All-Star NBA 2019: nuestra guía de apuestas

LeBron James y Giannis Antetokoumpo, capitanes del ASG 2019

[vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1550082534889{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]Un año más, como no podía ser de otra manera, vuelve la gran fiesta del baloncesto estadounidense. El fin de semana All-Star NBA de 2019 se celebra en Charlotte y promete como siempre emociones fuertes y quizás, para que engañarnos, alguna decepción como la que en los últimos tiempos han representado las noches de los sábados (con alguna excepción, claro).

Lo cierto es que este año hay mucha tela que cortar, con LeBron James haciendo precampaña de la agencia libre en el partido del domingo y una buena camada de jóvenes, liderada por el esloveno Luka Doncic, dispuesta a brillar el viernes y durante la jornada de concursos del sábado. Un año más, en NBAesp queremos compartir nuestros pronósticos del fin de semana con vosotros por si queréis apostaros algunas pipas con l@s colegas.

Aquí va nuestra Guia de apuestas del All-Star NBA 2019:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-155591″ isotope_mode=»packery» medias=»74995″ gutter_size=»3″ media_items=»media|lightbox|original,icon,caption» screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»11″ single_padding=»2″ single_text_reduced=»yes» lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3MjYxX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxNl9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3ODk2X2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9LCI1Nzg5NV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjQifSwiNTc4OTRfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI0In19″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1550083653294{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

Noche del viernes 15 de febrero

Rising Stars – Team USA

Team USA
Jarrett Allen, Marvin Bagley III, Lonzo Ball (injured), John Collins, De’Aaron Fox, Jaren Jackson Jr., Kevin Knox, Kyle Kuzma, Donovan Mitchell y Jayson Tatum.
Team World
OG Anunoby, Deandre Ayton, Bogdan Bogdanović, Luka Dončić, Shai Gilgeous-Alexander, Rodions Kurucs, Lauri Markkanen, Josh Okogie, Cedi Osman y Ben Simmons.

Los estadounidenses tienen mucho mejor plantilla. Hay cuatro o cinco jugadores de buen nivel en el combinado mundial, los Bogdanovic, Doncic, Simmons, Markkanen y Ayton, pero el resto son más bien bluffs. Los locales tienen mucho músculo con Tatum, Kuzma, Mitchell, Fox, Jarrett Allen… jugadores de segundo año que están al máximo nivel, y cualquiera de los mencionados tiene proyección de futura estrella. En el Team USA cuentan además con grandes complementos de primer año como Knox, Collins y Bagley.

Por sensaciones, por potencial de sus jugadores y por balance global de este evento (2-2), al Team USA le toca el papel de favorito para decantar la balanza. Veremos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-155591″ isotope_mode=»packery» medias=»74996″ gutter_size=»3″ media_items=»media|lightbox|original,icon,caption» screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»11″ single_padding=»2″ single_text_reduced=»yes» lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3MjYxX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxNl9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3ODk2X2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9LCI1Nzg5NV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjQifSwiNTc4OTRfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI0In19″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1550083690515{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

Noche del sábado 16 de febrero

Concurso de mates – Dennis Smith Jr.

Participan: Dennis Smith Jr (New York Knicks), Miles Bridges (Charlotte Hornets), John Collins (Atlanta Hawks) y Hamidou Diallo (Oklahoma City Thunder)

Por capacidades y lo visto en la temporada Dennis Smith es nuestro favorito, y aunque Diallo es muy largo de brazos y tiene pegada, Smith se nos antoja como el tipo que puede finalizar de manera más espectacular.

Concurso de triples – Stephen Curry

Participan: Khris Middleton (Milwaukee Bucks), Stephen Curry (Golden State Warriors), Kemba Walker (Charlotte Hornets), Damian Lillard (Portland Trail Blazers), Dirk Nowitzki (Dallas Mavericks), Danny Green (Toronto Raptors), Seth Curry (Portland Trail Blazers), Devin Booker (Phoenix Suns), Joe Harris (Brooklyn Nets) y Buddy Hield (Sacramento Kings)

Aquí hay bastante tela que cortar… Booker batió el récord el año pasado pero llega molestias al fin de semana. Quieras que no, eso afecta. Dame Lillard viene picado contra Steph Curry, pero al ser en el Charlotte donde se crió, nos quedamos con el astro de los Warriors.

