Westbrook deja a los Spurs al borde del precipicio

Los Oklahoma City Thunder han dado un golpe de efecto a las semifinales de la Conferencia Oeste después de derrotar en el quinto partido a domicilio a los San Antonio Spurs por 95-91 en un encuentro donde Russell Westbrook ha vuelto a demostrar que, después de Stephen Curry, es uno de los mejores bases de la competición. El ‘0’ de los Thunder se fue hasta los 35 puntos, además de capturar 11 rebotes y repartir nueve asistencias. Junto a Westbrook, Kevin Durant anotó 23 puntos, mientras que en los Spurs, que deberán ganar los dos partidos que quedan, Kawhi Leonard consiguió 26 puntos, seguido de LaMarcus Aldridge y Danny Green, ambos con 20.

La imagen

El dato

Tirando de precedentes, los Spurs lo tienen realmente complicado para avanzar a la final del Oeste. Con Gregg Popovich en el banquillo, el equipo ha perdido 10 de los 12 partidos en los que se han jugado la eliminación fuera de casa. Nunca se puede dar por muerto al equipo de San Antonio, pero el sexto partido en el Chesapeake Arena será a cara o cruz.

La cita

«No sabía que la eliminatoria había acabado». Así de irónico se mostró Gregg Popovich cuando fue preguntado por un periodista sobre la gran tarea realizada por el entrenador de los Thunder, Billy Donovan.

El Top 5


Primera ronda: los Pistons dan guerra y los Heat se revelan

Segunda jornada de los Playoffs 2016 y de nuevo alguna que otra sorpresa. Los Detroit Pistons no ganaron pero pusieron contra las cuerdas a los Cleveland Cavaliers en el primer encuentro de la serie entre ambos, que ganaron los locales por un ajustado 101-106 en el marcador. El ‘Big-Three‘ de los Cavs se reencontró en postemporada y respondió de maravilla al reto del equipo rival: LeBron James cumplió con 22 puntos, 6 rebotes y 11 asistencias y vio como Kevin Love (28 tantos y 11 rebotes) y Kyrie Irving (31 puntos y 6 asistencias) se sumaban en un esfuerzo a tres bandas que aportó 81 de los 106 tantos totales de los suyos. Visto lo visto, los de Motor City podrían dar bastante guerra a los favoritos del Este.

El otro partido con conclusiones interesantes fue la victoria de los Miami Heat ante los Charlotte Hornets (91-121). Los de South Beach vuelven a los Playoffs con las pilas cargadas y una paliza meridiana. Luol Deng sumó 31 puntos para liderar a los locales mientras que los visitantes tuvieron su mejor arma en Nico Batum, que finalizó con 24 tantos. Los Hornets deberán espabilar si quieren optar a pasar ronda.

Para paliza la de los San Antonio Spurs, que arrollaron a los Memphis Grizzlies (74-106) en el AT&T Center gracias a un magnífico despliegue defensivo. Sin Marc Gasol ni Mike Conley, los del Misisipí se vieron abocados a la miseria ya tras el primer cuarto. El esfuerzo equilibrado de los Spurs volvió a tener en su centro gravitacional el talento de Kawhi Leonard, que terminó con 20 puntos, 2 rebotes, 4 robos y 3 tapones en 28 minutos de juego. Gregg Popovich pudo hacer rotaciones ya en el primer choque, mientras que Dave Joerger vio como su mejor activo, Zach Randolph, se quedaba en unos pobres 6 puntos.

En el último partido de la madrugada, Los Angeles Clippers tampoco sufrieron demasiado para batir a los Portland Trail Blazers (95-115) en una de las series más igualadas del Oeste. Chris Paul lideró al equipo de Doc Rivers con 28 puntos, 6 rebotes y 11 asistencias; además contó con cinco compañeros en dobles dígitos, incluyendo los 19 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias de Blake Griffin y los 18 tantos de DeAndre Jordan. Los Blazers estuvieron menos acertados en lo coral, pero Damian Lillard demostró con 21 puntos y 8 asistencias que puede rescatar algún choque de la serie él solito.

La imagen:

El dato:

Es la decimosexta vez que los San Antonio Spurs dejan a su rival por debajo de los 75 puntos en Playoffs, un logro que nadie más ha conseguido en la postemporada.

La cita:

«No tengo ni idea de si un dueño puede apostar, pero estoy seguro de que hay una apuesta multimillonaria en alguna parte». Doc Rivers, entrenador de los Clippers, sobre el duelo entre Steve Ballmer y Paul Allen, excompañeros en la dirección de Microsoft y dueños de LAC y POR.

