Previa Finales NBA 2017: El desempate

Llegó el día.

 

Tras siete meses de competición vuelven las finales de la NBA. Es imposible no sentir ese gusanillo siempre que la última eliminatoria llega, incluso si tu equipo está ya de vacaciones. Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers se dan cita con la historia, una vez más. Si, así es, se repite la misma final que en 2015 y 2016 entre dos equipos que ya tienen su hueco en las enciclopedias. Hace dos años el triunfo fue para los de la bahía de Oakland y la temporada pasada, en cambio, LeBron se aseguró de llevar el triunfo a Ohio.

 

nba-the-finals-2017-golden-state-cleveland-previa
the-finals-2017-warriors-cavaliers
(1) Golden State Warriors    Cleveland Cavaliers (2)
(1-1 en temporada regular)
Precedentes en Playoffs: 1-1 en las Finales NBA
CLAVES: Tristan Thompson + humanizar a LeBron
Cuando empezó la temporada, tras la incorporación de los Warriors del que probablemente sea el segundo mejor jugador de la liga, Kevin Durant, muchos dimos por campeones a los californianos. Pero la vida es más complicada que eso, sobre todo si LeBron está en ella. Se ha «reservado» en temporada regular y digo reservado porque los Cavs dejaron dudas y ni siquiera consiguieron la primera plaza del Este. Pero llegados los Playoffs, Cleveland y Golden State se han plantado en las finales con un 12-1 y 12-0 a favor, respectivamente, en sus series de postemporada. Vaya liga tan aburrida, diréis. Parece el Madrid y el Barcelona de toda la vida, diréis. Sí, pero de los cuatro a siete partidos que vamos a tener ahora no los encontrarás en ninguna otra parte.Por un lado Golden State, equipo hecho por y para ganar. Los de California cuentan con el papel de favoritos, obvio teniendo en cuenta que a su plantel del año pasado han sumado a Durant. Thompson ha pasado ligeramente a segundo plano, pero sigue siendo esencial. Curry no ha metido mil millones de triples, pero sigue siendo capaz de reventar un partido. Y Green, bueno, Green sigue siendo el termómetro de estos Warriors. Si Draymond está metido en el partido y tiene la cabeza amueblada, los Warriors se llevan esto en cinco partidos. La llegada de Durant no hace más que añadir peligro a una fórmula letal que perdió las finales el año pasado, que de hecho se las entregó a LeBron tras malograr una ventaja de 3-1. Veremos la fortaleza mental de esta temporada.

 

En frente los Cavaliers. O los LeBroniers. Como cada uno prefiera. Sin mucha diferencia respecto al año pasado, si que es verdad que han hecho fichajes estratégicos y, a mi parecer, excelentes. La llegada de Kyle Korver fue una jugada maestra, un tirador excelso para un sistema en el que juega LeBron siempre es un acierto. Deron Williams, experiencia y calidad para dar esos 10 minutos de descanso a Kyrie Irving cada noche. Pero el mejor fichaje ha sido conseguir que Love se sienta pieza importante del equipo. No sólo que lo sienta, sino que lo sea. El ex-bruin será fundamental en la serie una vez que los Warriors pongan su quinteto pequeño, y habrá que ver qué tal aguanta los emparejamientos en defensa.

 

Existen varias claves en estas finales pero merece la pena destacar dos en cada equipo por encima del resto. Sólo me limitaré a decir que LeBron no es una clave, porque es una constante: cuento con que hará una actuación histórica. Así pues, el hombre clave para los Cavaliers es Tristan Thompson. Va a tener que coger más rebotes que en toda la temporada si los de Ohio quieren tener opciones. Va a tener que aguantar emparejamientos desfavorables en defensa. Va a tener que ser el amo y señor de la zona de Cleveland. En definitiva, por sus manos (y problemas de faltas) pasan muchas de las opciones de repetir anillo, quizás más que por las manos de Irving. Irving es la otra clave de los Cavs. Si está enchufado todo será más fácil. Sus finales del año pasado son para enamorarse una y otra vez, pero hace dos años entre lesiones y demás, no pudo rendir al 100%; sus compañeros le necesitan.

