan hacia la canasta en el concurso de mates. Solo la llegada de LaVine y Gordon en los últimos años parece haber devuelto el brillo a un concurso emblemático.

2/16/08 8:34:49 PM -- New Orleans, LA, U.S.A -- The NBA shows off during the annual skills, three point and dunk competition, part of the NBA All- Star weekend. Dwight Howard, with Superman outfit, wins the Dunk contest. Photo by Robert Deutsch, USA TODAY staff ORG XMIT: RD 33517 NBA Allstar 2/16/2008 [Via MerlinFTP Drop] ORG XMIT: Q2P-0802170115301597 (Via MerlinFTP Drop)

No es el único problema de los concursos y es que el de triples y habilidades también ha sufrido cambios. Este último ha visto como la NBA lo ha convertido en un circo donde hombres grandes y pequeños, enfrentados por conferencias, pelean por ver quién tiene mejor manejo de balón durante escasos minutos. A lo mejor soy yo, que de pequeño lo veía más emocionante y ahora me quejo por todo.

habi

Rookies vs. Sophomores

En realidad este es el único punto del ASW que se salva. Cambiaron el formato (que funcionaba, por cierto), pero al menos no se lo cargaron. Ahora el partido de jugadores de primer y segundo año enfrente a un combinado de estadounidenses contra jugadores del resto del mundo.

Lo bueno de este encuentro es que, al enfrentar jugadores jóvenes en un escaparate tan grande, siempre habrá competitividad. Nada más que añadir al respecto.

roook

All Star Game

El plato fuerte, el partido de la noche del domingo; no sé ni por dónde empezar. Hemos hablado del sistema de votación así que intentaré no repetir mucho los problemas que esto conlleva incluso antes del salto inicial. Prefiero centrarme en la competitividad o, más bien, en la ausencia de la misma. Llevamos varios años batiendo el récord de anotación, de triples intentados, anotados y a este ritmo, en breves también se superará el récord de tiros desde el medio campo. Basta ya de partidos descafeinados. La gente quiere ver estrellas, pero las quiere ver jugando a ganar. Queremos ver cómo LeBron y Durant intentan demostrar que su conferencia es la mejor. El duelo de bases entre Curry e Irving, como reedición de las últimas finales. Claro que debe haber espectáculo, pero eso no significa que los jugadores deban olvidarse la defensa en casa.

Los aficionados quieren ver magia pero que vaya de la mano de la emoción. El ASG de 1992 fue el All Star de Magic Johnson. Se había retirado al inicio de esa temporada al ser diagnosticado con VIH pero su nombre ya estaba incluido en las votaciones de ese año. Los fans le votaron y Magic, sin haber jugado ese año, acudió a la cita para convertirse en MVP y ganar el partido con unos triples inverosímiles.

mola

El All Star Weekend es muchas cosas pero sobre todo es de los aficionados. Es ese fin de semana del año donde la liga y los jugadores devuelven a los fans su apoyo y cariño. No es un corral donde se miden los gallitos de la NBA, ni un escenario en el que la derrota debiera suponer ningún ridículo. El fin de semana de las estrellas es el momento para gustarse e ir a ganar; es el momento de asombrar.

El All Star es el fin de semana de emocionar ¿Recuperaremos su esencia? 

jdjd

Russell Westbrook, crónica de una bestia

Tenía que hacerlo. Tenía que escribir sobre él.

Mientras escribo estas líneas, Russell Westbrook promedia 31.3 puntos, 10.5 rebotes y 10.8 asistencias por encuentro y va camino de completar la mejor temporada regular individual de toda la historia. Sí, de otro planeta.

Russell Westbrook nació el 12 de noviembre de 1988 en Long Beach, California, estado en el que más tarde cursaría también sus dos años universitarios en UCLA. Su padre, jugador callejero, tardó poco en meterle el gusanillo del baloncesto; desde pequeños, Russell y su hermano Raynard trabajaban con él circuitos y ejercicios de técnica individual. Sus años de High School no llamaron demasiado la atención hasta que en su año júnior, Russell pegó un estirón y empezó a atraer las miradas de los mejores programas NCAA. Ese fue el año en el que se colgó del aro por primera vez y el año en el cual la University of California, Los Angeles, le reclutó en sus filas.

