LeBron James reina en una noche de lesiones

Mucho se está hablando del excelente arranque de los vigentes campeones, unos Golden State Warriors que siguen invictos con un récord de 8-0 gracias a las maravillas de un Stephen Curry jordanesco y una labor de equipo envidiable. La efectividad de los californianos está eclipsando el buen arranque de sus más inmediatos perseguidores, quiénes ya les retaron en las pasadas finales. Los Cleveland Cavaliers vencieron la pasada madrugada por 114-118 a los Utah Jazz, en una nueva exhibición de poderío de LeBron James.

El mejor jugador del momento (para muchos, no entraremos en debates) ha empezado el año por todo lo alto a pesar de sufrir sus recurrentes problemas de espalda. LeBron está promediando 25,3 puntos, 6,6 rebotes y 6,6 asistencias para arrancar el curso, y aunque no son sus números de antaño, siguen siendo una barbaridad y, lo más importante, el factor diferencial que marca el registro de 7 victorias por una derrota que lucen a día de hoy los Cavs, el mejor equipo de la conferencia Este. Se trata, además, del mejor inicio del equipo de Ohio desde la temporada 1988.

Ayer, el jugador de Akron lideró a los suyos a la remontada ante los Jazz en el último cuarto con 17 de sus 31 puntos totales en el choque. El astro añadió 7 rebotes, 8 asistencias y 2 robos de balón a su exhibición y brindó el triunfo a los suyos, que parecen dispuestos a repetir los éxitos del último curso para intentar arrebatar el anillo a los Warriors. De momento, nada ha cambiado en el panorama NBA: los Warriors mandan en el Oeste y los Cavs les siguen a la estela desde el Este.

Ricky

Una madrugada de contratiempos físicos

La jornada nos dejó un mal sabor de boca por las lesiones de Kevin Durant, que se retiró en la segunda mitad de su retorno a Washington debido a unos problemas en los isquiotibiales de su pierna izquierda, que el mismo jugador se encargó de rebajar a unas molestias sin demasiada importancia. Los Oklahoma City Thunder ganaron a los Wizards por 125-101 gracias a los 22 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias de Russell Westbrook, acompañado ayer por los 23 tantos del hispano-congoleño Serge Ibaka.

Otro que se quedó sin minutos fue Ricky Rubio, que no jugó por unas molestias en su rodilla izquierda y vio como los Minnesota Timberwolves perdían por 104-95 en el Target Center, donde no han ganado todavía esta temporada (4-3). A pesar de la derrota, Karl-Anthony Towns volvió a brillar con 19 puntos y 13 rebotes, la mejor noticia del arranque de año para unos Wolves que quieren seguir mejorando en honor a su entrenador fallecido Flip Saunders. Ayer tampoco contaron, también por problemas físicos, con Andrew Wiggins, unos de sus referentes.

En una noche de lesiones, también cayeron Bradley Beal, Anthony Davis y Kobe Bryant, en otra jornada desastrosa para Los Angeles Lakers, capaces de protagonizar desastres como este. Los New Orleans Pelicans vencieron por 105-120 a los Dallas Mavericks, su primer triunfo del curso, pero su estrella se retiró con una lesión de cadera. José Calderón (8 puntos) ganó con los New York Knicks en la pista de los Toronto Raptors (111-109) tras una decisión polémica en que los árbitros reconocieron haber cometido un error.

LeBron James cruza los 25.000; Curry ruboriza a los Grizzlies

LeBron James se convirtió ayer en el jugador más joven en traspasar la barrera de los 25.000 puntos en la NBA. Lo hizo tras liderar con 22 puntos, 9 rebotes, 11 asistencias, 4 robos y 2 tapones la victoria de los Cleveland Cavaliers por 107-101 ante los Philadelphia 76ers. «Solo quiere decir que he jugado con muy buenos compañeros, con grandes entrenadores», declaró el rey de Ohio tras el partido. «He estado en buenos grupos y me he podido beneficiar de ello. Es algo positivo. Tengo mucho trabajo por delante pero está bien poder pararse un momento y ver lo que has conseguido».