 

En los Warriors es más fácil. Con que 3 de sus 4 estrellas estén enchufadas deberían de tener la victoria al alcance de la mano. Y aún así, con LeBron enfrente, nunca es tan fácil. Draymond será clave y ya hemos explicado porqué, pero además de la defensa de Dray, Iggy y Durant deberían ser los otros hombres que se repartan la tarea de bailar con la más fea —en este caso James—. Será esencial. Si consiguen que LeBron solo haga partidos decentes y no de nivel Hall of Fame, el trofeo volverá a California.

 

¿Y qué nos queda a los aficionados? Pues disfrutar. Entre cuatro y siete partidos de auténtica locura, baloncesto, talento y espectáculo. Apenas quedan un par de semanas hasta que la NBA vuelva a bajar el telón durante el verano y más nos vale aprovecharlo. Olvidémonos de si odiamos a LeBron, o a Durant por supuesta traición, o a los Warriors por ganar todo. Solíamos disfrutar con la NBA independientemente de quien levantara el título; volvamos a hacerlo.

Los pronósticos de NBAesp

Martín Santana – GSW 4-2
Guille Álvarez – GSW 4-3

Los pronósticos de Timeout

Rapatam – GSW 4-2

 

Burlador – GSW 4-3

 

Kante – CLE 4-3

 

Señor Rama – CLE 4-3

Apuestas NBAesp: 04/11 – 10ª Jornada

Noche para esconder la cabeza, efectivamente hubo dos sorpresas, pero ninguna relativa a los partidos que manejábamos (Lakers en Houston y OKC en el Staples…). Hoy iremos con todo lo que nos queda a dos bets. Cualquier consulta sobre Apuestas podéis llevarla a cabo a través de los comentarios o Twitter, ya sea al mío, @rapatam o el de la web, @nbaesp.

0

0:00 – Orlando Magic vs Sacramento Kings

orsac

01:00 – Milwaukee Bucks vs Indiana Pacers

milin

01:00 – Minnesota T’Wolves vs Denver Nuggets

minden

Denver Nuggets +3.5   @1.90   3.5€

Puede pasar de todo en este partido, pero desde luego viéndolos jugar en lo que va de temporada Denver me parece un equipo mucho más en forma y competitivo que los Wolves; anduvieron cerca de vencer en Toronto, y jugaron un gran partido frente a los Blazers a pesar de que lo tiraron por la borda en los instantes finales. La única victoria de los Wolves esta temporada se produjo en un partido en el que Memphis dió descanso a sus dos pilares, sin desmerecer a Zach LaVine, y considerando que no está su base titular (Ricky Rubio, para el que crea que es Dunn, aunque le falta poco…) dudo que esta temporada haya momentos mejores que este para confiar en que Denver saldrá victorioso de Minnesota.

01:00 – Cleveland Cavaliers vs Boston Celtics

clebos

03:30 – Golden St Warriors vs OKC Thunder

gsokc

Kevin Durant anotará más de 28.5 puntos   @1.83   3.5€

Bien podría apostar por cualquiera de los dos grandes protagonistas de la noche de hoy, sin embargo optaremos por aquel al que colocan una cifra menor (Russell Westbrook está en 32). A pesar de que sé que ambos van a dejarse hoy la piel por demostrar cuál de los dos es mejor, creo que es un partido que KD lleva esperando mucho tiempo y jugando ante su público veo poco probable que falle a la cita; así que hoy esperemos cerrar la noche todos contentos (por Durant), aunque si OKC mantiene el invicto tampoco pasa nada no?

Durant se marcha a los Warriors y Pau pone rumbo a San Antonio

Permanecíamos atentos al auncio de una decisión que parecía no llegar nunca, la derrota en las finales abría la puerta de par en par a la llegada de Kevin Durant a Golden State en la búsqueda del anillo, y finalmente así ha sido.