Concurso de habilidades – Luka Doncic

Participan: Luka Doncic (Dallas Mavericks), Mike Conley (Memphis Grizzlies), Jayson Tatum (Boston Celtics), Trae Young (Atlanta Hawks), De’Aaron Fox (Sacramento Kings), Nikola Jokic (Denver Nuggets), Kyle Kuzma (Los Angeles Lakers) y Nikola Vucevic (Orlando Magic)

La cosa está reñida, y aquí nunca se sabe y siempre hay sorpresas. Nosotros dudamos entre Fox y Doncic, los que más manejo de balón han lucido este año. Supongo que por influencia y devoción, nos decantamos por Doncic, que no se querrá ir de vacío de una fiesta en la que el público reclamó su presencia la noche del domingo. Si hubiera campanada entre los hombres grandes, quizás nos atreveríamos a probar suerte con Nikola Jokic.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74994″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiIxMiJ9LCI3MzM4Ml9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjUifX0=»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1550180454379{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

Noche del domingo 17 de febrero

All-Star Game 2019 – Team LeBron

Team LeBron
• Quinteto titular: LeBron James, Kevin Durant, Kyrie Irving, Kawhi Leonard, James Harden
• Reservas: Anthony Davis, Klay Thompson, Damian Lillard, Ben Simmons, LeMarcus Aldridge, Karl-Anthony Towns, Bradley Beal, Dwyane Wade
Team Giannis
• Quinteto titular: Giannis Antetokounmpo, Stephen Curry, Joel Embiid, Paul George, Kemba Walker
• Reservas: Khris Middleton, Nikola Jokic, Russell Westbrook, Blake Griffin, D’Angelo Russell, Nikola Vucevic, Kyle Lowry, Dirk Nowitzki

El equipo que ha montado LeBron James es tremendo y, además, contiene a cuatro posibles objetivos de Los Angeles Lakers el próximo verano de grandes agencias libres. Será una buena prueba para él demostrar que la conexión entre ellos puede ser no solo viable, sino letal. Si realmente quiere hacer amigos, vender sus posibilidades, el Rey repartirá mucho balón entre sus compañeros Kevin Durant, Kawhi Leonard, Anthony Davis y Kyrie Irving, que llega un poco tocado a la cita.

MVP del ASG – James Harden

Muchos piensan que LeBron James volverá a ganar el título al jugador más valioso este fin de semana en el partido de las estrellas, y así lo atestan las las predicciones numéricas más recientes que encontramos en la red. Otra cosa es lo que significa este partido para el astro de Los Angeles este año. Como quizás repartirá más balón de lo que es habitual en esta cita, la presencia de la Barba, el jugador más en forma de la liga, puede decantar la balanza.

Si Harden lleva meses metiendo más de 30 puntos,por partido es evidente que si se lo propone va a hacer una de sus exhibiciones anotadoras en el All-Star Game. Apostar por él es una gran baza, aunque en estos partidos fuera de competición no hay manera de controlar todos los factores de la ecuación. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_percent=»100″ align_horizontal=»align_center» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/2″][vc_button button_color=»color-vyce» radius=»btn-round» border_width=»0″ display=»inline» link=»url:http%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fguillealvarez41||target:%20_blank|» icon=»fa fa-twitter» rel=»center»]Sigue al autor en Twitter[/vc_button][/vc_column][vc_column column_width_percent=»100″ align_horizontal=»align_center» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/2″][vc_button button_color=»accent» radius=»btn-round» border_width=»0″ display=»inline» link=»url:http%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fnbaesp||target:%20_blank|» icon=»fa fa-twitter» rel=»center»]Siguenos en nuestras redes[/vc_button][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74993″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI4In0sIjczMzgyX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9fQ==»][/vc_column][/vc_row]

Una anomalía llamada James Harden

[vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548101164009{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]Es complicado catalogar a James Harden, la estrella que más brilla últimamente en la NBA. Él se define a sí mismo como un tipo raro, alguien unnormal, en un inglés mal hablado que usa también a propósito. La anomalía de la barba más célebre de la liga está alcanzado cotas cósmicas: lleva 19 partidos consecutivos por encima de los 30 puntos, el único jugador capaz de trenzar esta racha que no se apellida Chamberlain.