Westbrook UCLA mate

En Los Ángeles pasaría dos años en los que creció como jugador, aunque era considerado principalmente un especialista defensivo. Suplente de Darren Collison, ahora base de los Kings, Westbrook saltaba a la cancha como revulsivo o perro de presa. Sus números en su primer año no fueron nada espectaculares (3.4 puntos, 0.8 rebotes y 0.7 asistencias) pero su equipo llegó a la Final Four de la NCAA en busca del título universitario que UCLA persigue desde 1995.

La segunda temporada de Russell Wesbtrook empezó con la lesión de Collison y el puesto de titular para el futuro número 4 del draft. Esa temporada sería nombrado Jugador Defensivo del Año de la Pac-10, la conferencia en la que UCLA competía, y subiría sus estadísticas hasta unos 12.7 puntos, 3.9 rebotes, 4.7 asistencias y 1.6 robos. Su equipo también llegó a la Final Four, hecho que no ha repetido desde que Westbrook dejó UCLA, pero perdió ante los Memphis Tigers de Rose. Ese mismo verano fue elegido en el cuarto puesto del Draft, seguido por su compañero de universidad Kevin Love; Russell se fue a los Seattle Supersonics (que se convertirían en los Oklahoma City Thunder apenas unos días después)  y Kevin, como sabemos, a Minnesota (vía Memphis).

Su impacto en la mejor liga del mundo no se hizo esperar: 82 encuentros disputados, 65 de los cuales como titular, más de 32 minutos por noche y unos números de 15.3ppp, 4.9rpp y 5.3app. Se convirtió en la tercera cabeza de la franquicia, solo por detrás de Jeff Green y Kevin Durant. Además, Westbrook formó parte del mejor quinteto de los jugadores de primer año junto al futuro MVP, Derrick Rose.

rw-kd

[Permitidme ahora que, para evitar que esto se convierta en una cronología de la carrera del bueno de Russell, demos un pequeño salto adelante en el tiempo, hasta el inicio de 2016, para ser exactos]

A lo largo de los últimos años, Westbrook se había convertido en el escudero leal de Kevin Durant, que a su vez era el máximo aspirante arrebatarle el trono a LeBron James. Convertido en un jugador explosivo y desequilibrante, Westbrook llegó a las NBA Finals de 2012 con Oklahoma, unas finales que perderían precisamente contra los Heat de LeBron, Wade y Bosh. Eso fue lo más cerca que Durant había estado nunca del anillo de campeón y, pese a sus intentos y los de Westbrook, año tras año la gloria se les seguía escapando.

La temporada pasada fue rara para los fans de Oklahoma. Sabían que Kevin Durant terminaba contrato en verano de 2016 y que su marcha era una posibilidad muy real. Quedaron terceros de la Conferencia Oeste en temporada regular y nos ofrecieron una serie para la historia en la final de conferencia ante los Warriors de Stephen Curry. Perdieron, pero el daño fue mucho mayor que eso: Durant había quedado asombrado con los de Oakland. Westbrook promedió 23.5 puntos, 7.8 rebotes y 10.4 asistencias por partido, pero sobre todo demostró que había nacido una bestia, la única capaz de suceder a Oscar Robertson como único en la historia en promediar un triple-doble toda una temporada.

wes-graph

Llegó el verano y con él las desilusiones. Kevin Durant se había enamorado y dejaba a Russell Westbrook por Curry, Thompson, Green y compañía; cambiaba Oklahoma por San Francisco y dejaba a Russ al frente de un navío a la deriva. El base vio ante sí un cruce en el que debía elegir: marcharse a otro equipo o devolverle a los aficionados de Oklahoma todo lo que a él le habían dado.

Eligió la segunda. La estrella, liberada de KD, acordó una extensión de contrato por 3 años y 85 millones de dólares y la franquicia respiró aliviada. «Amo esta ciudad. Le debo lealtad. No me iré como otros han hecho», decía Westbrook en los días posteriores a la firma. La polémica estaba servida y el hambre y el instinto asesino ya se vislumbraba en los ojos del jugador californiano. En la NBA se empezó a especular sobre los números que Westbrook haría este año, la cantidad de triples-dobles, su candidatura al MVP, su cruzada solitaria en vano, pues Oklahoma difícilmente conseguiría entrar en Playoffs. Pero nada más lejos de la realidad.

A día de hoy Oklahoma City Thunder ocupa la séptima plaza que da acceso a la postemporada en la Conferencia Oeste con cuatro partidos de ventaja sobre el noveno clasificado. ¿Y Westbrook? Pues el bueno de Russell sigue a lo suyo. Lidera la NBA en puntos por partido (31.3ppp), en eficiencia (PER: 29.5) y sobre todo en ratio de uso. Esta es una estadística que se usa mucho en la NBA y muestra el porcentaje de jugadas de un equipo que finaliza un jugador, ya sea con un lanzamiento o una pérdida; y Westbrook termina un 41.7% de las posesiones de Oklahoma cuando está en pista.