Con 30 años y 307 días, la estrella de los Cavs superó a Kobe Bryant, que poseía la marca con 31 años y 351 días. LeBron es el sexto jugador en activo que supera los 25.000 y el vigésimo de toda la historia. Palabras mayores y otra gesta que enmarcar en su futuro legado.

Y hablando de líderes, no se queda corto Stephen Curry, que con 30 puntos guió una vez más a los Golden State Warriors hacia un triunfo de prestigio. Las víctimas fueron los Memphis Grizzlies, que cayeron apabullados por  69-119 en Oakland. La paliza de 50 puntos selló otro récord en la madrugada, ya que el diferencial total de 100 puntos que han sacado los vigentes campeones al resto de rivales es el mayor en los primeros cuatro partidos de liga, una cifra que supera los 99 que sacaron los Boston Celtics de 1961. Además, la derrota es la más abultada en la historia de la franquicia de Tennessee.

Steph-Curry-Memphis-GSWMarc Gasol fue el mejor en Memphis, aunque con poco consuelo, al anotar 13 puntos, capturar 9 rebotes y repartir 3 asistencias. Fue una mala noche para los españoles, ya que cayeron también Serge Ibaka (12 puntos y 14 rebotes), José Calderón (6 puntos y 2 asistencias) y Ricky Rubio (12 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias) en la primera derrota de la temporada para los Minnesota Timberwolves, que cayeron por 106-101 ante los Portland Trail Blazers, liderados por los 34 puntos y 7 asistencias de Damian Lillard.

Los New York Knicks cayeron en el Madison ante unos San Antonio Spurs claramente superiores por 94-84. Los texanos mostraron su mejor versión coral, con cuatro jugadores por encima de los 16 puntos (Parker, Leonard, Duncan y Aldridge). Finalmente, los Oklahoma City Thunder también perdieron ante los Houston Rockets de su excompañero James Harden, que se exhibió con 37 puntos para doblegar a sus rivales por 105-110.

Más NBA: Clippers, 102; Phoenix, 96 (Griffin 22 y Chandler 14). Brooklyn, 96; Milwaukee, 103 (Lopez 18 y Monroe 23)

Los San Antonio Spurs y el mejor ‘Big Three’ de la historia

Ayer fue una buena oportunidad para ver a los San Antonio Spurs gracias a la jornada dominical de la NBA, que en España nos deja algunos partidos en prime time. Los hombres de Gregg Popovich se midieron en un choque muy convencional a unos Boston Celtics que siguen en su travesía por el desierto sin superestrellas ni aspiraciones reales al anillo. Aún así hubo partido y la cosa terminó en victoria por 95-87 para los visitantes en el TD Garden.

En El Álamo vuelve a estar de enhorabuena, ya que con la llegada de LaMarcus Aldridge ha añadido una pieza más a su puzzle de All-Star y, sin duda, son de los más serios aspirantes al campeonato. Por eso, los 24 puntos, 14 rebotes y 5 asistencias de la ex-estrella de los Blazers, son muy buen augurio. En su tercer choque oficial, el ala-pívot despegó y lideró a su nuevo equipo, que además cuenta con un seguro de vida llamado Big Three.

Trío-Spurs

En Boston, los tres mosqueteros de San Antonio alcanzaron las 541 victorias juntos, una cifra que les sitúa por encima de cualquier otro trío de ases en la liga. Tony Parker, Tim Duncan y Manu Ginóbili, no hacen falta presentaciones ni elogios para recordar de lo que son capaces. Recuerdo que quizás ya van tres o cuatro años que les retiramos anualmente en nuestra previas, siempre con el mismo resultado: estamos mintiendo ante unos tipos que parecen eternos y que ayer rebasaron los 540 triunfos del trío histórico del rival: Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish.

El diésel no se agota para Duncan. Como buen Big Three, la combinación es lo que cuenta. Ayer fue Ginóbili quién acompañó a Aldridge con 13 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias. Otro día será Parker y otro el de las Islas Vírgenes… hasta que lleguen los playoffs y el recital colectivo se convierta en pan de cada día. Y hemos hablado de cuatro jugadores, pero nos queda un MVP de las finales como Kawhi Leonard, un tipo que parece hacerlo todo bien y todo fácil, como ayer ejecutando con dos tiros al límite a un rival atrevido. El angelito de las manos gigantes sumó 19 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias, 2 robos de balón y un tapón.