Vamos a ir rápido con los números. Su actual racha empezó el pasado 13 de diciembre con una exhibición de 50 puntos ante los Lakers. Exactamente un mes después, Harden daba la vuelta al mundo a golpe de titulares de prensa: 57 puntos que se comieron los Grizzlies. Los medios, exaltados, tuvieron que tirar de mucha elocuencia cuando, tan dos días después, The Beard se superaba a sí mismo con 58 tantos ante los Nets. Ese día, Harden empataba a Elgin Baylor –y el siempre presente Wilt Chamberlain– con su racha de 30+. En su último partido hasta la fecha, el bueno de James no se quedó corto con otros 48 puntos en su casillero, también encajados por los Lakers. Vamos, una racha de récord y redonda.

Harden lidera, como es obvio tras hojear sus cifras, la anotación en la NBA. Son 35,7 puntos por partido que están al nivel de las versiones más letales de Kobe Bryant y Michael Jordan, únicos en registrar cifras similares en la era moderna del baloncesto estadounidense. La pregunta que se hace todo el mundo ahora es también evidente: ¿cuándo terminará su racha? Según analizan en SportsBettingDime, las probabilidades de que Harden mantenga su racha de más de 30 puntos por partido durante más de 22 partidos es del 56%. La conclusión es que los números dicen que Harden no terminará de reventar el casillero ni hoy ni pasado mañana.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-155591″ isotope_mode=»packery» medias=»74788″ gutter_size=»3″ media_items=»media|lightbox|original,icon,caption» screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»11″ single_padding=»2″ single_text_reduced=»yes» lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3MjYxX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxNl9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3ODk2X2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9LCI1Nzg5NV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjQifSwiNTc4OTRfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI0In19″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548101105330{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

¿De qué rincón de la galaxia viene la Barba?

Olvidemos ya los números, que todos conocemos y podemos consultar a diario, y miremos hacia el pasado. ¿Quién demonios es James Harden? Nacido en Compton en 1989, su madre le apodó Lucky (afortunado) porque entre él y su hermana mayor había sufrido varios abortos naturales. Cuando James se consolidó en las entrañas de su madre, la familia albergaba pocas esperanzas.

James nació en un entorno complicado. Compton, un suburbio situado al sur de Los Ángeles, era uno de los lugares con mayor criminalidad en Estados Unidos en los noventa. Su madre y hermana aún recuerdan los constantes tiroteos. De su padre pocas memorias quedan, y la Barba jamás supo nada. La madre de Harden es una de las más implicadas en la asociación Mother’s of Professional Basketball Players, retratada a la perfección en el capítulo 55 del podcast El Reverso. Para él, su madre es un elemento clave del éxito. Ella le siguió a todas partes.

“Hay mucha gente que no tiene suficiente fuerza mental. Y allí la gente acaba en la cárcel o ya no está aquí entre nosotros”, explica Harden sobre la barriada de su infancia. Su madre usó el deporte para esquivar los peores augurios y alejar a sus tres hijos de las bandas. “Jugaba a baloncesto hasta la 1 o las 2 de la madrugada, era mi trabajo”, recuerda el 13 de los Houston Rockets en un documental de ESPN. El joven Harden pasaba de las chicas –le tiró un balón a la cara a una como respuesta a sus flirteos– y solo se dedicaba a la canasta.

A pesar de todas esas horas en la cancha, Harden tenía varios escollos por delante. El primero era su condición de asmático, y en el instituto recuerdan que se ahogaba con cierta frecuencia. Otras cosa que recuerdan: no levantaba ni una pesa y comía bloques de queso enteros en una merienda. “La verdad es que podía hacer poca cosa. Era lento, muy lento”.

Un rara avis del baloncesto, sus compañeros se fijaron que James empezaba a emular a un argentino de moda en la NBA, un tal Manu Ginóbili. El euro-step entró en la vida de Harden pronto, y poco a poco le fue convirtiendo en lo que es ahora, un regateador sin parangón en la liga. Una vez graduado, las mejores universidades del país se fijaron en su talento. Él, fiel a sus rarezas, eligió seguir a su entrenador de instituto a Arizona State, una universidad promedio, y seguir marcando su ritmo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-155591″ isotope_mode=»packery» medias=»74789″ gutter_size=»3″ media_items=»media|lightbox|original,icon,caption» screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»11″ single_padding=»2″ single_text_reduced=»yes» lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3MjYxX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxNl9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjEyIn0sIjU3ODk2X2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9LCI1Nzg5NV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjQifSwiNTc4OTRfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI0In19″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548099209559{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

Un sexto hombre en la penumbra

El Harden universitario empezó a salir en los titulares. También empezó a dejarse la barba porque le hacía parecer más adulto. En las fotos de esa época se le ve algo gordete, un problema que no trasladó al profesionalismo. Con Oklahoma City Thunder, James tuvo que armarse de paciencia. Lo hizo tan bien que se convirtió en el mejor sexto hombre de la liga, una receta que propulsó al trío formado junto a Kevin Durant y Russell Westbrook a las Finales de la NBA de 2012. Perdieron.