May 10, 2016; San Antonio, TX, USA; Oklahoma City Thunder point guard Russell Westbrook (0) celebrates a basket and a foul against the San Antonio Spurs after scoring in game five of the second round of the NBA Playoffs at AT&T Center. Mandatory Credit: Soobum Im-USA TODAY Sports ORG XMIT: USATSI-268808 ORIG FILE ID: 20160510_ajw_ai1_157.jpg

Lo más salvaje de los números de Russell Westbrook están siendo los triples-dobles conseguidos. En lo que llevamos de temporada 2016-2017 se han registrado 30 triples-dobles en la NBA. De esas 30 actuaciones, 13 son de Westbrook, líder en solitario de este particular ranking y seguido muy de lejos por James Harden, con 6 triples-dobles acumulados desde octubre. En la temporada 1961-1962 Oscar Robertson completó la primera y única temporada de la historia en la que un jugador consiguió promediar más de 10 puntos, rebotes y asistencias. El base de Tennessee consiguió terminar el año con 30.8 puntos, 12.5 rebotes y 11.4 asistencias por encuentro con los Cincinnati Royals. Ese año Robertson consiguió 41 triples-dobles, cifra que sigue siendo la más alta todavía.

La última persona en acercarse a la mítica marca de Oscar Robertson es Jason Kidd, que hace exactamente diez años terminó la temporada con unas marcas de 13ppp, 8.2rpp y 9.2app. Ahora Westbrook tiene la posibilidad de hacer historia; desde los años ochenta nadie ha superado los 13 triples-dobles en el mismo año y el base de Oklahoma ya consiguió 18 la temporada pasada, todavía con Durant a su lado. Aún queda mucha temporada por delante y pueden pasar tantas cosas que predecir algo es muy difícil, y más en una liga como la NBA. Lo que sí está claro es que Russell Westbrook tiene ante sí una oportunidad única de entrar en los libros de los récords y dejar su nombre grabado para siempre en la mejor liga del mundo.

westworld

Este gráfico de The Wall Street Journal muestra los PER más altos de la historia de la NBA junto a los porcentajes de uso más altos. Un eje mide la eficiencia del jugador mientras que el otro cuenta las posesiones que éste finaliza. Vemos por ejemplo la temporada pasada de Kobe Bryant, su última, en la que tenía un usage rate altísimo pero terminó con una eficiencia muy baja. En el polo opuesto aparece la temporada 2005-2006 de Kobe, en la que tuvo el usage rate más alto de la historia (hasta Westbrook) pero un PER por las nubes. Y por supuesto, aparece Westbrook.

Hay más datos que nos ponen en la pista de la barbaridad que Westbrook está realizando. Si ajustamos el ritmo de partido y el número de posesiones de Westbrook a la histórica temporada de Oscar Robertson, Russell estaría promediando números de 46.6 puntos, 17.0 asistencias y 15.6 rebotes; de locos. Antes de empezar esta temporada ningún jugador había llegado a tener una marca superior al 40% que Westbrook tiene ahora en el porcentaje de uso de un equipo. Solo ese dato ya basta para poner en perspectiva la animalada que el jugador americano nos está ofreciendo cada noche.

A Westbrook siempre le gustaron los récords. Es el único jugador de la historia en encadenar dos premios MVP del All Star Game, además de que se quedó a un solo punto del récord de Chamberlain de 42 puntos en un partido de las estrellas. Es también el único jugador de la historia en ganar el título de máximo anotador de la temporada (2015, con 28.1 puntos por encuentro) y además promediar más de 10 asistencias. Y si queremos ser más rebuscados, Russell es el único en encadenar 5 partidos consecutivos donde promedió 40 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias por encuentro. Los récords están en su ADN.

west

“Every day when I get on the floor I give it my all and play because you never know what tomorrow holds” (cada día cuando salgo a la cancha lo doy todo y juego porque nunca sabes lo que mañana depara). Es una de mis citas preferidas de Russell Westbrook, un jugador alocado, explosivo, diferente.

Y ser diferente es algo bueno, sobre todo cuando estás a punto de romper los libros de la historia.

Sigue al autor en Twitter: @Martintxu95