Joe Ingles y el éxito de ser rechazado [en Skyhook Magazine]

Joe Ingles con los Utah Jazz

Joe Ingles es un tipo sencillo, un australiano sureño que ha superado muchas barreras de expectativas en su carrera como jugador de baloncesto profesional. Primero con el Barcelona y ahora con los Utah Jazz, titular en uno de los equipos más dinámicos de la NBA actual, Joe Ingles sirve como ejemplo para quienes temen el fracaso. Esta es la historia de cómo pasó de no tener trabajo en Los Angeles a, en cuestión de años, convertirse en unos de los jugadores de moda de la liga estadounidense.

Hey cariño, no tengo trabajo. ¿Qué quieres hacer?”

Así recibió Joe Ingles a su esposa cuando esta aterrizó en Los Ángeles. Cuando Renae subió al avión en Australia, Joe era jugador de Los Angeles Clippers; a su llegada, 14 horas después, el alero australiano estaba de vacaciones. El buen humor con el que le comunicó el mazazo a su mujer explica muy bien por qué está de moda ser Joe Ingles.

En una época donde triunfa la extravagancia, Joe representa todo lo que sobre el papel ya no se lleva. Ingles, tras cinco años en la liga, todavía llega al pabellón con un jersey de los Jazz, unos tejanos y unas Converse negras.  “A mi me gustan mis zapas, no me vas a ver en esas cuentas de Instagram que recopilan los mejores looks del día. Me compro diez pares de Chucks negras [en referencia al clásico modelo de Converse Chuck Taylor’s] y tiro hasta que las gasto. Entonces pido 10 más y listos”, explicaba hace poco en el podcast que le dedicó el prestigioso periodista Adrian Wojnarowski…

[Lee el artículo completo en Skyhook Basketball Magazine]

Primera ronda: los Pistons dan guerra y los Heat se revelan

Segunda jornada de los Playoffs 2016 y de nuevo alguna que otra sorpresa. Los Detroit Pistons no ganaron pero pusieron contra las cuerdas a los Cleveland Cavaliers en el primer encuentro de la serie entre ambos, que ganaron los locales por un ajustado 101-106 en el marcador. El ‘Big-Three‘ de los Cavs se reencontró en postemporada y respondió de maravilla al reto del equipo rival: LeBron James cumplió con 22 puntos, 6 rebotes y 11 asistencias y vio como Kevin Love (28 tantos y 11 rebotes) y Kyrie Irving (31 puntos y 6 asistencias) se sumaban en un esfuerzo a tres bandas que aportó 81 de los 106 tantos totales de los suyos. Visto lo visto, los de Motor City podrían dar bastante guerra a los favoritos del Este.

El otro partido con conclusiones interesantes fue la victoria de los Miami Heat ante los Charlotte Hornets (91-121). Los de South Beach vuelven a los Playoffs con las pilas cargadas y una paliza meridiana. Luol Deng sumó 31 puntos para liderar a los locales mientras que los visitantes tuvieron su mejor arma en Nico Batum, que finalizó con 24 tantos. Los Hornets deberán espabilar si quieren optar a pasar ronda.

Para paliza la de los San Antonio Spurs, que arrollaron a los Memphis Grizzlies (74-106) en el AT&T Center gracias a un magnífico despliegue defensivo. Sin Marc Gasol ni Mike Conley, los del Misisipí se vieron abocados a la miseria ya tras el primer cuarto. El esfuerzo equilibrado de los Spurs volvió a tener en su centro gravitacional el talento de Kawhi Leonard, que terminó con 20 puntos, 2 rebotes, 4 robos y 3 tapones en 28 minutos de juego. Gregg Popovich pudo hacer rotaciones ya en el primer choque, mientras que Dave Joerger vio como su mejor activo, Zach Randolph, se quedaba en unos pobres 6 puntos.

En el último partido de la madrugada, Los Angeles Clippers tampoco sufrieron demasiado para batir a los Portland Trail Blazers (95-115) en una de las series más igualadas del Oeste. Chris Paul lideró al equipo de Doc Rivers con 28 puntos, 6 rebotes y 11 asistencias; además contó con cinco compañeros en dobles dígitos, incluyendo los 19 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias de Blake Griffin y los 18 tantos de DeAndre Jordan. Los Blazers estuvieron menos acertados en lo coral, pero Damian Lillard demostró con 21 puntos y 8 asistencias que puede rescatar algún choque de la serie él solito.