Harden todavía piensa en esa época en Oklahoma. “¿Qué hubiera pasado si…?”, se pregunta por dentro. Cuando fue traspasado, cuando su relación con los Thunder se rompió de repente, la Barba pensaba que estaba condenado al papel de sexto hombre para siempre. A pesar de ello, vivió la separación como un divorcio. “Estábamos tramando algo grande, íbamos a por varios campeonatos consecutivos”, asegura. Lo que ocurrió es que el 13 no aceptó una propuesta renovación que le dieron a última hora, y Sam Presti, GM de OKC, lo traspasó en una operación relámpago a los Rockets.

De la noche a la mañana, el sexto mejor hombre del año pasó de la penumbra al centro del escenario. En su primer partido con su nuevo equipo cayeron 37 puntos, y en el segundo 45. “Esos dos encuentros me dieron la confianza necesaria. Vi que esto podía ser bueno”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74790″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiIxMiJ9LCI3MzM4Ml9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjUifX0=»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548101230378{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

¡Houston, Houston, ha nacido una estrella!

Desde su llegada a los Rockets, Harden ha ido progresando exponencialmente. Con Mike D’Antoni, que le ha situado en la posición de uno, la Barba ha capitalizado al máximo sus habilidades. “Cuando intentan cambiar las reglas, o poner nuevas de por medio, por culpa de una persona quiere decir que estás muy por delante de la competencia”, opina su entrenador sobre una de las especialidades de Harden: sacar faltas de la absoluta nada. Para el 13, su estilo solo “intenta crear una ventaja”, los oponentes y detractores definen esas faltas como pura basura.

Harden universalizó su icónica Barba a base de exhibiciones anotadoras y una capacidad incesante de mejora. No ha habido año que no haya subido sus cifras del curso anterior. Anotador puro y duro, no se queda corto a la hora de repartir juego: 8,5 asistencias este año. El juego le ha propulsado, pero lo que ha encumbrado al Harden estelar es su estilo fuera de la cancha.

Posado serio, ropa estrafalaria, su tremenda barba. Todo conjuga para que el tipo sea un peso pesado. Su carácter, abierto a cualquier cosa, también le ha convertido en uno de los jugadores más deseados por las marcas. Si algo tiene Harden es que no deja a nadie indiferente. “Me entra comida en esta mierda todo el rato”, se mofa de su valor más preciado, la barba. La máquina de anotar es, también, una máquina de vender.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74791″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiIxMiJ9LCI3MzM4Ml9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjUifX0=»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548099503766{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

El acento en el liderazgo

Harden recibió muchas críticas en su primera etapa con los Rockets, la que compartió con Kevin McHale de entrenador. Fue su antiguo preparador quién disparó más duro contra su expupilo: “James puede ver todos los pases, hacerlo todo, pero no es un líder”. Esas palabras llegaron al inicio de la temporada pasada, y los resultados de la misma le acabaron dando la razón a la Barba.

Houston estuvo más cerca que nunca de doblegar la dinastía de los Golden State Warriors, amos y señores del salvaje Oeste NBA. Con un 3-2 a favor en las Finales de Conferencia, una lesión de Chris Paul cortó la dinámica colectiva de los Rockets y dejó a Harden demasiado al descubierto. El superequipo liderado por Curry, Durant, Thompson y Green aprovechó esa debilidad y avanzó sin volver a mirar atrás hacia su segundo campeonato seguido. Era lo esperado, pero fue el baloncesto único de Harden quien puso en jaque la fórmula ganadora de los de la bahía.