Estuvieron cerca los Clippers de convencerlo, Boston montó un paripé al más puro estilo americano y Oklahoma supo crear expectación con la llegada de Oladipo, sin embargo la decisión ya estaba tomada. Viendo ese contrato de 54.3 millones por 2 temporadas, siendo la 2ª opción del jugador, todo parece indicar que buscará ganar el anillo y una vez lo logre marchará en busca de un reto menos imperativo (coincidiendo además con la salida a la agencia libre de Russell Westbrook).

Este fichaje supone un impacto de dimensiones estratosféricas, un equipo que ya de por sí ha resultado demoledor con ese record histórico de 73-9, batiendo todas las marcas habidas y por haber en anotación y triples; me cuesta creer que este año vayan a repetir el hito, seguramente sobrepasen los 65 triunfos, pero ya han aprendido que no les conviene correr demasiado, y en lo que Durantula se adapta a la ‘Splash Family’… eso si, favoritos al título des del primer día. En cuanto a la plantilla, en las recientes horas se han anunciado dos salidas con destino a Dallas, la de Harrison Barnes por 4 años y 94 millones, y el traspaso del ‘aussie’ Andrew Bogut para dejar espacio salarial. Hecho que a su vez han aprovechado para fichar por una temporada y 2.9 millones al pívot Zaza Pachulia.

Siguiendo con esto y a falta de notícias sobre la renovación de Nowitzki, los Dallas Mavericks han empezado a mover ficha cerrando las renovaciones de Deron Williams1 temporada a razón de 10 millones, y el Ala-Pívot canadiense Dwight Powell, que se embolsará 37 millones en 4 años (el último opción del jugador). Además en las últimas horas se han hecho con los servicios de Seth Curry por 2 años y 6 millones a percibir.

No obstante, pocas horas después los Spurs llevaron a cabo una jugada maestra que también vuelve a ponerles en órbita pese al repentino cambio gravitatorio. Las notícias apuntaban a que Pau Gasol terminaría jugando en Oakland o Texas, tenía otras (y buenas) ofertas pero la prioridad era ser competitivo en la recta final de su carrera, y desde luego no ha podido elegir mejor, 30 millones por dos años. Había ganas de ver a Pau en San Antonio, se rodea de un grupo ganador, con un estilo muy europeizado y en el que los minutos se suministran de forma inteligente, ideal para un jugador de 35 años; eso a nivel personal, a nivel deportivo es otro canastón, un salto de calidad necesario e inmediato que vuelve a poner el asterisco en la herradura ‘Que nadie se olvide de los Spurs’. Todo apunta a una salida de Boris Diaw, aunque se ha especulado con una posible retirada de Tim Duncan, veremos.

En cuanto al resto de movimientos destacar los siguientes:

Seguimos sin novedades respecto a Dwayne Wade, aunque sabemos que tiene una oferta de renovación por parte de los Heat sobre la mesa, esta sería de 40 millones y 2 años.

La vuelta a la Costa Este el base Rajon Rondo, que firma con Chicago Bulls por 2 temporadas y 28 millones, excelente distribuidor de balones para un equipo desbocado en ataque, aunque dudo mucho que ello les valga para meterse en Playoffs a día de hoy.

El pívot jamaicano Roy Hibbert recala en Charlotte Hornets por un año a cambio de 5 millones.

Todo apunta a una posible vuelta de Lance Stephenson a Indiana, se están discutiendo los términos del acuerdo pero según parece podría hacerse oficial a lo largo del día.

La disciplina (nunca mejor dicho) de Sacramento Kings incorpora a sus filas a Matt Barnes por 2 temporadas y 12 millones, miedito me da ese tio en el mismo vestuario que DeMarcus Cousins.

Renueva Jamal Crawford con los Clippers. Los rumores lo situaban fuera de California, pero finalmente ha decidido quedarse por 42 millones y 3 temporadas, nos alegramos por ello.

Allen Crabbe firmará por 4 temporadas y 70 millones con los Brooklyn Nets después de que los Blazers hayan decidido no igualar la oferta.

Y finalmente terminamos con mis amados New York Knicks, que siguen haciendo los deberes con excelente caligrafía: llega Brandon Jennings por un año a cambio de 5 millones, y renueva una pieza defensiva clave como Lance Thomas por 4 temporadas a razón de 27 millones.