La imagen:

El dato:

Es la decimosexta vez que los San Antonio Spurs dejan a su rival por debajo de los 75 puntos en Playoffs, un logro que nadie más ha conseguido en la postemporada.

La cita:

«No tengo ni idea de si un dueño puede apostar, pero estoy seguro de que hay una apuesta multimillonaria en alguna parte». Doc Rivers, entrenador de los Clippers, sobre el duelo entre Steve Ballmer y Paul Allen, excompañeros en la dirección de Microsoft y dueños de LAC y POR.

El Top 5:

Bill Kennedy y el orgullo de ser quien eres

Tenía que aparecer un macarra para forzar una situación que a la postre será un paso más hacia la dignidad del ser humano dentro del mundo del deporte. La NBA va muy por delante del resto de ligas en estos asuntos y, a pesar de todo, todavía necesitaba que Rajon Rondo se excediera en su rabieta con el árbitro Bill Kennedy, al que propinó insultos homófobos después de que le expulsara del partido, para volver a sacar a debate el gran tabú del deporte profesional: el ser gay y ser uno más del colectivo.

«Estoy orgulloso de ser árbitro de la NBA y estoy orgulloso de ser gay”, reveló Kennedy, de 49 años, en el portal de Yahoo Sports!. “Sólo estoy siguiendo los pasos de otros que han admitido abiertamente su orientación sexual con la esperanza de mandar un mensaje a los jóvenes deportistas de que no deben permitir que nadie les haga avergonzarse por lo que son».

El incidente ocurrió el pasado 3 de diciembre, en el partido que los Celtics y los Kings disputaron en México D.F. La liga tardó más de lo habitual, una semana, en revisar la expulsión del base. El anuncio del colegiado llegó tras conocerse la sanción de la liga al base de los Sacramento Kings, que se perderá un encuentro después de propinar un arrebato de insultos contra el colectivo gay a la cara de Kennedy.

Conociendo la orientación del árbitro, la sanción se queda corta. En el pasado, la liga había actuado de oficio contra Joakim Noah (Chicago Bulls) y Kobe Bryant (Los Angeles Lakers), que usaron insultos homófobos para quejarse de otras situaciones. En sus casos, la multa fue solamente económica (entre 50 y 100 mil dólares) y la verborrea estuvo dirigida a una abstracción, no a una persona en concreto.

Rondo se disculpó a través de Twitter y quiso clarificar que no quiso ofender al colectivo homosexual: «No era mi intención ofender o faltar el respeto de nadie. Mis acciones durante el partido fueron fruto de la frustración y la emoción, punto!». La buena intención del base de los Kings, sin embargo, es más que dudosa como explicó el periodista Frank Isola en la ESPN: «Hay que recordar que la orientación de Kennedy fue desvelada en el libro de Tim Donaghy, así que todos los círculos de la liga conocían esta situación«.

En una entrevista de 2010, Donaghy (también árbitro) reveló el motivo por el que su colega de profesión estaba molesto con los Boston Celtics y su entrenador Doc Rivers, tras ser preguntado por un posible odio de Kennedy hacia la histórica franquicia: «Es una pregunta difícil de responder, porque no quiero ofender a nadie… Así que voy a decir las cosas tal y como son. No es un secreto para el personal que Bill Kennedy es homosexual… No tengo ningún problema con los gays y las lesbianas, pero no es ningún secreto de que es homosexual. Se conocía alrededor de la liga y fue obvio que durante un partido Doc Rivers cuestionó su orientación sexual y creo que eso se quedó con Kennedy con el paso de los años, por eso no siente ningún aprecio por Doc y los Celtics».

Bill Kennedy and Doc Rivers Gay Slurs Rajon Rondo

Evidentemente, Rondo formaba parte de esos Celtics dirigidos por Rivers, que ayer negó haber cuestionado a Kennedy por su sexualidad. Por lo tanto, el otro día sabía perfectamente lo que hacía cuando se encaró al árbitro para decirle dos o tres cosas, una condición agravante que deja en una anécdota su sanción por un partido.

Adam Silver quiso dar su visión del asunto a través de un comunicado: «Apoyo de todo corazón la decisión de Bill de vivir su vida con orgullo y abiertamente. Durante sus 18 años de carrera en la liga, Bill ha destacado como árbitro por su pasión, dedicación y coraje. Esas cualidades seguirán ayudándole como árbitro y como una influencia positiva sobre otras personas».