Este año, los Rockets añadieron a Carmelo Anthony a su receta, que salió rana. Rectificaron a tiempo y descartaron a la estrella de sus planes. Desde entonces, y con varias lesiones de compañeros de por medio –Chris Paul, Clint Capela y Eric Gordon se han perdido muchos partidos este año–, James Harden ha enderezado él solito el rumbo de su franquicia.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74792″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiIxMiJ9LCI3MzM4Ml9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjUifX0=»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_use_pixel=»yes» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″ column_width_pixel=»875″][vc_column_text css=».vc_custom_1548099818211{margin-top: 0px !important;margin-right: 0px !important;margin-bottom: 0px !important;margin-left: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}»]

Individualista, ¿y qué?

Para muchos, el baloncesto de Harden es tremendamente individualista, prácticamente onanista. Una exaltación egoísta que casa poco con los últimos tiempos que han visto con mejores ojos los valores colectivos, léase los Warriors o los Spurs, y hoy en día también los Celtics o los Raptors. Pero esta visión que pretende marginar a Harden se olvida de la otra cara de la moneda. En estas fiestas corales del pasado reciente siempre hubo una antítesis llamada LeBron James, otra fuerza descomunal que por sí sola derribó a cualquier competencia en el Este durante ocho temporadas consecutivas.

Comprado con el Rey, lo de la Barba parece una anécdota. Sí, su dominio del juego ofensivo es absurdo, y se carga a los rivales hagan lo que hagan. Si se le tiran demasiado encima, fuerza la falta; si le dejan respirar, les acribilla desde cualquier distancia; si le vigilan de cerca, se desvanece con un par de quiebros y anota la bandeja fácil.

Otra línea de ataque contra el actual MVP de la NBA es la defensa. Harden no es un gran defensor, ni tampoco ha pretendido serlo nunca. Eso sí, sus críticos parecen tener memoria selectiva, ya que esa crítica no es común escucharla sobre otro referente del baloncesto del siglo XXI. ¿Qué tal defiende Stephen Curry? ¿No?

Lo de James Harden es un espectáculo de un hombre contra el mundo, un tipo que siempre ha seguido caminos poco frecuentados pero que, a punto de entrar en sus 30, ha encontrado las puertas del Olimpo. La Barba es una anomalía, y como cualquier anomalía en esto del baloncesto, deberíamos aprender a valorarla y disfrutarla al máximo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column column_width_percent=»100″ align_horizontal=»align_center» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/2″][vc_button button_color=»color-vyce» radius=»btn-round» border_width=»0″ display=»inline» link=»url:http%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fguillealvarez41||target:%20_blank|» icon=»fa fa-twitter» rel=»center»]Sigue al autor en Twitter[/vc_button][/vc_column][vc_column column_width_percent=»100″ align_horizontal=»align_center» overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/2″][vc_button button_color=»accent» radius=»btn-round» border_width=»0″ display=»inline» link=»url:http%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fnbaesp||target:%20_blank|» icon=»fa fa-twitter» rel=»center»]Siguenos en nuestras redes[/vc_button][/vc_column][/vc_row][vc_row unlock_row_content=»yes» row_height_percent=»0″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»3″ shift_y=»0″][vc_column column_width_percent=»100″ overlay_alpha=»50″ gutter_size=»0″ medium_width=»0″ mobile_width=»0″ shift_x=»0″ shift_y=»0″ z_index=»0″ width=»1/1″][vc_gallery el_id=»gallery-159387″ medias=»74794″ gutter_size=»3″ screen_lg=»1000″ screen_md=»600″ screen_sm=»480″ single_width=»12″ single_overlay_opacity=»10″ single_padding=»2″ lbox_caption=»yes» lbox_social=»yes» items=»eyI1NzI1MF9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNTcyNDhfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI2In0sIjU3ODIwX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNiJ9LCI1NzgxOV9pIjp7InNpbmdsZV93aWR0aCI6IjYifSwiNzMzODZfaSI6eyJzaW5nbGVfd2lkdGgiOiI4In0sIjczMzgyX2kiOnsic2luZ2xlX3dpZHRoIjoiNCJ9fQ==»][/vc_column][/vc_row]

Apuestas NBAesp – 6a Jornada Temporada Regular 2018/19

Buenas lecturas en la noche de ayer en el Bulls – Pistons, tanto Lavine como Portis cumplieron de sobras. Lástima que Lebron James no se dedicó a coger rebotes y nos impidió hacer el pleno.