El Top 5:

#SemanaNBAesp 16/12-23/12: That Day

Nos acercamos al 2016, dejamos atrás un año dominado por los Warriors casi de cabo a rabo, pero del que sería injusto obviar a Hawks, Cavaliers y Spurs; precisamente estos últimos se empeñan en ser los mejores, y ya suman 7 partidos sin perder y otros muchos como invictos en casa. Además, un duelo entre Lebron y Durant que será recordado por el golf, los nominados al Hall Of Fame, el mal momento de Rose…

.

Campeón – San Antonio Spurs

Nuevamente sin llamar la atención, calibrando sus piezas minuciosamente para ser capaces de evolucionar sin perder la esencia y con un MVP silencioso como Kawhi Leonard, así llegan los Spurs a esta consecución de año. Y lo que es más inquietante, a tan solo 3 triunfos del mejor equipo de los Warriors (el mejor inicio de temporada de la historia) y siendo el equipo que menos puntos recibe por encuentro, de hecho también son el que más partidos ha ganado por una diferencia mayor a 15 puntos. Esta semana han ganado todos sus partidos, incluido un duelo ante los Pacers en el que Leonard secó a Paul George, además andan inmersos en una racha de 7 victorias seguidas, y siguen sin perder en el AT&T (16-0), como para fiarse.

.

Líderes de Conferencia – Hall Of Fames

Todos coincidimos al afirmar que Shaquille O’Neal, Yao Ming y Allen Iverson merecen formar parte del Naismith Memorial Basketball Hall of Fame, es cierto que no podemos meter a los tres en el mismo saco pero el reconocimiento es absoluto. No quiero olvidarme tampoco de los otros dos candidatos: Tom Izzo es una leyenda en el banquillo de los Spartans de Michigan State, comenzando su andadura como ayudante en 1983 para ya en 1995 dar el salto como entrenador jefe hasta el día de hoy. A Sheryl Swoopes seguramente pocos la conozcan, pero debéis saber que es una de las mejores jugadoras de baloncesto de la historia, estrella pionera en la WNBA y poseedora de un palmarés inugualable, compuesto entre otros por 4 campeonatos y 3 MVPs.

Los finalistas del Salón de la Fama serán anunciados durante el All-Star Weekend, mientras que los exaltados no los conoceremos hasta el 4 de abril, día de la Final Four de la NCAA. Es una lástima que tengan que quedar-se algunos por el camino, pero considerando que es mera cuestión de tiempo que estén no me preocupa demasiado ni me parece injusto. Mucha suerte!

.

Most Improved – Nochebuena en Baviera

No le faltarán motivos para celebrar la nochebuena por todo lo alto a Dirk Nowitzki, y es que tuvo una jornada pre-navideña realmente inmejorable, anotando la canasta del triunfo Maverick en la prórroga ante Nets y superando a Shaquille O’Neal en la lista de máximos anotadores de la historia. El alemán es ahora sexto con 28.609 puntos, situándose a poco menos de 3.000 del quinto que es Wilt Chamberlain, cifra que esperemos logre superar antes de retirarse (en principio) dentro de dos años.

.

Mitad de Tabla – Fin de la racha histórica

Tras 275 partidos disputados de forma consecutiva desde que llegara a la NBA en el draft de 2012, todos ellos como titular, Damian Lillard se vio obligado a perderse el primer partido de su carrera este lunes ante Atlanta Hawks por culpa de una fascitis plantar, de hecho anoche volvió a ser baja y aún no hay fecha para su regreso. Aún así me llama la atención que vaya a ser tan solo la 4ª mejor racha de la historia, es cierto que ninguno de los otros tres resultó ser tan titularísimo ni estuvo tantos minutos por encuentro en pista, pero en cuanto a rachas tanto Tristan Thompson (313) como DeAndre Jordan (350) le superan y siguen inmersos en las mismas, no así A.C. Green, aunque sus 1.192 partidos sí que parecen insuperables a día de hoy.

.

Fuera de PO – El precio de la fama

El baloncesto es un deporte propenso a ocasionar accidentes entre los espectadores de la primera fila, la distancia entre la línea de banda y las sillas no es demasiado amplia y cuando un jugador se lanza con todo a por una bola suelta solo queda rezar y esperar que la colisión sea lo menos dolorosa posible. Hay infinidad de ejemplos consecuencias, aunque el del otro día es uno de los más bestias en cuanto a aparatosidad de la caída. La espectadora en cuestión era Ellie Day, mujer del golfista profesional Jason Day, y por suerte todo quedó en un susto y una fuerte contusión; la aparatosa imagen de ella abandonando el partido en camilla y con el collarín desató la preocupación generalizada, y no es para menos, le había caído encima todo un morlaco de 110 kgs como LeBron James, así que poca broma con eso.