Golpe de autoridad de los Thunder y golpe bajo de Draymond Green

Por 41 puntos. Fue la cifra por la que llegaron a perder los Golden State Warriors, que acabaron cayendo ante los Oklahoma City Thunder por un no menos doloroso 105-133 definitivo. Más que el resultado, lo que hirió a los vigentes campeones fue la imagen en la derrota, que les deja fastidiados y 1-2 abajo en las finales de la conferencia Oeste.

Por si alguien aún tenía dudas sobre sus méritos, los Thunder se inventaron la tormenta perfecta ante los de la bahía y cerraron en el encuentro a mediados del tercer cuarto. En 36 minutos, Oklahoma emuló el día a día de los Warriors y se fue hasta los 117 puntos. Por entonces, al entrar en el último período, Golden State ya estaba pensando en los minutos de la basura (80-117).

Kevin Durant (33 puntos y 8 rebotes) y Russell Westbrook (30 puntos, 8 rebotes y 12 asistencias) volvieron a propulsar el juego de los Thunder en casa. Su superioridad contagió al resto del equipo, que demostró que de momento es OKC quien lleva la iniciativa en el juego interior: Serge Ibaka (14 puntos y 8 rebotes), Enes Kanter y Steven Adams dejaron desnuda la artillería pesada del rival.

La derrota fue un jarro de agua fría para los de Steve Kerr, que no encontró respuestas ni en la pizarra ni en el banquillo. Más allá de Stephen Curry, autor de 24 puntos y solo tres triples de once intentos, y Klay Thompson (18), los Warriors se encontraron en un páramo en el Chesapeake Arena.

Draymond Green mostró su cara más oscura y, además de quedarse en seis puntos y un 1-9 en tiros de campo, propinó una patada en las partes bajas a Steven Adams, que le está haciendo la vida imposible en ambos lados de la cancha.

El polémico golpe se saldó con una flagrante del tipo 1, pero ilustra muy bien la noche de frustraciones de unos Warriors más terrenales que nunca. La derrota fue meridiana, pero todavía queda mucho pan que cortar en la eliminatoria.

La imagen

El dato

Los Golden State Warriors han estado 2-1 abajo en unas series de playoffs en tres ocasiones las últimas dos temporadas: en todos los casos ganaron tres partidos consecutivos para cerrar la eliminatoria. Según la ESPN, hay otra lectura positiva de la dura derrota para el equipo del MVP de la NBA:

La cita

«Estoy seguro de que quiere tener hijos algún día. No estoy intentando acabar con eso encima de la pista», se justificó Draymond Green tras su polémico golpe bajo a las partes delicadas de Steven Adams, el segundo que le propina al pívot de Oklahoma en esta eliminatoria. «Lo que pienso, honestamente, es que fue intencionado, ya van dos en los dos últimos partidos», defendió Russell Westbrook.

El Top 5

Los Warriors recuperan sensaciones y empatan la final del Oeste

Los Golden State Warriors no se dejaron sorprender en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste, y superaron por un cómodo 91-118 a unos Oklahoma City Thunder que le aguantaron hasta el descanso al equipo dirigido por Steve Kerr. El parcial de 42-61 favorable a los de San Francisco en la segunda mitad, son la clara muestra de que los vigentes campeones de la NBA subieron la intensidad, tras el 49-57 con el que se llegó al entretiempo.

Tras la derrota en el primer partido, que les supone perder el factor cancha, los Warriors, liderados una noche más por Stephen Curry, salieron con la obligación de empatar la serie, ya que un 0-2 hubiera sido muy complicado de levantar. El base de Akron se fue hasta los 28 puntos, con cinco triples convertidos, y de nuevo en modo imparable para sus oponentes. Fue una noche en la que Curry estuvo bien acompañado por sus compañeros en anotación, ya que hasta otros seis jugadores llegaron a los dobles dígitos.