Estas y otras apuestas/recomendaciones también las podéis seguir desde Telegram a través de nuestro canal: https://t.me/onlystakebasket

Última Jornada: +0.76 unidades
Total mes Octubre:  -0.64 Unidades
Puedes consultar nuestro balance AQUÍ

Ausencias para esta noche:

1)Cavs – Hawks + Thunder – Kings
Love anota más puntos que Paul George
Cuota @2.30 [BetWay]
Stake 1

Apuesta muy interesante que nos brindan los amigos de Betway, creemos que hay mucho valor en esta apuesta. Primero, es muy probable que Russell Westbrook se vuelva a vestir de corto esta noche tras perderse los dos primeros partidos de la temporada que han significado dos derrotas bastante claras para los suyos.

Con Westbrook en pista Paul George debería de tener menos tiros, en los partidos contras Warriors y Clippers ha tirado 23 y 27 TC pero con unos porcentage pésimos. Quizás con su mal momento en el tiro y con la vuelta de Westbrook se dedique a rebotear y defender y pasar en un segundo plano en la anotación.

Por otro lado Kevin Love es el principal arma ofensiva de los Cavaliers y de hecho se esta notando desde el primer día: jugador con más minutos jugados, máximo anotador, máximo reboteador y jugador que más tiros de campo intenta. Por lo tanto, viendo que hoy salen como favoritos contra uno de los equipos que aún no conocen la victoria y que tienen bajas importantes en la zona.

 

Así pues, Love tendrá vía libre en la pintura para dominarla a su antojo y podría incluso irse a los 30 puntos. Además por si fuera poco, Larry Nance Jr es duda para el partido de hoy

2)Los Angeles Clippers – Houston Rockets
James Harden +9.5 asistencias
Cuota @1.87 [BetWay]
Stake 1

Tras el bochornoso espectáculo en el Lakers – Rockets de anoche con puñetazos incluidos, la liga va a sancionar duramente a los jugadores implicados, esto quiere decir que Chris Paul, Rajon Rondo y Brandon Ingram se van a perder un buen número de partidos y eso empieza desde esta noche, Chris Paul no jugará hoy y a falta de que el comisionado de la NBA se pronuncie, sabremos cuantos partidos le caen finalmente

Así pues, esta noche tendremos a James harden ejerciendo de base durante la gran mayoría del partido y esto quiere decir que va a tener que repartir el juego de los Rockets. Temporada pasada cuando Chris Paul no jugaba por lesión promedio sobre 9 asistencias por partidos así que esta noche debería de rondar este número. Lo más importante es que MCW no esta en buena forma y por lo tanto no creo que juegue más de 10 minutos, por lo que jugará muchos minutos la dupla Harden – Gordon.

 

Primera ronda: Harden ejecuta a los Warriors (y el banquillo ni lo celebra)

Los Golden State Warriors acusaron la baja por segundo partido consecutivo de su estrella, Stephen Curry, y cayeron derrotados por un ajustado 96-97 contra unos Houston Rockets que ponen el 2-1 en la eliminatoria. James Harden lideró a su equipo con una actuación brillante (35 puntos y nueve asistencias), y anotó también la canasta definitiva a falta de dos segundos para que los Rockets se hicieran con su primera victoria en la serie. En los Warriors, Marreese Speights fue el máximo anotador con 22 puntos. Klay Thompson se quedó en 17 tantos, y un poco habitual 0/7 en triples.

Ibaka Thunder

La paliza de la noche se vivió en el American Airlines Center de Dallas, donde los Oklahoma City Thunder asestaron un tremendo golpe a los Mavericks, que cayeron en su feudo por un contundente 131-102. Kevin Durant (34), Russell Westbrook (26) y Enes Kanter (21) sumaron 81 de los 131 puntos de su equipo, mientras que en los Mavs, Wesley Matthews con 22 puntos y Raymond Felton con otros 18, dieron la cara.

Los Toronto Raptors consiguieron darle la vuelta a la serie y colocarse por delante después de derrotar a domicilio a los Indiana Pacers por 101-85. DeMar DeRozan y Kyle Lowry fueron los mejores de los canadienses con 21 puntos, mientras que Paul George lideró a su equipo con 25.

La imagen

El dato

Los Golden State Warriors firmaron una de sus peores noches desde el lanzamiento de tres puntos. Los de Steve Kerr anotaron únicamente 6 de 25 lanzamientos triples. Que Marreese Speights fuera el máximo anotador desde el 7’25 con tres explica el porqué de la primera derrota en Playoffs del equipo de Oakland.