.

The Tankings – Rosemaniacs

Es cierto que viene de hacer un partidazo en el encuentro de las 4 prórrogas ante Detroit el pasado viernes, pero los números siguen sin acompañarle esta temporada, y tras los dos partidos cosechados ante Brooklyn y New York (por debajo del 30% de acierto, de los 10 puntos y sin casi relevancia en la circulación de balón) son muchas las voces que se han alzado pidiendo su salida del equipo. No es fácil ni mucho menos ser Derrick Rose, su gran virtud es la explosividad y tener rodillas de cristal es algo que siempre te impide dar lo máximo, además nunca ha sido de tener buenos porcentajes de acierto en el tiro exterior, y ahora que los Bulls pasan por un momento delicado es inevitable que sea el primeroen recibir. Al base aún le quedan dos años de contrato, ambos por encima de los 20 millones de dólares, y cada vez veo más difícil que vaya a terminar el curso vestido de toro.

#NBA 22/03 Anoche te perdiste… a los maestros Spurs dominando a los Hawks

Los vigentes campeones están teniendo una temporada complicada. Los San Antonio Spurs están sextos en el Oeste, en una posición incómoda en la que deberán estar muy atentos hasta la conclusión de la temporada regular si no quieren tener sustos de última hora y, peor todavía, enfrentamientos complejos en primera ronda de playoffs. Ante los Atlanta Hawks, dominadores absolutos del Este y herederos de su juego colectivo, los Spurs volvieron a mostrar su mejor cara con una victoria a domicilio por 114-95.

Tim DuncanLos Hawks, espejo de la filosofía de los texanos, están en un momento delicado y encadenan tres derrotas consecutivas. Han ganado cinco de sus últimos diez compromisos. Ante San Antonio, no han logrado ganar esta temporada. Derrotar a los campeones no es sencillo, de hecho, ni ellos mismos se explican el porqué de su floja campaña.

“Por algún motivo, no hemos tenido el mismo ritmo que en años pasados”, explicó Tony Parker, cuatro veces campeón de la NBA. “Sienta muy bien ganar ante un equipo muy bueno”. La victoria llegó gracias a los 23 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias de Tiago Splitter y los 20 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias de Kawhi Leonard.

Los Spurs, quizás, hicieron uno de sus mejores partidos de la temporada. En un duelo de trabajo colectivo, los maestros superaron con autoridad a los aprendices. Tim Duncan aportó 12, Danny Green 15, Boris Diaw 17 y Marco Belinelli 13. Los Hawks se quedaron tiesos desde el incio, con un primer cuarto dominado por los Spurs y que acabó 26-13 a favor de los visitantes.

La buena noticia en Atlanta fue el retorno de Kyle Korver, que se rompió la nariz y volvió con una máscara. El triplista de los Hawks no estuvo cómodo y terminó con 6 puntos y 5 pérdidas. Paul Millsap, con 22 puntos y 7 rebotes, y Dennis Schroder, fueron los mejores locales. “No habíamos tenido una racha de estas en todo el año”, comentó Al Horford. Es la primera vez que los de Georgia caen tres partidos seguidos esta temporada.

La clase magistral de ayer, sin embargo, no tiene precio. Los campeones también han perdido y pierden. Para triunfar, hay que aprender a sufrir. La temporada regular ha tenido en el Este un dominador claro y que a pesar de sus 3 derrotas, sigue ocho partidos por delante de los Cavaliers. Otra cosa, y otro color, tendrán los playoffs. Cuando llegue el momento de la verdad, los Hawks deberán aspirar a la perfección de los San Antonio Spurs. La pasada madrugada los vieron en plena acción.

[Estadísticas del partido]

Destacamos en una jornada maratoniana de la NBA la derrota de los New Orleans Pelicans a manos de Los Angeles Clippers. Es la tercera consecutivas del equipo liderado por Anthony Davis, que aspira a ocupar la última plaza del Oeste de playoffs junto a los Oklahoma City Thunder y los Phoenix Suns. La mala racha de la renombrada franquicia les ha puesto a tres partidos de distancia de los Thunder, que ocupan la octava posición gracias al ‘show’ de Russell Westbrook (ayer volvió a lograr un triple-doble, el décimo de la temporada). Tan reñida está la lucha que los Pelicans están incluso por detrás de los Suns,que encadenan cuatro triunfos consecutivos. En el Este las cosas están igual, con Charlotte, Boston, Indiana y Brooklyn en un pañuelo para intentar entrar en las postemporada.