Palabras bonitas que sin embargo no han ido acompañadas de una suspensión más contundente. «Aunque nuestra liga ha hecho progreso, nuestro trabajo continua para asegurar de que toda persona es tratada con respeto y dignidad», concedió el comisionado de la NBA.

Bill-Kennedy-Celtics-Rivers

Desafortunadamente, este tipo de injurias son habituales sobre el parquet y en otras superfícies, algo inaceptable en el siglo XXI tanto en el deporte amateur y en el profesional. Hace poco más de dos años, Jason Collins se convirtió en el primer atleta profesional en activo que se atrevió a revelar su homosexualidad. «Soy un pívot de la NBA, tengo 34 años, soy negro y soy gay», dijo entonces.

Poco después se retiró, jugando casi anecdóticamente en la temporada 2014-2015 de la liga estadounidense después de copar portadas y titulares. El suflé bajó rápidamente y, visto lo visto, la realidad homófoba volvió a ser el pan de cada día (aunque silenciado, claro, como hasta ahora).

Rondo es el tercer jugador que recibirá una sanción en la NBA por este tipo de comentarios, una cifra irrisoria para cualquiera que haya pisado y escuchado el habitual trash-talking de la liga estadounidense, que muchas veces va mezclado con palabras como faggot (maricón), pussy (nenita) y un largo etcétera.

Los Clippers buscan la renovación de DeAndre Jordan

Los Angeles Clippers buscan la renovación de DeAndre Jordan para la próxima temporada
Foto: sbnation.com

La renovación a DeAndre Jordan est-á en el punto de mira del vicepresidente y actual entrenador de Los Angeles Clippers Doc Rivers, quien ha declarado que de cara a preparar la temporada 2015-2016 todos en la directiva y cuerpo técnico se han marcado traer de vuelta al pívot antes de que emigre a otro equipo de la NBA.

Jordan será agente libre sin restricciones este verano, y a buen seguro tendrá varios equipos interesados en hacerse con sus servicios ofreciéndole sumas de dinero que pocos podrán igualar, después de haber logrado los mejores números de su carrera, pero Rivers ha dicho que los Clippers harán lo necesario para retener a su pívot.

«No necesitamos ir y contratar por el máximo a un jugador, excepto al que ya tenemos», dijo Rivers. «A DJ le encanta estar aquí. Lo sabemos, pero eso no te garantiza nada. Va a haber muchos equipos interesados que vendrán con mucho dinero«.

La lógica dicta que sea efectiva la renovación de DeAndre Jordan, aceptando por tanto el contrato máximo con los angelinos, pero no se debe descartar ningún escenario a estas alturas de año.

Récord sin validez para Doc Rivers

Récord sin validez para Doc Rivers al quedar eliminado ante Houston Rockets
Foto: fansided.com

La eliminación tras siete partidos ante Houston Rockets dejó para recuerdo un récord sin validez para Doc Rivers, el entrenador de Los Angeles Clippers. Y es que Rivers alcanzó ayer domingo un séptimo partido de Playoff en la NBA por duodécima vez en su carrera, aunque fue infructuoso, a pesar de que su equipo partía de un 3-1 a favor en la serie, y vieron cómo los texanos le remontaron.

Además, a nivel personal, supone la segunda vez que Rivers desaprovecha una ventaja de 3-1 en eliminatorias, algo que deberá replantear el escenario de los Clippers para la próxima temporada. Es necesario que se hagan varios ajustes tanto en el plano deportivo, bien con remodelación de plantilla, bien recalibrando el poder en la directiva.

Hay quien se cuestiona si Rivers, con sobrada y demostrada experiencia en los banquillos, puede compaginar esta labor con funciones de General Manager. Si bien tuvo lo que hay que tener para hacer que los jugadores no se vinieran abajo tras el escándalo protagonizado por el ex-propietario Donald Sterling, a la hora de fichar y traspasar jugadores no ha realizado bien del todo sus tareas. El caso más sangrante es el del pívot Spencer Hawes, contratado a razón de 23 millones de dólares durante cuatro temporadas, y que en todos los Playoff sólo fue capaz de promediar 3,3 puntos y 1,6 rebotes por partido. Además, el banquillo de los Clippers se ha quedado corto y no han podido firmar jugadores de calidad para la rotación, algo a mejorar este próximo verano.