La cita

«Este partido lo hemos perdido por mi culpa. He estado horrible«. Así de claro y contundente se mostró Draymond Green a la finalización del partido, atribuyéndose la culpabilidad de la derrota a sí mismo.

El Top 5

Houston, tenemos un problema

Los Houston Rockets no levantan cabeza después de cortársela a su entrenador, Kevin McHale, la semana pasada. Los texanos lucen un récord de 5 victorias y 10 derrotas en este arranque de temporada, una situación que nadie busca en el complicado Oeste. Y menos si el año pasado estuviste en las finales de conferencia. El pánico parece residir en el cuerpo de los jugadores y la dirección, ya que para muchos observadores la destitución de McHale pareció un acto precipitado.

Ya sin él, tras caer ante los Memphis Grizzlies por 102-93, los Rockets encadenan tres derrotas consecutivas (siete en los últimos ocho) y no ha habido cambios notables, al menos en la superficie. «Nuestra actitud ha cambiado en semana y media. Nos hemos concienciado más seriamente de lo que estamos haciendo. Los chicos están trabajando de manera más disciplinada y se les ha visto con hambre para ello. Como grupo, les hemos unido. Eso fue lo primero que pidieron, mayor disciplina, una mayor estructura y más reglas«, explicó J.B. Bickerstaff, entrenador interino del equipo, al Houston Chronicle.

Para el técnico defenestrado, el problema de los suyos era la «falta de esfuerzo y de un sentimiento de urgencia» ante la compleja situación. A pesar de seguir contando con los destellos individuales, parece que lo más le hace falta a Houston es distribuir responsabilidades y repartir más el juego. Ayer, de nuevo, fue todo lo contrario ya que James Harden se fue hasta los 40 puntos. El siguiente en la lista de anotadores local fue Jason Terry con 13 tantos y el tercer y último en sumar dobles dígitos fue Dwight Howard (12).

Marc-Dwight

«Por supuesto que estamos frustrados, pero aún tenemos confianza. Estamos tirando muchos tiros abiertos que normalmente metemos y ahora no entran. Así que eso mete más presión a nuestra defensa», declaró el astro local, que el año pasado estuvo cerca de proclamarse MVP de la temporada regular. Prueba de que no hay quórum todavía en el seno del vestuario fue la respuesta de Bickerstaff a la afirmación de su pupilo estrella: «No podemos tirar simplemente porque estemos abiertos. Tenemos que lanzar porque creemos que vamos a enchufarlos».

Los Rockets fueron el sexto equipo con mayor anotación el curso pasado y, actualmente, son solo el decimonoveno. Más preocupante es el hecho de ser antepenúltimos en la clasificación de más puntos encajados, un total de 106,8 tantos por encuentro. Sus números en asistencias y rebotes también se han ido al carajo. Nadie sabe exactamente lo que ocurre, si falta comunicación, entendimiento o voluntad colectiva, pero por allí van los tiros en un equipo que apenas ha perdido talento bruto.

Houston, tenemos un problema, pero todavía no sabemos como solucionarlo.

Más NBA:

En una jornada de 12 encuentros, previa al parón de acción de gracias hoy, los españoles brillaron con luz propia. Marc Gasol sumó 11 puntos, 7 rebotes y 2 asistencias en el triunfo ante los Rockets, pero fue José Calderón quién más destacó a pesar de la derrota de los New York Knicks ante los Orlando Magic (91-100). El base extremeño está cada vez más cómodo en la Gran Manzana  y ayer se fue hasta los 23 puntos y 4 asistencias, su mejor registro anotador en casi dos cursos. Serge Ibaka terminó con 12 puntos y 8 rebotes en el triunfo de los Oklahoma City Thunder ante los Brooklyn Nets (99-110). La mala noticia llegó desde Minnesota, ya que Ricky Rubio (5 puntos y 6 asistencias) se tuvo que retirar en la segunda mitad de la victoria de los Timberwolves ante los Atlanta Hawks (95-99) por problemas en el tobillo.