La NBA en 2014: el esplendor del cambio

La NBA despide el 2014 en un momento muy dulce. El año ha sido de cambios, en general muy positivos. Desde lo más alto de los estamentos de la liga hasta lo más bajo, las cosas han ido bien para deportistas, dueños y aficionados.

Para empezar, la NBA ya no es cosa de David Stern, el eterno comisionado de la liga que estuvo presente en más de la mitad de su historia, dejando un magnífico legado sin obviar importantes manchas. Adam Silver ha arrancado, en líneas generales, dejando buenas sensaciones. Aire fresco arriba que permite respirar a todos los que rodean el espectáculo. El baloncesto ha sido el gran vencedor.

Gregg Popovich & Tim Duncan celebrate NBA championshipLos San Antonio Spurs consiguieron la redención ante los super Miami Heat. El anillo consagró el proyecto a largo plazo de Gregg Popovich, traducido en Duncan, Parker y Ginobili. Con un juego exquisito, destronaron a LeBron James y su equipo de artificio. Además, la final encumbró a Kawhi Leonard como principal representante de la generación del futuro, ya presente a estas alturas de la temporada 2014-2015.

Más allá de los despachos y de las canchas, la NBA ha visto gestos de compromiso muy interesantes e importantes. En primer lugar, el embrollo de Donald Sterling, marginado y finalmente apeado de la dirección de Los Angeles Clippers por comentarios racistas. También, en un caso mucho más reciente, ha visto a sus jugadores defender causas justas como el fenómeno I can’t breathe.

Después de la revolución consolidada por los Spurs, parece que el buen juego –o mejor, ya que antes no era malo– se está imponiendo en la presente temporada. Equipos poco habituales copan las clasificaciones de ambas conferencias. Hablamos de Toronto, Atlanta y Washington en el Este y de Golden State, Portland y Memphis en el Oeste. Sigue habiendo un agujero de nivel entre ambos lados del continente norteamericano, pero dentro de cada división ha habido pequeños cambios de poder. Steph Curry, John Wall, Damian Lillard, Anthony Davis, Kyrie Irving y Marc Gasol –premiado como mejor defensor del pasado curso– son algunos de los nuevos hombres fuertes de la liga a día de hoy. La carrera por el MVP, a día de hoy, no pasa ni por Durant ni James.

Hablando de premios, Kevin Durant consiguió romper el dominio de LeBron en la cima de lo individual, el MVP de la temporada regular. Entre llantos, el de Oklahoma recibió un cetro merecido que sin embargo no pudo traducir, por lesiones y mala suerte, en su primer anillo NBA. Cara y cruz, en este caso, para unos Thunder que llevan ya mucho tiempo buscando el Larry O’Brien.

Al mencionar LeBron, que ni campeón ni MVP puede seguir protagonizando la portada, hemos de hablar del regreso. Su retorno a Cleveland fue otra redención, una historia de reconciliación con su territorio que de momento no está teniendo los mejores resultados. El renovado compromiso, en este caso, debe ser el valor más estimado cuando este cumple 30 años. Aunque para vetustos ilustres se mantiene a pie uno de los más grandes, Kobe Bryant.

Superar a Michael Jordan en anotación ha sacado a relucir, una vez más, el privilegio de poder disfrutar del 24 de los Lakers. Su legado, con un granito (o granazo) de arena más, sigue agigantándose a sus 36 años. Pasar a Jordan pone en perspectiva más de dos décadas de baloncesto de un mito en activo.

Hablando de España y los españoles, obviando al hermano mediano ya mencionado, hemos visto cambios interesantes. Pau Gasol está en unos Chicago Bulls con los que aspira a su tercer anillo mientras que José Calderón está en la Gran Manzana desconcertado con los malos resultados. Ricky Rubio es ya una estrella en Minnesota (al menos de contrato), Serge Ibaka sigue creciendo como jugador y Víctor Claver… sigue desafortunadamente igual. A todo esto, en 2014 los estadounidenses exportaron su showtime del futuro, el de las jóvenes estrellas, a la península. Una pena que la selección no compitiera hasta la final más esperada.

2015 será bueno, bonito y (esto no es nada seguro) barato. Para los aficionados al baloncesto queda pensar que después de una revolución llega la hora de consolidar el modelo. Eso, en el caso de la NBA, no significa que los Spurs vayan a ganar, sino que el baloncesto seguirá siendo de una calidad inconmensurable. ¡Feliz año nuevo!