#Playoffs 02/05 Caen los campeones. Los Clippers eliminan a los Spurs

Una eliminatoria que pasará a la historia

Después de 6 partidos de un nivel espectacular. Después de que el factor cancha pasase de un equipo a otro en diversas ocasiones. Después de que algún partido se decidiera en detalles cómo una interferencia ofensiva en el último segundo. Después de todo, la eliminatoria se resolvería a falta de 10 segundos y empate a 109 en un partido que pasará a la historia. Posesión para Clippers, en manos de un Chris Paul que, después de sufrir una lesión en los isquiotibiales de su pierna izquierda, después de volver a la cancha, de liderar majestuosamente a su equipo, se enfrentaba por enésima vez con el estigma de gran jugador que no ha ganado nada. Ataca el aro sobre una buena defensa de Green. Primer paso con la pierna derecha, segundo sobre su pierna lesionada. Ayuda de Tim Duncan. Extensión y tiro por elevación. El balón roza la yema de los dedos del mejor power forward de la historia. Tablero. Dentro. 111-109. Los Clippers pasan a Semifinales de Conferencia. La perfecta definición de los Playoffs. Una épica victoria que desataba la locura en el Staples Center.

El partidazo de anoche se recordará durante años. Ceder medio segundo en defensa era ceder una canasta. La ejecución y la concentración daban cuenta de lo que significaba este partido para los dos equipos. Unos Spurs contra las cuerdas, supieron contestar la superioridad física de los Clippers y consiguieron las primeras ventajas. Pero los de Doc Rivers no dieron su brazo a torcer, ni siquiera con el batacazo emocional de ver a su base titular retirarse al vestuario a causa de un pinchazo en los isquios de su pierna izquierda. Ninguno de los dos equipos cedió diferencias importantes, quizás también por los dos enormes entrenadores de los dos equipos. Pops y Doc, Doc y Pops. Dieron un clínic de dirección táctica, de motivación y de capacidad de implicación de sus jugadores. La igualdad se mantuvo durante todo el choque, lo que provocaba un incremento de la tensión de los jugadores y de los aficionados directamente proporcional al paso de los minutos. Quizás el que una eliminatoria como esta se tenga que decidir en el último segundo sea injusto para el vencedor o, quizás es que la Regular Season ha sido injusta emparejando en primera ronda a estos dos equipazos.

Chris Paul y Blake Griffin. Los Clippers están en Semifinales de Conferencia. Photo: nba.com
Chris Paul y Blake Griffin. Los Clippers están en Semifinales de Conferencia.
Photo: nba.com

Ante semejante espectáculo colectivo se hace injusto destacar individualidades, excepto una. Chris Paul demostró estar listo para llegar al límite en Playoffs. Anotó 27 puntos y repartió 6 asistencias, liderando a sus Clippers y quitándose etiquetas que llevaba clavadas desde hace años. También destacar a Blake Griffin, pues aunque pocos lo recuerden, se marcó un triple-doble con 24 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. Pero es que los triples de Barnes y Reddick, la aportación del que para muchos otros sigue siendo el mejor sexto hombre, Jamal Crawford y la intimidación de DeAndre Jordan, que apenas pudo jugar en el último cuarto (lo que sufrió su equipo en el rebote no tiene nombre) por el hack-a-DeAndre, también ha contribuido a que los Clippers avancen a Semifinales de Conferencia.

Tim Duncan postea ante DeAndre Jordan Photo: nba.com
Tim Duncan postea ante DeAndre Jordan
Photo: nba.com

Don Tim Duncan, cómo siempre ha hecho en los momentos importantes, fue la punta de lanza de los Spurs. Con 39 primaveras anotó 27 puntos y capturó 11 rebotes, cargando sobre sus espaldas a un equipo que, quizás, haya visto el fin de una era. Es posible que el Big Three por antonomasia, Parker, Ginobili y Duncan, disputase anoche su último partido. Suenan muchos rumores sobre posibles fichajes o retiradas, pero estos tres futuros miembros del Salón de la Fama merecen el mayor respeto por parte de todos los que aman el baloncesto y la NBA. Caen los campeones. Empieza la leyenda. [Boxscore]

Highlights del partido