Por su parte, en los Oklahoma City Thunder, Kevin Durant (29 puntos) y Russell Westbrook (16), volvieron a ser los mejores, pero estuvieron demasiado solos en ataque. Serge Ibaka se quedó en tres puntos, mientras que Steven Adams (9) o Dion Waiters (8) estuvieron algo discretos.

Tras una gran igualdad exhibida en la primera mitad, el tercer cuarto supuso la ruptura del partido por parte de los Warriors, que ya pusieron la directa y dejaron el partido encarrilado. En el último cuarto, momento para los actores secundarios que permitieron liberar de minutos a la rotación inicial.

La imagen

El dato

Tras perder en el primer partido ante los Oklahoma City Thunder, los Golden State Warriors se rehicieron y lograron ganar en el partido siguiente. Esta situación se ha dado en todas las derrotas que ha sufrido el equipo a lo largo de la temporada. En otras palabras, los Warriors no saben lo que es perder dos partidos consecutivos. Tras derrota, el dato de victorias es de 12-0.

La cita

«Hemos respondido durante todo el año, ya sea después de duras derrotas o de victorias ajustadas. Volveremos a jugar con muchas ganas el próximo partido, es algo que hacemos todos los de este equipo», explicó Klay Thompson tras acabar el partido. El escolta anotó 15 puntos y repartió cuatro asistencias.

El Top 5

Los Thunder asaltan el bastión de los Warriors

Los Oklahoma City Thunder no se van a conformar con ganar a los San Antonio Spurs. El equipo de Russell Westbrook y Kevin Durant asaltó ayer el Oracle Arena de los Golden State Warriors para asestar un duro golpe a los teóricos favoritos y vencer el primer partido de las Finales de conferencia Oeste por 108-102.

El equipo de la bahía parecía tenerlo todo bajo control en una primera mitad muy habitual para ellos: 13 arriba al descanso (47-60) —y 14 de máxima diferencia en el marcador— y el MVP Stephen Curry (26 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias) haciendo de las suyas. Las travesuras del base local contrastaron con los problemas de su par, Westbrook, para sumar en los compases iniciales.

Kevin Durant (26 puntos, 10 rebotes) tiró del carro en los minutos iniciales ante el despliegue colectivo del rival, que se sacó triples increíbles y contraataques demoledores para liderar al fin del primera cuatro por un cómodo 21-27. El astro de los Thunder acabó con 26 puntos, pero no fue él quién centró los focos en el segundo tiempo, cuando los de Oklahoma remontaron contra todo pronóstico.

En gran parte fue gracias a la recuperación de Russell Westbrook, autor de 27 puntos, 6 rebotes y 12 asistencias, que empezó desentonado con nueve fallos sobre diez intentos de canasta. En el tercer cuarto, el eléctrico base de OKC aceleró y encontró la canasta para sumar 19 de los 38 puntos de su equipo en el período, que acabó con el margen de los locales en el casillero.

En el último cuarto, el ritmo de partido encalló, Curry anotó una sola canasta y los Thunder supieron frenar el ímpetu de unos Warriors sin respuesta al buen juego de los de Billy Donovan. Los pívot de OKC domaron a sus pares y acabaron completando el machazo de los suyos en el Oracle: Steven Adams sumó 16 puntos y 12 rebotes mientras que el hispanocongoleño Serge Ibaka añadió 11 puntos y 11 rebotes.

Es la primera vez que Draymond Green y Klay Thompson suman más de veinte puntos y caen los Warriors esta temporada. Los Thunder están dispuestos a dar otra campanada, y han demostrado que pueden hacerlo.

La imagen

El dato

Los Warriors no habían perdido en casa en estos playoffs, y los Thunder encadenan tres victorias consecutivas a domicilio ante los Spurs y los de la bahía. Durante la temporada, San Antonio y Golden State habían sellado un récord combinado de 79-3 en casa.

La cita

«Hemos perdido algo nuestro carácter, es algo de lo que vamos a aprender a partir de ahora«, explicó Stephen Curry tras el encuentro. «No te sientes bien tras perder el primer partido de la serie, especialmente en casa. Es divertido tener la oportunidad de volver a casa para demostrar de que pasta estamos hechos».

El Top 5