Por si alguien no está convencido, quedan los excelentes complementos de Gregg Popovich: Danny Green, Boris Diaw, Patty Mills, el bienvenido David West… Mucha pólvora y un anillo (más) en el horizonte.

En el resto de la jornada cabe destacar las victorias españolas de los Chicago Bulls, que doblegaron a los Orlando Magic por 87-92 con 16 puntos para Pau Gasol y Nikola Mirotic, y de los Oklahoma City Thunder, que arrollaron a los Denver Nuggets por 93-117 con exhibición de Serge Ibaka. El pívot se lució con 18 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 5 tapones en otra actuación coral junto a su Big Three: 25 para Durant y 15 para Westbrook.

Más NBA: Charlotte, 92; Atlanta, 94 (Walker 17 y Bazemore 20). Boston, 87; San Antonio, 95 (Bradley 18 y Aldridge 24). Miami, 109; Houston, 89 (Whiteside 25 y Thornton 21). Toronto, 106; Milwaukee, 87 (Lowry 15 y Antetokounmpo 20).

Marc Gasol quita el polvo a los Grizzlies

Después de caer ante los Cleveland Cavaliers en el primer partido de la temporada, los Memphis Grizzlies viajaron con ganas de reivindicarse ante los Indiana Pacers. Lo consiguieron no sin sufrir altibajos, aunque acabando con un último cuarto excelente para vencer cómodamente por 112-103. Gran parte del éxito recayó en manos de Marc Gasol, que en el período definitivo se echó al equipo a sus espaldas y lideró con ocho de sus 20 puntos totales un parcial de 39-28 favorable a los suyos.

El pívot español señaló después del encuentro que los osos, un año más, necesitan defender para lograr activar su mejor versión. «Los últimos cinco minutos jugamos bastante bien. En defensa fuimos mucho más agresivos. Cuando nuestra defensa está enchufada, las cosas nos salen mucho mejor arriba», declaró el mediano de los Gasol, que también sumó 8 rebotes, 3 asistencias y un tapón.

Zach Randolph, de los Grizzlies de Memphis, recibe una falta de Lavoy Allen, alero de los Pacers de Indiana, en el partido del viernes 31 de octubre de 2014 (AP Foto/AJ Mast)

Los Pacers arrancaron fatal, pero se recuperaron antes del descanso. Paul George y C.J. Miles sumaron 18 puntos, mientras que George Hill fue el máximo anotador local con 20 tantos y 4 asistencias. Memphis supo pasar sus peores momentos y se mantuvo al acecho para llegar al último período con opciones, territorio favoritos de unos Grizzlies que saben afilar los colmillos a última hora.

Más allá del sprint de Marc en la recta final, el esfuerzo de los de David Joerger fue muy equilibrado, con siete jugadores por encima de los dobles dígitos. Hasta Jeff Green, con dos triples postreros y 12 puntos, reivindicó sus capacidades ayer en el primer triunfo de Memphis.

En el resto de la jornada, los Atlanta Hawks también se recuperaron de su mal inicio y ganaron a los New York Knicks por 112-101 con poco impacto de José Calderón (2 puntos en 18 minutos). Los Angeles Clippers cerraron la jornada con un triunfo ante los Dallas Mavericks por 88-104, pique entre DeAndre Jordan y Dirk Nowitzki incluido.

Ricky Rubio brilla en el primer atracón de NBA

En total fueron 14 partidos, 28 equipos cara a cara en la segunda noche de estreno de la NBA. Un atracón de baloncesto en toda regla, con algunos aficionados sin saber muy bien qué partido ver y cómo verlo sin apartar la vista hasta el siguiente. Entre el océano y los encuentros a la deriva, fue Ricky Rubio quién más brilló en su Opening Night, en el partido que cerró la jornada y que enfrentó a los Minnesota Timberwolves y a Los Angeles Lakers. Con la emoción a flor de piel, y en homenaje a su entrenador fallecido, Flip Saunders, los Wolves lograron un sufrido triunfo por 112-111 en el Staples Center.