Charlotte, 101; Washington, 87 (Lamb 18 y Neal 18). Boston, 84; Philadelphia, 80 (Thomas 30 y Okafor 19). Detroit, 104; Miami, 81 (Drummond 18 y Whiteside 15). Toronto, 103; Cleveland, 99 (Lowry 27 y LeBron 24). Milwaukee, 118; Sacramento, 129 (Gay 36 y Middleton 21). San Antonio, 88; Dallas, 83 (Leonard 25 y Nowitzki 13). Phoenix, 114; Nueva Orleans, 120 (Knight 29 y Davis 26)

#SemanaNBAesp 04/11-11/11: Hora de Aventuras

Siguen los Warriors en su nube de campeones: invictos tras dos semanas de competición e igualan su mejor inicio de temporada de la historia, casi nada. Drummond sigue haciendo numerazos y pulverizando records en Detroit, Harden resucitó con la visita de Russell y Kevin (lesionado nuevamente por cierto), Brooklyn se estrenó, Porzingis se asomó, Paul George la lió… y a Green un pronto le dio.

Campeón – Hombre de rebote

Elegido por segunda semana consecutiva mejor jugador de la Conferencia Este y logrando un total de 150 puntos y 150 rebotes tras sus primeros 8 encuentros, algo que no sucedía desde Kareem Abdul-Jabbar hace ya más de 40 años. No sorprende (en cierto modo) porque ya conocemos la fortaleza física de este jugador, y ahora que juega como único referente interior en un equipo de tiradores sus cualidades aún salen a relucir en mayor medida

 

Líderes de Conferencia – Barba ON

Justo cuando peor parecía que estaban los Texanos, hasta el punto que ya casi nadie se acordaba del hombre que plantó cara a Stephen Curry el año pasado en la carrera por el MVP, fue llegar OKC y volver todo a la normalidad. Sabemos que James Harden le tiene ganas a los Thunder, fue el equipo en el que llegó a la NBA y del que salió por la puerta de atrás, y siempre aprovecha la mínima oportunidad para recordarles que cometieron un grave error, aunque esta semana ello más bien desatase un huracán. 37 puntos a OKC, 44 a Orlando, 42 a Sacramento y 40 a Clippers que le valieron para ayudar a los suyos a salir del atoyadero con 4 triunfos consecutivos. Ayer perdieron ante Brooklyn, pero como era de otra semana lo guardaremos sabiamente hasta entonces.

Most Improved – Ya llegó el triple-doble

Se hicieron esperar pero al fin se lograron los primeros tripes-dobles de la temporada. Hasta la fecha llevamos 3, siendo el primero y el último logrados por Rajon Rondo (14-12-15 ante GSW y 14-11-15 ante DET), y el del medio por un habitual también como Russell Westbrook (23-11-11 en la visita de los suyos a Washington).

Mitad de Tabla – Rio Tennessee

Se llevó a cabo el primer traspaso destacable de la temporada, un movimiento que llevaba sonando desde hacía varios días y que finalmente se oficializó en el día de ayer (martes). Memphis Grizzlies se hizo con los servicios de Mario Chalmers y el alero James Ennis a cambio del base esloveno Beno Udrih, el ala-pívot Jarnell Strokes y una segunda ronda. Entiendo que las pretensiones de Miami pasan por liberar espacio salarial y prescindir de un jugador no demasiado implicado mentalmente; en el caso de Memphis imagino que se tratará de buscar una variante algo más experimentada en el triple (son el peor equipo en este apartado con un 25% de acierto) y capaz de afrontar momentos finales de partido con cierta garantía ofensiva, insisto en que no creo que haya tanta diferencia con el esloveno, pero considerando también la llegada de Ennis me da que todo pasa por conseguir algo mejor sobre el papel y con cierta tonalidad de desesperación.

Fuera de PO – Tócate los huevos

El rookie Kelly Oubre fue sancionado con 15.000 dólares después de celebrar con gestos obcenos el triple de Bradley Beal decisivo en la victoria de Wzashington ante San Antonio. Desde luego el momento es para volverse loco, pero ese tipo de acciones bien merecen una sanción por resultar demasiado indecorosas.

The Tankings – TMZ Green

Una de las grandes aventuras e incógnitas de la semana que vamos resolviendo a medida que pasan los días. Según parece el jugador apareció la mañana del pasado 4 de Noviembre en su hotel de Miami con las manos cubiertas de sangre y pidiendo la asistencia de los bomberos poco antes de desplomarse en el aparcamiento; se desconocen aún los detalles pero Green habría agredido presuntamente a un hombre y durante su ingreso en el hospital habría propinado algún que otro puñetazo. Por lo pronto Miami le ha sancionado con dos encuentros de suspensión, y el jugador ha pedido disculpas públicamente, esperemos que sean sinceras.