Rubio lideró a los suyos con 28 puntos y 14 asistencias en una noche de récord para él, ya que logró la mejor anotación de su carrera. La exhibición de Ricky estuvo acompañada por Kevin Martin (23 puntos) y el buen hacer del rookie Karl Anthony-Towns, autor de 14 puntos y 12 rebotes. Kevin Garnett y Kobe Bryant, que regresó a las canchas con 24 puntos, iniciaron ayer su vigésima campaña en la NBA, una cifra que nadie más ha alcanzado en la historia.

Kobe-Flip

En su segundo partidos, los Chicago Bulls mantuvieron sus buenas sensaciones y añadieron a ellas a un Pau Gasol que volvió a percutir en ataque con 16 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias. Nikola Mirotic repitió como titular y siguió en su buena línea con 18 puntos y 9 rebotes en el triunfo de los suyos por 115-100 ante los Brooklyn Nets.  Menos protagonismo tuvieron Serge Ibaka (10 puntos) y José Manuel Calderón (3)  en las victorias de los Oklahoma City Thunder y los New York Knicks.

Con la dúpla Westbrook-Durant de regreso, los Thunder se cargaron a los San Antonio Spurs por 106-112 en un magnífico partido. El base local aportó 33 puntos y 10 asistencias mientras que KD acabó con 22 puntos y 6 rebotes. En el bando texano, Kawhi Leonard sumó 32 tantos y 8 rebotes y estuvo demasiado solo. Los Knicks, por su parte, doblegaron a los Milwaukee Bucks por 122-97. Kristaps Porzingis debutó con 16 puntos y 5 rebotes en Nueva York.

Una de las derrotas más sonadas de la jornada fue para Marc Gasol y los Memphis Grizzlies, que recibieron a unos Cleveland Cavaliers espoleados tras caer en la pasada jornada. Kevin Love lideró con 17 puntos y 13 rebotes el holgado triunfo por 106-76 a domicilio, mientras que el mediano de los Gasol se tuvo que conformar con 12 puntos y 5 rebotes aún siendo el mejor de los suyos.

Como apunte final, Mario Hezonja sumó 11 puntos en 25 minutos de juego en su debut NBA.


Más NBA:

Orlando, 87; Washington, 88 (Oladipo 17 y Beal 24). Boston, 112;Philadelphia, 95 (Isaiah Thomas 27 y Okafor 26). Detroit, 92; Utah, 87 (Drummond 18 y Favors 26). Miami, 104; Charlotte 94 (Bosh 21 y Walker 19). Toronto, 106; Indiana, 99 (Valanciunas 21 y George 17). Houston, 85;Denver, 102 (Harden 22 y Gallinari 23). Portland, 112; Nueva Orleans, 94 (McCollum 37 y Davis 25). Phoenix, 95; Dallas, 111 (Knight 15 y Felton 18). Sacramento, 78; Clippers, 111 (Cousins 32 y Griffin 33).

Finales NBA: Curry contesta la exhibición de LeBron y se acerca al anillo

Stephen Curry está de vuelta y, con la mejor versión de su MVP, los Golden State Warriors se han colocado a una sola victoria del deseado anillo de la NBA, después de escapar de los Cleveland Cavaliers y LeBron James con una victoria por 104-91 que pone el 3-2 en las Finales NBA. El recital del base, que enchufó 17 de sus 37 puntos totales en el último cuarto, confirmó que a los Cavs les faltan recursos colectivos y gasolina para su astro, omnipresente y agotado a partes iguales en el tramo definitivo del encuentro.

A pesar de contar una vez más con un LeBron titánico, autor de 40 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias, el huracán liderado por Curry y Iguodala arrasó con la moral del conjunto de David Blatt, que incluso bajo los brazos cuando restaba minuto y medio para la conclusión. La sentencia definitiva llegó entonces con otro triple estratosférico del MVP, el séptimo de la noche en su cuenta particular. Completó su excelente actuación con una serie de 13 de 23 en tiros de campo acompañada de 7 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón, la respuesta perfecta a la también brillante exhibición de su máximo rival.

[La crónica completa en Mundo Deportivo]